Otra obediencia es el bautizarce.

Tenemos que ser bautizado en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo para obedecer a Nuestro Señor.

 

1. ¿Es el bautismo para mí?

 “... Si crees de todo corazón, bien puedes...” Hechos 8:37

 “Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados...” Hechos 2:41

Conclusión:

 El bautismo es sólo para los verdaderos hijos de Dios.

2. ¿Por qué debo bautizarme?

           A. Es un mandato de Cristo:

 “Por tanto id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándoles en el nombre del

Padre y del Hijo, y del Espíritu Santo” Mateo 28:19

           B. Cristo es nuestro ejemplo:

 “Entonces Jesús vino de Galilea a Juan al Jordán, para ser bautizado por él”

Mateo 3:13

 Conclusión:

Nos bautizamos para obedecer el mandato del Señor Jesucristo.

 3. ¿Cómo debo ser bautizado?

 El bautismo por inmersión muestra nuestra posición con Cristo en su muerte, su

sepultura y su resurrección.

           A. El bautismo es con agua:

 “Juan les respondió diciendo: Yo bautizo con agua...” Juan 1:26

            B. El bautismo es por inmersión (bajo el agua):

 “Jesús...fue bautizado por Juan en el Jordán” Marcos 1:9

 “Y luego cuando subía del agua...” Marcos 1:10

 “...Y descendieron ambos al agua...” Hechos 8:38

Conclusión:

 Solamente el bautismo por inmersión muestra la muerte, sepultura y resurrección

de Cristo

 4.  ¿Cuándo debo ser bautizado?

 Después de aceptar a Cristo como Salvador personal.

 “Pero cuando creyeron... se bautizaban hombres y mujeres” Hechos 8:12

 “Y dijo el eunuco: Aquí hay agua; ¿Qué impide que yo sea bautizado? Felipe dijo:

Si crees de todo corazón, bien puedes” Hechos 8:36-37

 "Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados, y se añadieron aquel día

como tres mil personas.” Hechos 2:41 Lea también Hechos 16:25-33

 Conclusión:

 El bautismo viene después de la salvación.

5. ¿Y qué si rehúso ser bautizado?

             A. Es desobediencia:

 “Y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado” Santiago 4:17

            B. Pierde su testimonio:

 “Si vosotros permaneceréis en mi palabra seréis verdaderamente mis discípulos”

Juan 8:31

           C. Pierde comunión con Dios:

 “Vosotros sois mis amigos si hacéis lo que yo os mando” Juan 15:14

Conclusión:

El bautismo es una orden dada por nuestro Señor Jesucristo a nosotros sus seguidores.  Es nuestro primer acto de obediencia y es nuestra señal visible de lo que ha ocurrido en nuestro interior.

 Ahora, pues, ¿por qué te detienes? Levántate y bautízate, y lava tus pecados, invocando su nombre.”  Hechos.22:16 

¿Cual es mi próximo paso?.........Prosiga la jornada con >>>