Mensaje de Alabanza y Adoración para la Juventud Guanacasteca

 

Nury Espinoza de Luciano

Guanacaste, Costa Rica

Setiembre, 2009.

 ALABANZA 

SALMO 96

1! Canten al Señor un cántico nuevo, 2 Cante al Señor toda la tierra! Canten al Señor, bendigan su nombre, Su salvación anuncien día a día. 3 Canten su gloria a las naciones Y a todos los pueblos sus maravillas.  4 Porque el Señor es grande y muy digno de alabanza, más temible que todos los dioses.

5 Pues son nada esos dioses de los pueblos, más el Señor es quien hizo los cielos. 6 Honor y Majestad van precediéndole, Y en su santuario están Fuerza y Esplendor.

7 Ríndanle al Señor  tribus y pueblos, ríndanle al Señor gloria y poder.

8Ríndanle al Señor la gloria de su nombre. Traigan la ofrenda y entren en su templo. 9 Adoren al Señor en su atrio sagrado, Tiemblen ante él, pueblos de toda la tierra.

10 “El Señor reina”, anuncien a los pueblos, Él fijo el universo inamovible, Él juzgará a los pueblos con justicia.

11¡Gozo en los cielos, júbilo en la tierra,  bramido del mar y del mundo marino! 12 Muestren su júbilo el campo y todos sus frutos, lancen vivas los árboles del bosque

13 delante del Señor, porque ya viene, porque ya viene a juzgar a toda la tierra. Al mundo con justicia juzgará, y a los pueblos, según su verdad.

SALMO 98

1Entonen al Señor  un canto  nuevo, pues ha hecho maravillas, la salvación provino de su diestra, de su brazo de santidad.  2El Señor  dio a conocer su salvación, hizo  ver a los paganos su justicia, 3 se acordó  de su amor  y fidelidad a favor de la casa de Israel. Todos, hasta los confines  del mundo, han visto la salvación  de nuestro Dios. 

4¡Aclamen al Señor, toda la tierra, estallen en gritos de alegría! 5 ¡Canten  con la citara al Señor  con la citara  al son de la salmodia, al son de la trompeta y del cuerno aclamen  el paso  del Rey, el Señor! 7 Rujan el mar y todo lo que contiene, el mundo  y todos  los que lo habitan!

8 Aplauda  los ríos y los montes  griten de alegría  delante del Señor, porque ya viene, porque ya viene a juzgar la tierra. Juzgará al mundo con justicia y a los pueblos según su derecho.   

Acción de Gracias

¡Entren por sus puertas dando gracias, en sus atrios canten su alabanza. Denle gracias y bendigan su nombre!  Salmo 100:4

La palabra Towmad en hebreo significa acción de gracias. Muchas veces esta palabra traducida al español  se define como alabanza.  En el diccionario se encuentran las dos definiciones además de una tercera que es confesión.  Es decir Towmad significa alabanza, acción de gracias y confesión. El salmo 50.14 canta “Dale gracias a Dios con sacrificios, y cumple tus mandatos al altísimo”

Salmo 100.1-2 dice: ¡Aclame al Señor  la tierra entera, sirvan al Señor con alegría, lleguen a Él con cánticos de gozo! Este salmo Nos da la pauta de cómo es el proceso de entrar al Lugar Santísimo de la presencia del Señor.  Nos enseña que para poder entrar hasta donde se encuentra el Señor, para poder establecer una comunicación con el antes que nada debo darle gracias.  Esa es la puerta que lleva hasta su presencia.  El nivel de mi agradecimiento está directamente relacionado con mi nivel de espiritualidad.  Según Marcos Witt el agradecimiento en la vida de uno determina mucho su estado de ánimo.  Cuando una persona  es malagradecida, no vive en armonía con nadie mucho menos con Dios.  La gratitud es algo primordial para llegar a ser un verdadero adorador.  Como dice Santiago es imposible que de un mismo manantial manen aguas dulces y amargas a la vez.  Si vamos a rendirle verdadera adoración honor y gloria al Señor o sea aguas dulces, cada vez que somos malagradecidos traemos esa amargura a nuestra adoración.

Ver Anécdota del carro: Apendice

La Ingratitud es otro sinónimo de mal agradecimiento. Si  analizamos esta palabra  significa no-grato o sea que no da las gracias. Pablo en su segunda carta a Timoteo3.1, 2  incluye la ingratitud como característica de los últimos días en cuando vendrán momentos peligrosos en los que los hombres entre muchas otras cosas malas se volverán ingratos.  Definitivamente estamos viviendo esos tiempos.  Creemos que nos merecemos todo, no estamos contentos con lo que tenemos y siempre queremos más.  Según el diccionario Larousse la palabra ingratitud  es descrita como: “Desagradecimiento; olvido  de los beneficios recibidos”  Cuanto olvidamos los beneficios que el Señor nos da en su amor, su misericordia el simple hecho de abrir nuestros ojos cada mañana es voluntad del Señor.

“No olvides ninguno de sus beneficios” Salmo 103.2 

David reconoce que el agradecimiento es un ingrediente importante en la vida de un adorador. El momento determinante en nuestra vida espiritual es cuando podemos reconocer a conciencia de que de Dios proviene toda dadiva buena y todo don perfecto “Son las cosas buenas y los dones perfectos los que proceden de lo alto y descienden del Padre que es Luz…” Sant.1:17 Por tanto, podemos estar contentos, satisfechos, agradecidos y viviendo un estilo de vida que muestre nuestra gratitud. Esto trae una dimensión de paz que ninguna otra cosa puede traer.

Anécdota del carro.

En el antiguo testamento casi todas las ofrendas  y sacrificios contienen un elemento de acción de gracias. El hecho de ofrecer sacrificios no era solamente en obediencia a sus mandatos sino también en agradecimiento al Dios grande y poderoso que les permitía seguir con vida para poder acercarse a Él.  El diccionario dice que sacrificio significa “esfuerzo  hecho  o pena sufrida voluntariamente  en expiación  de una falta” también “Privación que sufre o se impone una persona” Las dos definiciones incluyen el elemento  “voluntario”, algo que se da o se hace por iniciativa propia, algo que decidimos hacer o imponer a nosotros mismos.  Una acción de voluntad.  Muchas persona agradecen solo cuando lo sienten, cuando han recibido algo que deseaban (eso si son conscientes de que todo viene de Dios) pero el concepto de “sacrificio” amplia un poco el entendimiento en que algunas veces no “sentiremos” ser agradecidos, pero debemos dar gracias como ofrenda para mostrar nuestro agradecimiento al Señor.  

Otra palabra griega  es ainesi que quiere decir aparte de alabanza, acción de gracias.  Podemos concluir que acción de gracias y la alabanza van de la mano y se deben ofrecer como sacrificio: “esfuerzo hecho voluntariamente”.

Como parte de nuestra búsqueda de ser adoradores deberíamos conscientemente tratar de alcanzar este nivel de espiritualidad y vivir siempre en constante acción de gracias. No solo cuando las cosas andan bien.  Es difícil entender cuando no todo anda de la manera que deseamos. Aún en estos momentos hay que dar gracias por todo. 

Tesalonicenses 5:18 dice “den gracias a Dios en toda ocasión; esta es, por voluntad  de Dios, su vocación de cristianos.” 

Pablo además de decirnos que es la voluntad de Dios va un poco más allá y nos dice que es nuestra vocación como cristianos.  Hay muchas personas que oran pidiendo a Dios que les muestre cual es su propósito de servir, que cual es su voluntad en sus vidas. Esta es la respuesta.  Si queremos someternos a la voluntad de Dios hemos de dar gracias por todo hasta cuando no lo sentimos.

¿Cómo dar gracias aun en los momentos malos?

Muerte de Lázaro Juan 11.1

El Señor no solo acudió al llamado de María y Marta sino que ni siquiera deja saber cuándo va a llegar. Solo dice esta enfermedad es “para la gloria de Dios”.  El sabe tomar todas las cosas y tornarlas en enseñanza en nuestra vida.  Si tan solo pudiéramos confiar  en Él y descansar en El sabiendo que El tiene todo bajo control.  El Señor llora al llegar y encontrarse con el reclamo de María y Marta. (Lc 10:38) Hasta el fin le  dice a Marta “¿No te he dicho que si crees veras la gloria?”  Casi todos podemos escucharle decir: “deja de dudar y cree” o cabe duda de que el Señor se entristece cuando usted y yo no sabemos tener un corazón confiado en Su voluntad. Cuántas veces hemos actuado nosotros de la misma manera.  Cuantas veces le hemos reclamado al Señor “¿Señor por qué a mí, porque me has abandonado? Cuando las circunstancias de la vida no nos favorecen y todo parece estar en nuestra contra no nos detenemos a esperar en el Señor. Cuantas veces preferimos caminar el camino de la incredulidad en lugar de descansar en la seguridad en El sabiendo que en medio de todo, podemos darle gracias, seguros de que EL está obrando su perfecta voluntad. El gran milagro de la resurrección de Lázaro no hubiese sido posible si el Señor en su infinita sabiduría hubiese acudido prontamente al llamado de Marta y María. El supo cambiar este momento de angustia y no solo no acudió de inmediato sino que llego cuando ya hasta tenia días de enterrado para obrar este gran milagro.  He a aquí la mayor bofetada a la incredulidad.

Les invito a que en este momento se tomen un minuto para darle gracias a Dios no importa la circunstancia que este viviendo. No lo dejen para mañana, porque ser agradecido es algo que debe de empezar desde ahorita. Piense en todas las cosas que ha hecho el Señor por usted.  Reconozca que en su limitada mente humana no puede comprender los motivos que tenga el Señor para obrar en su vida de la manera en que lo hace.  Dele esa ofrenda, ese sacrificio de acción de gracias al Señor. Esto le permitirá comenzar un nuevo estilo de vida siendo una persona más agradecida. 

“Antes bien presenten sus peticiones a Dios y junten la acción  de gracias a la súplica” Fil 4:6 

Alabanzas de esta Sección  

Dulce Refugio

Dios cuida de Mí

Gracias Dios

Girando hacia Ti

Quiero Adorar

Al Taller del Maestro

Alabanza y Adoración

Pareciera que la alabanza y la adoración fueran la misma cosa.  Sin embargo necesitamos aprender la diferencia entre las dos.  Pongámonos a pensar un instante en el siguiente escenario: 

Un padre llega a su casa de un día de trabajo.  Abre la puerta y a su encuentro salen sus dos  hijitos pequeños que le gritan:   “! Papá, papá llegaste, bravo papi!”    Sus vocecitas inundan toda la casa y comienzan a correr por toda la casa, a tirársele a los brazos y casi no lo dejan caminar, solo por el hecho de que ha regresado.  Esta es una respuesta natural del niño que sale de adentro.  Una respuesta de admiración de amor y de regocijo.  Papá entonces los toma entre sus brazos y darles unos cuantos abrazos y besitos su tono de voz cambia y sus palabras de regocijo ahora se transforman en palabras de intimidad y amor.  Comienzan a decirle: “Papa cuanto te extrañé, eres el mejor papá del mundo, el más lindo” y toda clase de frases dulces que son lo más  preciado para un padre que ama a sus hijos. 

“De la boca de los niños y de los que maman perfeccionaste la alabanza” (Mateo 21.16)

De la misma manera, cuando llegamos a la presencia de nuestro Padre celestial, nuestra reacción natural es de regocijo, festejo y celebración porque hemos salido al encuentro de alguien que nos ama, que es para nosotros todo, pero una vez que nos hemos acercado a Él y hemos tenido el privilegio de ser tomados entre sus brazos de amor y recibir esas caricias la celebración se torna en adoración. Es tiempo en que podemos decirle todo lo que se encuentra en la profundidad de nuestro corazón y en esta etapa ya no hay necesidad de tanto ruido sino al contrario, hemos de hablar en tono suave y aprovechar la intimidad de la comunión que disfrutamos con El en ese momento.

 La alabanza es la reacción festiva ante la llegada de nuestro Señor o de la nuestra  ante El. Analicemos los siguientes versículos:

4¡Aclamen al Señor, toda la tierra, estallen en gritos de alegría! 5 ¡Canten  con la citara al Señor  con la citara  al son de la salmodia, al son de la trompeta y del cuerno aclamen  el paso  del Rey, el Señor! 7 Rujan el mar y todo lo que contiene, el mundo  y todos  los que lo habitan! Salmo 98:4,5

 1! Canten al Señor un cántico nuevo, 2 Cante al Señor toda la tierra! Canten al Señor, bendigan su nombre, Su salvación anuncien día a día. 3 Canten su gloria a las naciones Y a todos los pueblos sus maravillas.  4 Porque el Señor es grande y muy digno de alabanza, más temible que todos los dioses…Salmo 96:1-3

La palabra hebrea empleada en este pasaje ruwa (alegría)al traducirla al español significa “grito de gozo, voz gozosa, cántico” Es interesante como este salmo nos insta a acercarnos a Dios con regocijo ruidoso y festivo.  Sin embargo mucho estamos acostumbrados a observar extrema reverencia ante la presencia del Señor cuando la alabanza debería ser más parecida a una fiesta más que a un funeral. Muchos hemos crecido en la costumbre de que acercarnos a Dios con alegría es sinónimo de irreverencia, sin embargo la biblia nos enseña que  ésta es la manera de acercarnos a Él y no solo nos enseña sino que lo ordena.  Según Corrie Ten Boom: “Dios  no da sugerencias solo órdenes”

Entonces la alabanza que rendimos al Señor debería de ser fiesta.  Debería de ser más emotiva que la alegría que expresamos cuando nuestro equipo favorito de futbol mete un gol.  Solo meditemos en ese escenario.  El equipo mete un gol.  Nosotros nos levantamos, gritamos, abrazamos al que está al lado, los hombres se desinhiben, bailan, juntos, se besan y hasta lloran. Porque no devolver esta clase de alegría al Señor que metió el gol más grande al vencer a Satanás en la cruz del Calvario a través de su hijo y lo exhibió públicamente  (Colosenses 2:15)

Meditemos un poco en la parábola del Hijo Pródigo.  El padre lejos de reprocharle por haberse ido y malgastado toda su fortuna lo recibe con regocijo, lo viste, lo calza le pone un anillo en el dedo como símbolo de autoridad familiar, le mata el becerro más gordo y para cerrar con broche de oro le hace una fiesta para celebrar su regreso.  De la misma forma se alegra nuestro padre cuando regresamos a Él. Para El es una fiesta el regreso de sus hijos perdidos.  Nos recibe con la mayor alegría del mundo y como el hijo pródigo nos colma de toda clase de regalos materiales y espirituales. Esta es la respuesta del Padre a la Adoración que nosotros le entregamos.

La palabra hebrea Halal significa: “hacer brillar, presumir, celebrar, hacer mucho ruido” De esta misma raíz proviene la palabra Aleluya.  Sin preocuparse en ¿qué pensará la gente?  Debemos entrar jubilosos cuando llegamos a la presencia manifiesta del Señor, Sabiendo que en lugar de disgustarse se va a gozar en las alabanzas de su pueblo.

 

Alabanzas de esta sección

  • Mi Dios es Alegre
  • La Alegría del Señor
  • Yo te Adoro    

 La Alabanza es Guerra

“Por lo demás, fortalézcanse en el Señor con su energía y su fuerza.  Lleven con ustedes todas las armas de Dios para que puedan resistir las maniobras del diablo. Pues no nos estamos enfrentando a fuerzas humanas, sino a los poderes y autoridades que dirigen este mundo y sus fuerzas obscuras, los espíritus y fuerzas malas del mundo de arriba.  Efesios 6:10-12

Terry Law en su libro The Power of Praise and Worship (El Poder de la Alabanza y la Adoración) Explica que toda la fuerza y el alcance de los misiles  y cohetes de destrucción masiva se encuentra en una parte llamada la ojiva atómica. Si el cohete no lleva una ojiva atómica sólo va a causar un impacto a nivel regional, o sea en una  circunferencia muy reducida. Pero cuando el misil lleva una ojiva atómica entonces se convierte  en un portador  de desastre enorme, devastando ciudades enteras.  Law dice que en este caso “el cohete” o “el  misil” es la Alabanza pero que esta es solo un portador de la ojiva peligrosa que es el nombre de Jesús, la sangre del cordero y la Palabra de Dios. (Apocalipsis 12:11) Cuando unimos el misil de la alabanza  con el poder  y la fuerza que hay en el Nombre, La Sangre y la Palabra, entonces causamos un extraordinario daño al terreno del enemigo.  Pero cuando la alabanza no tiene la ojiva atómica entonces solo viene a ser música y canto común y corriente que tiene poca fuerza.  Al cantar, hablar o declarar alabanzas al Señor, estamos haciendo  saber a las fuerzas contrarias las verdades que se encuentran en la Palabra.  Estamos apuntando misiles recordándole que Jesús ya triunfó sobre él,  y que podemos gozarnos en su triunfo. Cuando Satanás escucha esta declaración de la boca de cualquier creyente estamos lanzando un misil poderoso: la declaración de la Palabra de Dios que “Jesucristo es Rey” 

Formando al Adorador

Los Levitas

“Siendo David ya anciano y lleno de días proclamó  a su hijo Salomón Rey de Israel.   Reunió a todos los jefes de de Israel, a los sacerdotes y a los levitas y se hizo el censo de los levitas de treinta años para arriba; su número, contados uno a uno, fue de treinta y ocho mil varones.  David dijo: “De éstos veinticuatro mil estarán al frente del servicio de la casa de Yavé, seis mil serán escribas y jueces y cuatro mil alabarán  a Yavé con los instrumentos que hice para su alabanza.”1Crónicas23:1-5

¿Quiénes eran los levitas?

Eran los descendientes de Leví, el tercer hijo de Jacob. Dios escogió a los levitas para el servicio del tabernáculo en el desierto y del templo [Números 3:9; 8:14; 18:6]. A los levitas se les conoce como la tribu sacerdotal.  De entre ellos, escogió Jehová Dios a Aarón y a su descendencia para que fueran los sacerdotes Éxodo 28:1-3; 30:30 y Números18. 

Los sacerdotes tenían las labores más elevadas en el ritual, tanto del tabernáculo como del templo, como lo eran los sacrificios y el ofrecimiento del incienso. Los demás Levitas estaban subordinados a los sacerdotes y tenían otras tareas 1Crónicas 9:14-34. En otras palabras, eran ellos los encargados de dirigir el servicio a Jehová Dios en todos los aspectos. Eran los ministros del Señor de aquel tiempo. Los levitas, incluyendo a los sacerdotes, ejercían su oficio en la Casa de Dios por turnos 1Crónicas 9:25; Lucas1:8, 9. A pesar de que eran los encargados de todo lo que concernía al  templo había cosas santas que no podían tocar, ni aun ver. Números 4.15;4.18-20;4.24-26 Tampoco podían poseer heredad.

Sacerdote significa: uno que sirve, que ministra. Levita significa: uno que une.

Comenzaban su tarea a los 30 años (Nm 4.3;1 cr 23.3-5), en casos 25 años (Nm8.24) y 20 (1 cr 23.24-27). A los 50 años debían dejar sus funciones (Nm 8.25)

En Judea fueron llamados a vigilar o supervisar la justa adoración en la casa de Yavé, mientras la gloria todavía permanecía allí. Vemos el rol de los Levitas como restauradores de la verdadera adoración, no sólo como supervisores del sistema de sacrificio de animales. Los Levitas GUARDARON la pureza de la adoración israelita al dirigir la adoración y rehusando tomar parte en cualquier asunto de cualquier campo o adoración pagana. Su dedicación era y es todavía el preservar, casi restaurar y sanar la verdadera adoración a Yavé esperada de todo Israel. Debido a su fidelidad hacia Moisés, a la verdadera adoración y a la santidad del Nombre de Yavé a los Levitas se le prometió el sacerdocio por la eternidad.

Todas las personas que sirven en el ritual de la Eucaristía de hoy cumplen los mismos papeles que tenían los Levitas.  Desde el monaguillo hasta el sacerdote.

Uno de los roles más importantes que cumplían los levitas era el de la alabanza a Dios.  Cada vez que el pueblo de Israel iba a la batalla los Levitas iban adelante con sus instrumentos cantando alabanzas a Yavé. Por tanto se podría decir que un adorador es un descendiente directo de la tribu de los levitas. 

¿Qué es un adorador?

Un adorador es un servidor. En nuestros tiempos modernos un adorador no solo se toma como misión personal la adoración del Señor sino que la protege la restaura, la entrega con arrojo y entusiasmo. Un adorador aprende a desarrollar la sensibilidad a la voz cantada del Señor y a escuchar lo que El tiene que cantarnos.

En la vida de de todo adorador verdadero existe la necesidad de adorar en “verdad” Juan 4.23 es decir, en total honestidad y transparencia.

Si a usted alguna vez se le paran los pelos al escuchar alguna alabanza, usted es un adorador innato, solo tiene que perfeccionar ese instinto dentro suyo. El Señor ha puesto en todos y cada uno de nosotros ese instinto para que lo desarrollemos.  El nos creo par adorarle porque eso es lo único que podemos devolverle porque todo lo que nos rodea incluyendo nosotros mismos le pertenece.

¿Cómo se forma un adorador?

En la vida de un adorador debe existir la disciplina de “ir” a la casa del Señor. De ser un inquilino permanente de esa casa.  Es indispensable que nos tomemos el tiempo y la “molestia” de buscar el rostro del Señor y hacer de esto una disciplina.  Tenemos como ejemplo a los musulmanes.  Ellos tienen la disciplina de hacer sus oraciones, de rodillas siempre mirando al Oriente tres veces al día.  Muchos de nosotros ni siquiera nos tomamos el tiempo para hacer nuestras oraciones por la mañana. Estamos tan ocupados (muchas veces trabajando para el mismo Señor que no tenemos tiempo de estar a solas con El, de desarrollar una relación continua con Dios. En Crónicas 29:9 el profeta Ezequías reconoce la importancia del santuario, la relación con Dios: “Porque nuestros padres se han revelado, han hecho lo malo ante los ojos de Jehová, y le volvieron las espaldas.  Y aún cerraron las puertas del pórtico, y apagaron  las lámparas; no quemaron  incienso, ni sacrificaron holocausto en el santuario al Dios  de Israel. Por tanto la ira de Jehová ha venido […] y los ha entregado a la turbación, a execración y a escarnio, como veis vosotros con vuestros  ojos.  Y he aquí nuestros padres han caído a espada, y nuestros hijos, nuestras hijas y mujeres fueron llevados cautivos por esto”

No tan solo reconoce la importancia del santuario, (el templo, el edificio) la relación  con Dios, el quemar incienso que representa la alabanza y adoración y todo lo que sube a Dios, sino que relaciona directamente con el descuido del templo el hecho de estar en esclavitud, escarnio y execración.  Aplicando este concepto a nuestra vida personal el templo somos nosotros mismos, nuestro espíritu. El santuario es el lugar donde habita Dios.  Hoy en día, el Nuevo Testamento  declara que Dios no habita en templos ni edificios hechos por hombres, sino en el corazón  del hombre. 1Corintios 3.16, 17

¿No es verdad que las personas que no tienen una relación continua  con Dios se encuentran en esclavitud? Cuando dejamos de dar alabanza, de ir al “secreto” (dentro del closet) con el Señor en nuestra vida se empiezan a desajustar las cosas.   Ya no nos congregamos, estamos muy ocupados  para  sacar un ratito para orar y cultivar esa intimidad con el Señor. Olvidamos que es un privilegio estar con Él.  Es importante destacar que en lo que se refiere a “venir al secreto” me refiero a la comunicación intima con el Señor.  El comentarle todos los días lo bueno y lo malo que nos sucede, pedir iluminación diaria y constantemente  ponerle en control de nuestro diario vivir.

Un adorador cuida de su corazón.  No  el órgano físico sino el corazón espiritual que es el centro de nuestra  existencia cristiana. El Nuevo Diccionario Bíblico define el significado bíblico del corazón como el carácter, la personalidad, la voluntad, y la mente.  Proverbios dice “de el mana la vida”  Sin él no podemos vivir.  Por tanto un adorador debe cuidar de su corazón espiritual para mantenerse vivo espiritualmente. Un adorador permite diariamente que el Señor tome control de todas aquellas áreas que necesitan ayuda y que sólo vamos a descubrir a través de la meditación y  búsqueda constante de querer agradarle.

En la vida de un adorador debe de existir la disciplina de “ir “a la casa del Señor.  Debemos ser consientes de que somos partes vitales del cuerpo de Cristo.  Nosotros no podemos dejar de congregarnos porque al hacerlo mutilamos ese cuerpo.  Cada uno de nosotros es parte vital de ese cuerpo. Hebreos 10.25 dice”…no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre….” Es indispensable tomar todas las oportunidades que el Señor nos brinda de ministrarnos: Reunión de grupo, Eucaristía, talleres que ofrece constantemente la iglesia etc. Así como un niño debe de ir a la escuela por muchos años para alcanzar madurez académica, un joven en la fe debe aprovechar todas estas oportunidades  que brinda la iglesia de profundización en la fe para alcanzar también madurez cristiana ya que nunca se termina de aprender y nadie jamás podrá graduarse como cristiano. 

 

Alabanzas de esta Sección

  • Yo quiero Más
  • Más que un Anhelo
  • Supe que me amabas
  • Dame tus Ojos    

¿Cristianos en apariencia o verdaderamente renovados?

Cuando una casa se va a remodelar lo primero que se hace  es derrumbar todo aquello se no sirve, todo lo que esta podrido. Todo lo que ya o va a tener ningún uso en el futuro.  De la misma  forma  lo primero  que un adorador debe hacer es permitir  que el Señor limpie todas las cosas que contaminan su alma y lo separan de su presencia.

Existe un peligro del que el adorador debe de estar a la expectativa.  Muchas personas que reciben a Cristo  (después de haber rodado por los rincones más bajos del mundo) permiten  que el Señor lidie con los problemas  obvios  de sus vidas.  Así el borrachito deja de tomar, el malhablado deja de maldecir, el abusador deja de pegarle a la mujer y a sus hijos, el o la promiscua hace el firme propósito de ser monógamo y no pecar más, en fin empezamos  a dejar la vida de perdición en que estaban sumergidos y a dejar todos aquellos defectos que se detectan fácilmente.  Permitimos que Dios nos dé una pintadita por fuera. ¿Pero qué tan efectivo o permanente es este cambio? ¿Cuánto dura?   ¿Un mes     ¿ seis?  ¿Cómo podemos mantener ese firme propósito de cambio?

El hombre o la mujer que conoce la presencia del Señor es un apersona que sabe confesar rápidamente su error y pedir misericordia.  El testarudo y el obstinado es el que dice que todo está bien y que no necesita de nadie.  El entrar a la presencia de Dios en adoración diariamente y en cada momento en que tenemos oportunidad nos hace personas sensibles, abiertas y vulnerables. Estos son los aspectos que  caracterizan a un verdadero adorador.  No son personas orgullosas, “sabelotodo” y necias.  Han permitido que su corazón haya sido moldeado por la grandeza de la majestad del Dios Todopoderoso.

“Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces  oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados y sanaré su tierra” 2Crónicas 7:14

Necesitamos reconocer nuestros pecados al entrar en su presencia para  que El nos los revele y permitir que nos limpie de esos pecados y nos sane.

El acto penitencial ofrece la oportunidad de traer ante el Señor toda eses inmundicia que contamina el alma.  Sin embargo, no es hasta en ese momento de la eucaristía en que vamos a hacer recuento  de nuestras faltas. Ya antes debe haberse hecho conciencia por medio de la meditación diaria y el auto examen de conciencia de cuáles son esas aéreas en nuestra alma en las que el Señor necesita  hacer limpieza y rectificar.  Sólo haciendo de esto una disciplina lograremos la intimidad que anhela el Señor en  un adorador.

Una vez que el corazón ha sido arreglado.  Cuando le hemos dado la llave al Señor de los cuartitos más íntimos de nuestro corazón, cuando ya  hemos pedido y recibido perdón nuestro corazón se prepara para la verdadera fiesta.  La verdadera adoración sale como resultado  de haber tenido  un encuentro con Dios.  Es una respuesta exterior de lago que ha sucedido interiormente.  Si no se han arreglado las cosas interiormente será imposible  ofrecer una adoración  pura  y limpia delante del Señor.  Puede ser una adoración fingida o aprendida pero no viene del corazón.

No permitamos que nuestro orgullo, conocimiento, experiencia, o cualquier otra cosa se interpongan para humillarnos ante Dios reconociendo que lo necesitamos cada día más  con su fuego abrazador y purificador para limpiarnos de todas las cosas que crean “inmundicia” dentro de nuestro templo.  Debemos asegurarnos de tener bien guardado nuestro corazón para que de esta manera podamos llegar a ser verdaderos adoradores. 

Problemas más comunes en la Alabanza y la Adoración 

1. No me nace

Esta frase la hemos oído y repetido muchísimas veces.  Nos sentamos en las bancas de la iglesia y nos creemos jueces de concurso de canto y como los pobres hermanos que están dirigiendo los cantos  no lo hacen con voz angelical nos sentimos en el derecho equivocado de criticar y ni siquiera tratar de apoyar los cantos seleccionados en la eucaristía.  En primer lugar al Señor  no se le da alabanza en base a lo que YO SIENTA o no sienta, sino en base al hecho eterno y la eterna verdad de que El es DIOS, DIGNO de ser adorado y alabado, siéntase usted como se sienta.  El sentimiento suyo o mío esta en segundo plano, es irrelevante. El sigue siendo digno de recibir la honra, gloria y adoración, a pesar de cualquier circunstancia, no importa nuestra situación del momento, éste  es el momento en que venimos a darle lo único que podemos entregarle desde nuestra ínfima condición humana: Gracias y Adoración.

En segundo lugar, esta mentalidad pierde el enfoque de la importancia que debe tener en nuestra vida la obediencia.  En cientos de ocasiones Su palabra  nos ordena que le alabemos y le adoremos ¿Por qué, entonces,  creemos poder reservarnos ese derecho? ¿Quién soy yo para  mezquinarle honor, honra y alabanza a mi Rey?

Alabar al Señor no tiene absolutamente nada que ver con que si nos nace o no, sino  con nuestra obligación, nuestro deber, nuestra responsabilidad y nuestra  obediencia.

2. Lo Emocional

El problema aquí es el contrario del que no le nace.  El cristiano que permite que sus emociones gobiernen su alabanza.  Son aquellas personas que en una reunión casi quieren volar de las bancas y en medio de la alabanza casi ni dejan oír los cantos porque gritan tanto que más bien distraen  a los demás.  Permiten que sus emociones gobiernen en la  alabanza y adoración.  Para eso es importante recordar que cuando usted es un adorador “espiritual” no permite que sus emociones eche a perder su experiencia con el Señor, sino que sabrá encausarlas bien, no dejando que lo lleve en al borde de la histeria en si tiempo de adoración echándolo  a  perder no solo para sí mismo sino para las personas que lo rodean.  En verdad las emociones fueron dadas por Dios para un propósito  muy especial y es verdad que todos las disfrutamos de una u otra manera, pero Dios no nos ha dado las emociones para permitirnos que gobiernen y controlen nuestra vida sino para  traerle riqueza a la misma. 

3.            Algo me Detiene

Muchas personas sienten que por  más que lo intenten no pueden llegar a ese punto de adoración.  Esto se debe a varios factores: 

a) Complejos, y mentiras

Algunos  están encarcelados en mentiras y complejos que han creído desde niños.  Muchas veces he escuchado frases hasta de los mismos sacerdotes como: “aquí  no permitimos eso” o “En esta iglesia no somos protestantes nosotros no hacemos esa clase de alborotos eso es irreverente” Esta es una de las prisiones más comunes de las costumbres religiosas.  Permiten aparentar un cierto aire de espiritualidad de tal manera que se puede engañar a los que están a nuestro alrededor, haciéndoles pensar que somos personas muy espirituales, muy seriecitas y reverentes pero en realidad estamos  haciéndolo por puro hábito por temor al ridículo, no porque haya un entendimiento de lo que hacemos y una expresión del corazón al estarlo haciendo. 

b) Temor

Otra prisión temor a hacerlo bien o hacerlo mal.  Canto bien bajito para que si me equivoco no me oigan o no se den cuenta de que fui yo.  ¿A quién le debemos honra y adoración? Al Señor o a la persona que está al lado fijándose en qué momento se nos va un gallito y son equivocamos.  ¿La alabanza es para ellos o para el Señor? A veces tememos ofender a Dios con un canto emotivo.  Que pensamiento más ridículo. En fin hay miles de temores que agobian  a la gente, impidiéndoles llegar a ser verdaderos adoradores.  Para esto hay un solo antídoto: Llenarse de la palabra de Dios, y ese amor echará fuera todo temor 1 Juan 4:18 

4.            La Muerte

“Muchas veces al salir de misa me sentí muerta espiritualmente.  Sintiendo que había entrado y salido sin ningún cambio a pesar de lo mucho que lo anhelaba…” esto es el sentir de muchos cristianos.  No hay nada más cerca que esto de la muerte espiritual.  De nuevo aquí surge el problema de que estamos acostumbrados a ir al templo oír misa, cumplir y olvidar.  Ni siquiera podemos concentrarnos en el sermón y no escuchamos lo que el Señor tiene reservado para nosotros en ese día porque hacemos todo por costumbre, sin previa preparación antes del encuentro eucarístico que solo se puede adquirir a través del cultivar la intimidad con el Señor, el auto examen de conciencia y la disciplina de “estar con el Señor diariamente” como hablamos anteriormente. 

5.            El Orgullo (Fariseísmo)

Todos batallamos con el orgullo.  El deseo interno de ser vistos, reconocidos, elogiados, alabados y cuanto  tenga que ver con gratificar la carne.  Se nos olvida que todo cuanto tenemos nos ha sido dado.  Cuando debemos recordar que la esencia misma de la adoración  es el postramiento. El reconocimiento de que“¡Yo no soy nada sin ti Señor!”.  La humillación ante El nos permite recordar  y reconocer humildemente que El es el Dios y Señor nuestro y que estamos adorándole a el o para gratificación personal.

El orgullo ha detenido a muchos de recibir todas las bendiciones que el Señor ha preparado para ellos por medio de la alabanza todo por el ¿qué dirán? De las personas que nos están viendo.  …”Mejor me quedo aquí, estático y frio e indiferente ante los mandamientos del Señor porque yo soy un apersona muy respetada y no quiero perder mi imagen por nada del mundo…”

Leamos esto: “Pues busco el favor de los hombres o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si trato de agradar a los hombres, no sería siervo de Cristo” Gálatas 1:10

A los fariseos no les gusta que se alabe al Señor y siempre están queriendo que se detenga la alabanza.  Hasta la fecha hay muchísimos más fariseos entre nosotros que adoradores valientes.  Personas que prefieren matar al Señor (porque eran los fariseos los que lo procuraban y al fin lo lograron) que permitir que se le aclame y se le alabe. Sin embargo no podemos darles importancia a los fariseos.  Ellos han estado ahí siempre y ahí van a seguir así que no les tengamos miedo.  No permita que sus opiniones o puntos de vista lo detengan de adorar al Señor con todas sus fuerzas.  ¡Usted adórele!

6.            Piloto Automático

Como humanos tenemos la tendencia de hacer las cosas por hábito y costumbre.  Muchas veces hemos cantado las mismas alabanzas tantas veces que ya lo hacemos en piloto automático, o sea por inercia, y lo que es peor, hasta estamos más interesados en el vestido que traes la hermana de la banca de adelante, cuantas hormiguitas desfilan delate de la banca. Cuantos ladrillos hay en la pared del frente o cuantos mosaicos hay desde nuestra banca hasta el altar.  El canto inicio y termino, cantamos y ni supimos que mensaje traía.  No estamos pensando en lo que estamos cantando. Muchas de estas actitudes son señales de que usted necesita renovación en su vida de adorador.  Es importante recordar que mientras alabamos y adoramos necesitamos darle a El toda nuestra atención, permitiendo que el obre en nuestras vidas por medio de la alabanza.  Asegúrese de que no haya el problema de “piloto automático”  para que pueda llegar a ser un verdadero adorador.

Drama: La Pala ver apéndice 

Conclusiones

·        Somos ángeles del ministerio de la alabanza.

·        Somos mensajeros de esperanza y fe.

·        Somos un semillero que renovará la alabanza dentro de la fe Católica.

·        Somos lámparas llenas de aceite para alumbrar la venida del Señor.

·        Somos Sal y luz en la tierra y estamos llamados a infundir la vitalidad de nuestra juventud en la nueva alabanza católica.

   Las siguientes son algunas de las reflexiones alcanzadas por los jóvenes participantes de este encuentro. 

  • Esta convivencia me ha hecho entender el verdadero significado de lo que es ser un adorador y la alabanza.  Me enseñó a valorar mayormente lo que es mi Dios Padre Todo Poderoso y agradezco a Dios y a las personas que lo hicieron posible.

Wilman Yunier Briceño Matarrita

San Juan

  • Ahora se como demostrarle a Dios como y cuanto lo amo, ahora lo sabre a labar y adorar mucho mejor…

Danny Alberto Noguera Espinoza

Lagunilla

  • …Todo lo que somos lo somos gracias a nuestro Señor y que El merece ser amado y alabado, merece más que eso, nosotros deberíamos darle gracias cada minuto que pasa…por la vida que es lo máximo…

María Fernanda Guevara Rodríguez

  • Gracias por ayudarnos a ser unos mejores cristianos.  Ojala hubiesen más personas que aceptasen  esa misión.

Jesús A. Rodríguez

Santa Cruz

  •  Esta charla me ayudó a entender que hay que alabar a Dios y que no hay circunstancia para hacerlo.  Hay que darle gracias a Dios cada día por todo lo que nos ha dado.  Aprendí que la alabanza es festiva. Hay que tener confianza en Dios porque en cada cosas que pasa nos damos cuenta de que EL está ahí acompañándonos y nos da la fuerza posible para seguir adelante.  Tener fe en El y llevarlo siempre en nuestro corazón.  Dios nos guía. 

Dayana Mariela Castillo Garro

San Juan

  •  Debo agradecer a Dios y tener una relación constante con El, porque gracias a Él soy quien soy  hoy y seré mañana.

Mario Marín

Arado

  •  ….Me gustó la enseñanza de ser un creyente agradecido por lo que Dios nos da y de los problemas que vemos en la eucaristía y como solucionarlos.

Daniel Ramos Abarca

Santa Cruz

  •  Hay que aprender  a controlar las emociones.  No importa lo que piensa la gente sino lo que piensa Dios.

Francinye

San Juan

  •  Me gustó mucho las dinámicas que realizamos, los cantos y la obra fue muy divertida.  Aprendí más a alabar a Dios nuestro padre y a poner más interés y atención a las misas y no tomarlas como un juego sino tomarlas en serio, entender el mensaje que puedo encontrar en ellas.

Carlos Estefan Acevedo D.

Lagunilla 

  • Lo que más me impresionó es que hay que darle gracias a Dios por todo lo que nos da todos los días.  Creer cada vez más  en El y para eso llegar al closet y conocerlo en el secreto para poder empezar una relación llena de fe en El.

Yeltsin Gutiérrez

Arado 

  • En lo personal la convivencia fue de mucha importancia ya que me enseñó a que uno debe alabar al Señor  desde el corazón y no nos debe importar lo que los demás piensen ya que lo importante es agradar a Dios con mis alabanzas.  Jesús dijo: “El que no me niegue tampoco será negado por mi padre “

Diana Briceño Aguilar

San Juan 

  • Para mi esta fue un alinda experiencia que me enseñó que tenemos que adorar y alabar a Dios sin importar lo que digan los demás porque lo que cuenta es sentirnos bien con Dios.  Para llegar a esto es fundamental estar en secreto con Dios.  Hablar, orar y pedirle con todo nuestro corazón que nos perdone nuestros pecados.  Siempre tenemos que adorar y alabar a Dios porque es nuestra obligación y es muy importante para cimentar nuestra fe.

Elisa Hernández Abarca

Arado 

  • Dios es nuestro camino a todo.

Gaudy Castro  R.

Arado 

  • Tenemos  que ser humildes, tener fe y darle siempre gracias al Señor por todo lo que nos da cada días no importa si es bueno p malo.  Lo importante es saber que Dios siempre está con nosotros estemos donde estemos o como estemos dar gracias a Dios por todo.  Jesucristo esta en nuestros corazones no importa quienes somos o lo que hacemos.  El nos ama.  No nos puede dar vergüenza alabarlo y glorificarlo, eso está mal porque El no ve como lo hagamos sino  nuestra voluntad, la fe y nuestro corazón abierto siempre a Dios.

María

Lagunilla 

  • Todos los días aprendemos cosas y hoy aprendí que debo confiar más en Dios y dedicarle mas tiempo.  El es el único.

Karen Balladares Espinoza

Santa Cruz 

  • La enseñanza que me deja esta charla es que hay que buscar a Dios en el closet, en cualquier lugar todo el tiempo y no solo cuando tengamos problemas.  No debe ser una aventura sino una relación intima con EL.

Manuela Rodríguez Matarrita

Arado

  • Aprendí que no tengo que temer a las opiniones de los demás  y que tengo que alabar a Dios sin miedo a hacer el ridículo.

Kevin Mora R.

Arado 

  • …Aprendí como puedo ser una adoradora y las 3 cosas para hacer lo que El espera de mí.  Yo quisiera cantar en la iglesia pero me comen los nervios y ahora con esto ya no temo.  Espero mi momento  y sé que lo disfrutaré mucho porque es algo bueno para Dios.

María de los Ángeles Galarza Mora

San Juan 

  • Me permitió conocer las cosas que le gustan a Dios.  Me ayudó a crecer en mi fe.  Además todo fue muy divertido.

Luis Alejandro Céspedes Mora

Lagunilla 

  • Tomaré muy en cuenta el relato del closet.  Esto me ayudará mucho mientras recorro el camino de la vida.  No me dejaré influenciar por lo que digan o piensen los demás ya que las cosas buenas que hago son para Dios y las hago de todo corazón.

Fiorella Peña Cabalceta

Arado 

  • Para mi esta fue una gran experiencia porque me llene del Espíritu Santo y me di cuenta de que la alabanza es festiva y que cuando alabamos al Señor no nos tiene que importar lo que digan los demás.

Miriam Díaz

San Juan 

  • Para mí esto fue divertido tal vez por ser muy espontaneo a la hora de hacer los grupos fue muy lindo porque aprendí cosas que no sabía y además  cuando cantamos me gusta la alegría. Tome la decisión de ayudar a los demás con todo lo que aprendí.

Henry Guido Espinoza

San Juan 

  • Dios es amor y nunca nos va a defraudar.  Siempre estará con nosotros y nos dará fortaleza.  Le debemos agradecimiento a El por darnos la vida.

Karina Yariela Rodríguez Hernández

Santa Cruz 

Repertorio para Charla Adoración

 

Todas las siguientes alabanzas se encuentran en los CD’s que acompañan el mensaje.

Canción                     Ocasión                     Autor                         Ubicación    

Yo quiero ser Adorador      Adorador                               Don Meon                             Directo al Espíritu/WM

Hombres de Valor              Adorador                                 Renán Carias                        Directo al Espíritu/WM

Dulce Refugio                    Acción de Gracias                                                 

Dios de Pactos                  Acción de Gracias                  Marcos Witt                         Pistas Cristianas/WM

Dios cuida de Mi              Acción de Gracias                  Danny Berrios                      Dios Cuida de Mi/WM

Cantare de tu Amor        Adorador                                    Cristian                              Canticos de Adoración/WM

 Yo quiero Mas             Formando Adoradores               Ingrid Rosario                      Canticos de Adoración/WM

Mas que un Anhelo      Formando Adoradores              Marcela Gándara                                Más que un Anhelo/IT       

Supe que me amabas  Formando Adoradores               Marcela Gándara                                Más que un Anhelo/IT

Girando hacia Ti          Ofertorio/Acción de Gracias      Marcela Gándara                                Más que un Anhelo/IT

Dame tus Ojos             Formando Adoradores               Marcela Gándara                                Más que un Anhelo/IT

Un Viaje Largo              Confianza en el Señor                 Marcela Gándara                                Más que un Anhelo/IT

Antes de Ti                    Formando Adoradores               Marcela Gándara                                Más que un Anhelo/IT       

Dios es Alegre              Alabanza y Adoración                   Aline Barros                                       Por el Poder…/WM

Sal y Luz                       Alabanza y Adoración                  Aline Barros                                      Por el Poder…/WM

La Alegría del Señor  Alabanza y Adoración                  Danny Berrios                                  Dios Cuida de Mi/WM

Yo te Adoro                Alabanza y Adoración                   Marcos Witt                                    Yo te Busco/WM

Quiero Adorar           Acción de Gracias                          René González                                 René González/WM

Gracias Dios             Acción de Gracias                          Ruta 254                                          Ruta 254/WM

Canción                     Ocasión                     Autor                         Ubicación    

Estas Conmigo             Confianza en el Señor                 Lali Torres                             Hay una Respuesta /IT

Al Taller del Maestro   Confianza en el Señor              Alex Campos                         Gotta Have Música Cristiana/IT

 

Padre Nuestro               Eucaristia                                    John Montalvan                   Gotta Have Música Cristiana/IT

I will Choose Chist        Adorador                                     Kathy Trocoli                        Sounds of Heaven/IT

That’s How Much I Love You  Confianza en el Señor    Kathy Trocoli                        Sounds of Heaven/IT

Mi Maestro                   Adorador                                       Funky                                     Gotta Have Música Cristiana/IT

Exaltemos                  Alabanza y Adoración                   Maranatha                           25 Éxitos de Alabaza/IT