La obediencia de orar a Dios todos los días. Jesucristo nos ha dado la enseñanza de como orar  en una forma sencilla y que cubre todo en su totalidad.

 

En el texto griego así se lee el Padre nuestro:

Original griego

Transliteración

Traducción

Πάτερ μν ν τος ορανος

Páter hemón, ho en tois ouranoís

Padre nuestro del cielo.

γιασθήτω τ νομά σου•

hagiastheto to ónomá sou;

Proclámese ese nombre tuyo.

λθέτω βασιλεία σου•

eltheto he basileía sou;

Llegue tu reinado.

γενηθήτω τ θέλημά σου,

genitheto to thélemá sou

Realícese tu designio

ς ν οραν κα π τς γς•

hos en uranoi, kai epí tes ges;

Del Cielo aquí en la Tierra

τν ρτον μν τν πιούσιον δς μν σήμερον•

ton arton hemón ton epiousion dos hemín semeron;

Nuestro pan del mañana dánoslo hoy.

κα φες μν τ φελήματα μν,

kai aphes hemín ta opheilemata hemón,

Y perdónanos nuestras deudas,

ς κα μες φίεμεν τος φειλέταις μν•

hos kai hemeís aphíemen tois opheletais hemón;

que también nosotros perdonamos a nuestros deudores.

κα μ εσενέγκς μς ες πειρασμόν,

kai me ensenenkes hemás eis peirasmón,

Y no nos dejes ceder a la tentación,

λλ ῥῦσαι μς π το πονηρο.

allá rhusai hemás apó tou poneroú.

sino líbranos de lo malo.

[τι σο στιν βασιλεία κα δύναμις κα δόξα ες τος αἰῶνας•]

[Hoti sou estin he basileía, kai he dynamis, kai he doxa eis tous aionas;]

Tuyo es el Reino, tuyo el poder y la Gloria, Eternamente.

μήν.

amín.

Amén

 

Una pequeña guía de que como presentarse ante el Señor;

Por que debemos de orar? Porque es parte de la obediencia.

 El orar nos ayuda grandemente a conocer al Señor en profundidad. Aun Jesucristo oraba al Padre para mantenerse en comunicación, para conservar la intimidad pero sobre todo eso lo hacía por obedecimiento. 

Pregunta: "Si Jesús era Dios, ¿cómo podía Él orar a Dios? ¿Estaba Cristo orando a Sí mismo?"

Respuesta: Para comprender a Jesús como Dios en la tierra, orando a Su Padre quien era Dios en el Cielo, tenemos que considerar que el Padre eterno y el Hijo eterno tenían una relación eterna antes que Jesús tomara para Sí la forma humana. Favor de leer
Juan 5:19-27, particularmente 5:23 donde Jesús enseña que el Padre envió al Hijo (leer también Juan 15:10). Jesús no se convirtió en el Hijo de Dios cuando nació en Belén hace muchos años. Él siempre ha sido el Hijo de Dios desde la eternidad pasada, en la actualidad y por la eternidad futura.

Isaías 9:6 nos dice que el Hijo fue dado y el niño había nacido. Jesús siempre fue una parte de la relación Tri-unitaria, junto con el Espíritu Santo. La Trinidad siempre ha existido, Dios el Padre, Dios el Hijo, y Dios el Espíritu. No que sean tres Dioses, sino Un Dios existiendo como tres Personas. Jesús enseñó que Él y Su Padre eran uno (Juan 10:30). Jesús quiso decir que Él y Su Padre, y por supuesto el Espíritu Santo, eran la misma sustancia, la misma esencia, Dios o deidad. Tres personas co-existiendo como Dios. Estas tres Personas tuvieron y continuarán teniendo una relación eterna.

Sucedió que cuando Jesús, el eterno Hijo de Dios, tomó forma humana, (pero sin pecado), Él también tomó la forma de un siervo, despojándose de Su gloria celestial (leer
Filipenses 2:5-11). Como Dios-hombre tuvo que aprender la obediencia (Hebreos 5:8) a Su Padre; también fue tentado por Satanás; acusado falsamente por los hombres; rechazado por Su pueblo y posteriormente crucificado. La oración a Su Padre celestial fue para solicitarle poder (Juan 11:41-42), y sabiduría (Marcos 1:35; Marcos 6:46). En Su humanidad, Su oración mostraba la dependencia de Su Padre, para llevar a cabo el plan de redención del Padre (ver la oración intercesora de Cristo como Sumo Sacerdote en Juan 17); y después como sometimiento final a la voluntad de Su Padre, vemos Su oración en el Huerto de Getsemaní para luego ir a la cruz y pagar la pena de muerte por haber quebrantado la ley de Dios con nuestros pecados (Mateo 26:32-46). Por supuesto, Él se levantó físicamente de la tumba, habiendo ganado el perdón y la vida eterna para nosotros ahora mismo, al recibirle como nuestro Salvador personal.

No hay problema con que el Hijo, como Dios, haya orado o hablado al Padre como Dios. Como ya se mencionó, Ellos tuvieron una relación desde la eternidad antes que Cristo se encarnara. Esta relación es descrita en los Evangelios, para que podamos ver cómo el Hijo de Dios en Su humanidad, llevó a cabo la voluntad de Su Padre, para poder llevar a cabo la redención que ganó para todos (
Juan 6:38). La continua sumisión de Cristo a Su Padre celestial fue reforzada y se mantuvo enfocada a través de Su vida de oración. El ejemplo de oración que Cristo nos dejó, es para que lo sigamos.

Jesucristo no fue menos Dios en la tierra cuando oraba a Su Padre en el Cielo. Él representó aún en una humanidad sin pecado, la necesidad de tener una vida entregada a la oración para hacer la voluntad de Su Padre. La oración de Jesús al Padre fue una demostración de Su interrelación con el Padre dentro de la Trinidad y un ejemplo para nosotros de cómo debemos depender de Dios a través de la oración, para obtener la fortaleza y sabiduría que necesitamos. Puesto que Cristo, como Dios-hombre necesitaba tener una vibrante vida de oración, ¡también debemos tenerla nosotros como los actuales seguidores de Cristo!

Esto nos deja saber que nosotros lo necesitamos de igual manera o tal vez mucho más.

Cuando oremos acordémonos de presentarnos ante Sus ojos con humildad y con sinceridad total. Una de las cosas que deberíamos de reconocer es lo que nos ha dado y darle las “GRACIAS”. Especialmente por las cosas pequeñas o insignificante que nosotros no tomamos en cuenta. Deberíamos ser específico y no dar gracias en general

Hablaremos sobre el tema de ser agradecidos y comenzaremos con el origen de nuestro agradecimiento, que es Dios, y que Para Siempre es Su Misericordia:

(1) Agradecemos a Dios primeramente porqué Él es Dios.

(2) Debemos ser agradecidos porque nuestros pecados han sido perdonados.

(3) Debemos darle gracias por las cosas Eternas.

(4) Debemos dar gracias en vez de quejarnos.

1. Agradecemos a Dios primeramente porqué Él es Dios. – Ese es el tema de este Salmo que hemos leído, y es una adoración por QUIEN ES DIOS, y por lo que DIOS HACE. Veamos algunas cosas:

a. Uno de los Atributos Divinos de Dios es la Bondad, porque DIOS ES BUENO. Su bondad se muestra en la Creación, en Su Obra Redentora hacia el ser humano, en los planes eternos de Dios.

b. Otro de los Atributos divinos de Dios es la Misericordia, porque DIOS ES MISERICORDIOSO. Toda la Obra de Dios se resume en que ÉL ES MISERICORDIOSO.

i. “La bondad de Dios es una fuente; nunca se seca. Así como la gracia es desde el comienzo del mundo (Salmos 25:6), también persiste hasta el fin del mundo, una generación tras otra. La salvación no es algo temporal; la gracia no va unida a estaciones. Noé tuvo parte en esta salvación lo mismo que Abel; Moisés igual que Jacob; Jeremías igual que David; Pablo igual que Simeón.”

c. Dad gracias al Dios de dioses.

i. Siendo que El SEÑOR JEHOVÁ es el único Dios, la GLORIA es Para Él nada más.

ii. Y en medio de todos los falsos dioses en este mundo, nosotros servimos y adoramos al VERDADERO DIOS.

d. Dad gracias a Dios el Creador de todas las cosas.

i. Noten como en Mateo 4:10 Jesucristo dice "AL SEÑOR TU DIOS ADORARAS, Y SOLO A EL SERVIRAS" simplemente porque Él es el CREADOR de TODAS LAS COSAS.

ii. No importa lo que la ciencia diga sobre su teoría del origen y de la evolución, eso son solo teorías, pero nosotros sabemos muy bien que la propia creación cuenta la GLORIA de Dios. Veamos el Salmos 19:1:

Luego debemos de meditar en nuestros pecados cometidos durante el día cotidiano y pedir perdón. Pedir perdón por los pecados que sabemos que hemos cometidos y por aquellos que no realizamos que hemos cometido pero que Jesucristo tiene conocimiento en lo que hemos fallado. Debemos de ser específico y evitar de no pedir perdón en forma general.

Un Familiar que nos abandono.
Una Persona que nos hizo daño físico o emocional.
Alguna Palabra dicha hacia nuestra persona.
Algún fracaso sentimental, entre otros.

Cuando una de estas situación hacen nacer o crecer una raíz de rencor u odio es ahí en donde debe entrar en practica ese Perdón con el cual Jesús nos abrazo. En las Escrituras se dice claramente que el perdón de Dios es tan pleno que el “olvida completamente” nuestros pecados cuando otorga su perdón"y nunca más me acordaré de sus pecados e iniquidades." (Hebreos 10:17). Dios es quien toma la iniciativa de perdonar, "Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con Él; perdonándoos todos los pecados" (Colosenses 2:13).

Según la Biblia, existe un solo pecado por el cual Jesús dijo que no había perdón del Padre, a saber, la blasfemia contra el Espíritu Santo, "Y a cualquiera que diga una palabra contra el Hijo del Hombre, se le perdonará; pero al que hable contra el Espíritu Santo, no se le perdonará ni en este siglo ni en el venidero." (Mateo 12:32). El contexto de esta declaración indica que este pecado consiste en atribuir a los demonios o espíritus impuros lo que en realidad es obra del Espíritu Santo.  

Otro dato muy IMPORTANTE que hay que tomar es; que todo lo pedido sea através de “Nuestro Señor Jesucristo”, simplemente porque Él es el único que condena y puede interceder por nosotros con el Padre. ¿Quién es el que condena? Cristo Jesús es el que murió, sí, más aún, el que resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros. (Romanos 8:34) Por lo cual Él también es poderoso para salvar para siempre a los que por medio de Él se acercan a Dios, puesto que vive perpetuamente para interceder por ellos. (Hebreos 7:25)

Luego usted se manifiesta con el Señor de la manera mas simple y sencilla posible ósea sea usted y no trate de ser otra persona, Dios es simple y no complicado.

Espero que estas notitas le sean de ayuda para establecer una relación intima con Nuestro Señor.