"He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona" Apocalipsis 3:11

MINISTERIO;

   La palabra "ministerio" viene del Latín ministerium, que significa "servicio". Cada cristiano/a es llamado por Jesús, desde su Bautismo, a servirle y participar con Él en la misión que el Padre le ha encomendado.
El Espíritu Santo le da la fuerza y los dones necesarios para desarrollar ese servicio en comunión con toda la Iglesia. En esta página queremos ir por algunos de ellos dando una breve explicación de los mismos.  Por el momento ofreceremos este gráfico que muestra las distintas áreas ministeriales que emanan del Evangelio.

"Jesús llamó a sus discípulos y les dijo: Sabéis que entre los paganos
los que son tenidos por jefes
tienen sometidos a sus súbditos
y los poderosos imponen su autoridad.

No sea así entre vosotros;
antes bien, quien quiera ser grande que se haga vuestro servidor, y quien quiera ser el primero que se haga vuestro esclavo
 

 

Pues el Hijo del Hombre
no ha venido a ser servido
sino a servir y a dar su vida
como rescate por todos
".

 

Marcos 10, 42-45

 

   En la Biblia se nos enseña que hay cinco ministerios, los cuales son para la edificación del cuerpo Ef.4:11-13.    Estos ministerios se conocen como apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros.    Cada uno de estos ministerios tiene su propia función, pero con un solo fin, perfeccionar a los santos para la obra del ministerio o servicio.

Apóstoles:  En el Nuevo Testamento se nos muestran como los fundadores de la iglesia primitiva.  Fueron los llamados por Jesús.   Caminaron con él, sufrieron con él y lo vieron resucitado.    Hay quienes piensan que tanto el ministerio apostólico como el de profeta caducaron cuando murió el último de ellos.   Debemos tener en cuenta que esos ministerios han sido dados para la iglesia hasta que esta sea perfecta.   La perfección de la iglesia llegará cuando nos reunamos con Cristo en las nubes, o sea, cuando se de el rapto de la iglesia.  Eso nos dice que hoy tenemos apóstoles, claro está que no son al nivel de los primeros, pero sí para continuar la obra de la perfección de la iglesia.    Estos son los fundadores de iglesias.

Profetas:  Estos ayudan a edificar la iglesia revelando el futuro.   Esta revelación puede ser para dar dirección o para prevenir ataques del enemigo.   De esta forma la iglesia puede proseguir con su crecimiento en busca de la perfección.   Esta revelación siempre está en armonía con la Biblia.

Evangelista:  El evangelista es el encargado directamente en ganar las almas, bien sea una persona a la vez o en forma masiva.   Su misión o desempeño es llevar el mensaje fresco y vivo del evangelio.   Por medio de su predicación muchas nuevas almas son añadidas a la iglesia.

Pastores:  Los pastores son los responsables de tomar esas nuevas almas e instruirlas en las doctrinas de Cristo.   Junto a los maestros tienen la misión de enseñar, preservar y descubrir las verdades bíblicas (Watchman Nee).

  Junto a estos cinco ministerios hay una gran variedad de otros ministerios los cuales sirven para completar la tarea y así avanzar en la obra de Dios.

Servicio: Todos aquellos que tienen un gran deseo de servir a otros en diferentes áreas.   Su pasión es el bienestar de los demás.   Siempre están en busca de esas nuevas oportunidades para el bienestar de los demás.

Exhortación:  Son capacitados por Dios para dar palabras sabias de exhortación, bien sea para ayudar en decisiones difíciles o consejos prácticos, etc.

Repartir:   Son aquellos que saben mantener el orden en las diferentes actividades.   Por medio de su servicio eficiente logran hacer que todo sea repartido ordenadamente y en balance.   De esta forma todos pueden recibir sin que nadie quede afectado.

Presidir:  Son los que tienen la gracia especial para estar al frente de cualquier actividad. Sin enseñorearse pueden dirigir las actividades de la iglesia.

Misericordia:  Aquellos que se compadecen de los más necesitados.   Están dispuestos a ir la milla extra para ayudar a otros.

Ayudar: Estos son aquellos que están a la disposición de todos los otros ministerios.   Cada uno de los otros ministerios necesitan de estos ayudadores, sin los cuales la obra no podría ser realizada.    Siempre están dispuestos para salir y actuar.

Administración:  Son los que llevan todo lo relacionado a la contabilidad en la iglesia.  También son los que, junto al pastor, ayudan en la dirección y manejo de los asuntos de la iglesia.