Capítulo 10

 

LA ENSEÑANZA DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO ACERCA DE NUESTRAS FINANZAS

I. EL PRINCIPIO DE LA MAYORDOMÍA.

   LUCAS 12:42; LUCAS 16:1-8 CON 2 CORINTIOS 8:5

TODO LO QUE TENEMOS REALMENTE NOS HA SIDO DADO POR DIOS. SOMOS SOLAMENTE SUS SIERVOS DEJADOS AQUÍ PARA USAR LO QUE LE PERTENECE A ÉL. EL HOMBRE NO ES EL DUEÑO, SINO EL ADMINISTRADOR, CUIDADNDO Y USANDO LOS BIENES DE DIOS. HAY CUATRO PRINCIPIOS BÁSICOS ACERCA DE ESTA MAYORDOMÍA.

PRIMERAMENTE DEBEMOS DARNOS A NOSOTROS MISMOS, CON TODO LO QUE TENEMOS –VIDA, TIEMPO, CAPACIDADES Y DINERO- A ÉL

DEBEMOS SER FIELES A ÉL, POR SOBRE TODAS LAS COSAS.

DEBEMOS USAR LO QUE ÉL NOS HA DADO CON SABIDURÍA, CON ASTUCIA BUENA.

NO PODEMOS SERVIR A DOS MAESTROS –DINERO Y DIOS- DEBEMOS SER ÚTILES PARA DIOS.

UN DÍA EN EL FUTURO TODOS SEREMOS LLAMADOS PARA APARECER DELANTE DE DIOS, PARA ARREGLAR CUENTAS CON ÉL AXCERCA DE LO QUE HAYAMOS HECHO CON NUESTRA MAYORDOMÍA.

II. EL PRINCIPIO DE LA INVERSIÓN.

    MATEO 25:27 CON 2 CORINTIOS 8:4

 “…DEBÍAS HABER DADO MI DINERO A LOS BANQUEROS, Y AL VENIR YO, HUBIERA RECIBIDO LO QUE ES MÍO CON LOS INTERESES.” MATEO 25:27

 “…SEÑOR, CINCO TALENTOS ME ENTREGASTE; AQUÍ TIENES, HE    GANADO OTROS CINCO TALENTOS SOBRE ELLOS.” MATEO 25:20

 SI UNO NO TIENE LA CAPACIDAD PARA HACER TRABAJAR POR DIOS EL DINERO QUE DIOS LE HA DADO, POR LO MENOS PUEDE DAR EL DINERO A OTROS QUE TIENEN LA VISIÓN Y CAPACIDAD PARA INVERTIRLO EN LO QUE PERTENECE A DIOS –OBRA MISIONERA, CONSTRUCCIÓN DE IGLESIAS, COMPRA DE BIBLIAS, FOLLETOS, ETC-.

 TODOS SOMOS SOCIOS, COLABORADORES CON DIOS EN LA EXTENSIÓN DEL EVANGELIO ALREDEDOR DEL MUNDO. LA OBRA ES LA DE UN EQUIPO.

III. EL PRINCIPIO DE LA SUBORDINACIÓN DEL DINERO.

      MATEO 19:16-26, CON 2 CORINTIOS 8:3

EN CUANTO AL JOVEN RICO, EL DINERO NO FUE SU SIERVO, SINO SU DUEÑO. ÉL NO TUVO EL DINERO, EL DINERO LO TUVO A ÉL.

 EL DINERO FUE SU ÍDOLO, Y EL SEÑOR NO TUVO OTRA ALTERNATIVA QUE DESTRUÍR A SU ÍDOLO.

 ÉL FUE UN ESCLAVO AL DINERO, Y NO QUISO SER LIBRE A SUS CADENAS.

 SU CONFIANZA Y SU FE ESTABAN DEPOSITADAS EN EL DINERO, NO EN DIOS; Y COMO JESÚS ENSEÑÓ, ÉL NO PODÍA SERVIR A DOS SEÑORES.

IV. EL PRINCIPIO DE LA RECOMPENSA.

     LUCAS 6:38 CON 2 CORINTIOS 9:8, 11

 CRISTO ENSEÑA QUE ADQUIRIMOS DINERO CON EL PROPÓSITO DE USARLO CON FINES BUENOS, ENTONCES DAR ES LA MANERA PARA RECIBIR. DIOS ES UN BUEN ECONOMISTA. ÉL DA MAYORES DONES A LOS QUE USAN LOS DONES MENORES CON SABIDURÍA.

 USTED SERÁ HECHO RICO EN TODA MANERA, PARA QUE USTED PUEDA SER GENEROSO EN TODA OCASIÓN; Y POR MEDIO DE LOS QUE RECIBEN LA OBRA DE DIOS, SU GENEROSIDAD RESULTARÁ EN GRACIAS A DIOS.

V. EL PRINCIPIO DE LA BENDICIÓN SUPERIOR.

    HECHOS 20:35; GÉNESIS 12:2, 3 CON 2 CORINTIOS 9:8

LO QUE YO RECIBO Y LAS BENDICIONES QUE ME LLEGAN, ME BENDICEN SÓLO A MÍ.

 PERO LO QUE YO DOY BENDICE A OTROS, NO SÓLO A MÍ.

 SIN EMBARGO, HAY UNA LEY DE DIOS QUE DICE: LO QUE YO ENTREGO A DIOS Y SACRIFICO PARA LA BENDICIÓN DE OTROS, REGRESA A MÍ CON MAYOR BENDICIÓN.

 DIOS QUIERE QUE NOSOTROS SEAMOS UN CANAL DE BENDICIÓN, NO UN  TANQUE. DEBEMOS SER UN “MAR DE GALILEA”, NO UN “MAR MUERTO”.

VI. EL PRINCIPIO DE COMPUTACIÓN POR COMPARACIÓN.

MARCOS 12:41 CON 2 CORINTIOS 8:2

LA VIUDA DIO MÁS QUE LOS RICOS, PORQUE ELLA DIO TODO LO QUE TENÍA. ELLA DIO MÁS, PORQUE DIO DE SU POBREZA; PERO LOS OTROS DIERON DE SU SUPER-ABUNDANCIA.

 DIOS CONSIDERA EL VALOR DE LA OFRENDA NO POR MEDIO DE LO QUE ES QUE DAMOS, O CUÁNTO DAMOS, SINO POR MEDIO DE CUÁNTO GUARDAMOS Y USAMOS PARA NOSOTROS MISMOS.

 DIOS VALORA LA CONTRIBUCIÓN NO POR EL TAMAÑO, SINO POR EL COSTO A LA PERSONA, EL SACRIFICIO. CUANDO UNO DA DE LO QUE LE SOBRA, ÉSE NO CUENTA CON DIOS.

VII. EL PRINCIPIO DE DESINTERÉS EN DAR.

       LUCAS 6:35 CON 2 CORINTIOS 8:8, 9

AUNQUE DIOS PROMETE BENDICIONES PARA LOS QUE DAN, NO PODEMOS USAR ESA BENDICIÓN COMO MOTIVO PARA DAR. ESO SERÍA ESPERAR EN ALGO DE GANANCIA FINANCIERA.

 LA VERDADERA OFRENDA ES UN DESEO DE SER UNA BENDICIÓN A OTROS, Y DE SER ÚTIL EN LA OBRA DE DIOS. NO DEBEMOS DAR “REGALOS DE NAVIDAD, SOLAMENTE A AQUELLOS QUE NOS REGALARON EL AÑO PASADO”. DIOS DA SUS BENDICIONES A LOS BUENOS Y A LOS MALOS.

VIII. EL PRINCIPIO DE LA OFRENDA SANTIFICADA.

        MATEO 23:19 CON 2 CORINTIOS 9:12. “…EL ALTAR QUE    SANTIFICA LA OFRENDA.”

LA ASOCIACIÓN CON EL “ALTAR” DIGNIFICA, EXALTA, Y ENNOBLECE LA OFRENDA. EL ALTAR ELEVA LA OFRENDA AL NIVEL DEL ALTAR MISMO.

 EL “ALTAR” SIGNIFICA EL LUGAR DONDE DIOS SE UNE CON LOS HOMBRES. LA CAUSA A LA CUAL OFRENDAMOS DEBE SER ALGO QUE CONTIENE LA BENDICIÓN Y PRESENCIA DE DIOS. NO SOLAMENTE ES EL ACTO DE DAR, SINO PARA CUÁL OBRA DAMOS.

 EN ESTE CASO, ENTONCES, EL ACTO DE OFRENDAR SE CONVIERTE EN UN ACTO DE ADORACIÓN Y VENERACIÓN.

IX. EL PRINCIPIO DE LA TRANSMUTACIÓN.

     LUCAS 16:9 CON 2 CORINTIOS 9:6. LA SEMILLA SE CONVIERTE EN FRUTO.

LA RIQUEZA MUNDANA PUEDE SER TRANSMUTADA O CAMBIADA EN BIBLIAS, IGLESIAS, LIBROS, FOLLETOS, RADIOS, ETC, LOS CUALES TAMBIÉN SE CONVIERTEN POR EL PODER DEL EVANGELIO EN PERSONAS GANADAS POR CRISTO, Y LLEVADAS A LA MADUREZ ESPIRITUAL. LO QUE SOLAMENTE FUE MATERIAL Y TEMPORAL SE CAMBIA O SE TRANSMUTA EN LO QUE ES ESPIRITUAL Y ETERNO. LA SEMILLA SE CONVIERTE EN FRUTO.

 USTED COMPRA MIL  EVANGELIOS DE JUAN, Y SON MANDADOS A UN MISIONERO QUIEN LOS REGALA A LA GENTE; Y CINCO PERSONAS SE CONVIERTEN AL SEÑOR. USTED HA SIDO UN INSTRUMENTO POR SU OFRENDA EN HACER CINCO “AMIGOS, LOS CUALES LE VAN A RECIBIR CUANDO USTED LLEGUE AL CIELO”. SU SEMILLA DEL DINERO, HA SIDO TRANSMUTADA EN PERSONAS.

Y MÁS QUE ESTO, USTED ESTÁ “HACIENDO TESOROS EN EL CIELO”. EN LA ESCENA TERRENAL, LA ECONOMÍA ES UN DESASTRE. NO ES ASÍ EN EL CIELO. AL FINAL USTED VA A DEJAR TODO LO QUE USTED HAYA GANADO MATERIALMENTE. USTED GUARDARÁ SOLAMENTE LO QUE HA DADO A DIOS PARA SU OBRA Y SU HONOR.