El valle de la turbación

 

Josué 7:26

Josué 6:17, 18- Anatema: todo consagrado a la destrucción.

Antes de empezar vamos a pedir al Señor, que si hay un obstáculo en nuestro camino, algo que no nos deja avanzar, que nos muestre.

El valle de confusión y angustia representa aquí desamparo, derrota, una condición espiritual en la que no conquistamos. Y existen  razones para eso.

En el caso de Israel, sabían que tenían que entrar a la tierra de la promesa y había llegado para ellos el momento. Una cosa ha sido saber que teníamos una tierra para tomar, y otra cosa es que te diga: Este es el tiempo para entrar. Este es el tiempo del cumplimiento de todas las promesas y profecías que se nos han hecho. Estamos viviendo un tiempo y una atmósfera de conquista en el reino de Dios y no se puede negar. Pero antes de tomar de la tierra y el botín, había batallas que pelear.

 

Entonces ellos llegan en el capítulo 6 a la batalla de Jericó. Fue un gigantesco milagro.

6:10- Pero antes del gran milagro hubo una marcha de silencio por 6 días. 6 días de gran paciencia y confianza haciendo algo absurdo y que resultaba ridículo a los ojos de los enemigos. Para conquistar el resto, había que tomar primero este gran obstáculo. Luego el pueblo tuvo fe y se inspiró para seguir conquistando.

7:3- Había una atmósfera de fe y de seguridad de que Dios está con ellos, pero en un instante después se encuentran en el valle de la turbación.

Vs.10- El pueblo ve a sus líderes quebrados, llorando. Estaban en plena conquista; entonces, ¿por qué cayeron en ese estado? Porque se salieron del plan de Dios.

6:17-19- Había una orden expresa de Dios de destruir todo; la ciudad toda y sus cosas eran malditas, salvo lo que Dios mismo había destinado como botín. Pero alguien tomó lo que no debía, el anatema, lo que estaba consagrado a la destrucción; y por eso vino turbación.

En 7:1 y en el vs. 11 dice: Los hijos pecaron”. Pero, ¿no fue uno solo? Es que el mal de uno cae sobre todos; somos un cuerpo.

Vs. 12- Dios les dijo que ya no estaría con ellos, y eso que recién terminaba de hacer un pacto. Ellos van a la próxima ciudad, pequeña, y el reporte que traen seguía siendo de fe: Vamos; es fácil”: 7:2, 3. Pero no habían orado consultando a Dios, como lo hicieron con Jericó; no esperaron la orden de Dios. Se confiaron de la victoria anterior, además de que Dios no estaba en eso con ellos por el pecado de uno: 7:1c.

Vs. 12- Eso es lo que Dios les dice como respuesta a hacer las cosas a la manera del hombre. ¿Qué resultados trajo? Vs. 5b- Turbación, derrota. Vs. 7-9- Lamento, queja, reclamo a Dios. Viendo esto, uno se pregunta por qué hay hermanos que, a pesar de que otros conquistan, ellos no lo hacen. ¿Por qué? Son hermanos fieles, oran, andan correctamente, hacen lo medianamente bien. Parece que todo está correcto. ¿Por qué estoy en un lugar de quebranto?, se preguntan. Pero no es por un tiempo de prueba que estás pasando; es que estás en el valle de la turbación.

 

Esta oración expresaba la creencia de que, después de haber traído tan milagrosamente a su pueblo a través del Jordán a la tierra prometida, Dios no podía pensar destruirlo, o exponerlo a los insultos de sus enemigos triunfantes, y traer reproche sobre su propio nombre por inconstancia o falta de amor para su pueblo, o incapacidad para resistir a sus enemigos. Incapaz de entender la presente calamidad, reconoció la mano de Dios en esto. Y a veces como pastores preguntamos a Dios: ¿Por qué no lo ayudas? ¿Por qué las cosas no le salen? Entendamos que Dios no hace acepción de personas. Pero en la consejería descubrimos que hay cosas ocultas en el corazón de las personas y, otras, Dios las revela.

Vs. 11, 12- Aquí muestra el por qué se corta la victoria: -Pecado -Quebrantar el pacto -Contacto con lo prohibido       -Robar -Mentir -Esconder (salió a luz por palabra de revelación).

Vs. 20, 21- Acán llevó la maldición primero al medio de su propia casa y a la vez al medio de la congregación.

 

Algunas cosas que son anatema:

 

1)      Malaquías 2:12-17: La infidelidad o el vivir en pareja (es anatema porque se toma del modelo de vivir del mundo). Es una de las cosas que trae turbación a la casa y la familia. Es obvio que Dios no lo aprueba. El vs. 13 dice: “otra vez”; lo hacían más de una vez y otra vez, mas había lamento. Pero si lo hizo y se arrepintió de verdad, nunca más lo hace. Dios atestigua contra cualquiera que funciona así, porque han quebrantado el pacto tomando lo prohibido. Aunque Dios haya enviado una palabra de prosperidad o de lo que sea, esta no se puede cumplir en esa familia. A veces no es infidelidad el problema, pero es:

2)      Machismo exagerado: 1ª Pedro 3:7. La oración es estorbada.

3)      En Josué 7:21: Codicia: como en el caso de Acán, hay cosas que se conservan por afecto o por codicia humana. Deuteronomio 7:25, 26: esta advertencia de parte de Dios está dada antes de entrar a poseer la bendición. Todo lo que ha sido consagrado a demonios son las cosas que Dios prohíbe. Dios da la victoria pero no podemos conservar nada que Él no haya permitido tomar como botín: vs. 23 y 24. Compara esto con Génesis 3:6: vi, codicié y tomé.

4)      Josué 6:18: Conservar objetos, ropas, libros, todo tipo de literatura, amuleto de buena suerte, etc., videos de Harry Potter, por ejemplo, son cosas que están consagradas a los demonios, por lindos que sean o de carácter afectivo; están trayendo maldición a la casa y la familia.

5)      Comprar cosas robadas porque son más baratas.

6)      Piratería de música o de cosas que aun no salieron a la venta.

7)      Robo de diezmos y ofrendas (otro tipo de infidelidad).

8)      Deudas (algunos las adquieren por ponerse en más de lo que pueden cubrir con su salario).

Obstinación: (cuellos duros) mientras otros avanzan y conquistan, ellos están por el piso en turbación.

Inmadurez: ¿por qué no alcanzan lo que deben? En algunos casos por plantearse sueños inalcanzables en corto plazo.

Emocionalistas: se lanzan de cabeza a lo que no deben y traen su casa a turbación. Dios no quiere eso.

Confiar en el hombre: esto te lleva a vivir en un desierto. Muchos que se fueron detrás del hombre por todo lo que le ofrecían, aun están en el valle de la turbación.

9)      Pornografía. Maldice la vida y la familia y cierra los cielos sobre la casa.

 

¿Entiendes ahora por qué terminas muchas veces huyendo tú frente al enemigo? (dándole la espalda: Josué 7:12b). ¿Cómo se termina esto? Josué 7:13 (santificación). Vs.15 y Deuteronomio 13:16 (por fuego).

Deuteronomio 13:17: ¿qué se te pegó a tu mano? ¿A tu mente? ¿A tu boca? Dios no lo va a dejar pasar por alto; Acán pensó que sí y tronchó así su vida y la de toda su familia por unas pocas cosas de esta tierra.

Hechos 19:18, 19. Y en el 20, mira lo que sucedió después.

Josué 8:1: cuando las cosas son arregladas como Dios quiere, la victoria no tarda en llegar. ¿Dónde? En el mismo lugar de la derrota.

 

Pr. Jorge Rosanova