El Contenido de Los Apocrifos

Los libros apócrifos propiamente

1 Esdras es una versión gr. de la historia de Esdras con un poco de Crón. y Neh. incluido, y con una narración adicional en los caps. 3 y 4 acerca de un debate en la corte de Persia sobre el tema de la cosa más fuerte en el mundo. Aquellos libros del AT que no eran leídos en las sinagogas reflejaban la tendencia de ser traducidos al gr. y al arameo más libremente que otros. Esdras era uno de los nueve libros de esta serie, de manera que 1 Esdras puede ser sólo una versión antigua libre gr., mientras que la otra versión gr. incluida en la LXX es una traducción mucho más lit. El material extra es característico de un haggadah judío, tipo de escrito homilético, tal como escritos ficticios relatados para edificación solamente.

2 Esdras es un apocalipsis, escrito c. 100 d. de J.C. y conservado en latín, y no en gr. Dos capítulos cristianos posteriores se agregaron al principio y dos al final.

Tobías es un relato moral acerca de las limosnas, el entierro de los muertos y las bodas. El fondo es pérsico, y es uno de los libros más antiguos de los apócrifos.

Judit es una narración emocionante, claramente no histórica, acerca de una heroína piadosa que salva a su pueblo.

Las Adiciones a Ester es un popurrí de asuntos agregados a la traducción de Ester en la LXX, principalmente para hacer resaltar su naturaleza religiosa. Ester era otro libro libremente traducido al gr., con diversas extensiones, aunque en este caso el libro era uno de los que se leía en las sinagogas.

La Sabiduría de Salomón es una obra en la tradición de la literatura de la sabiduría del AT, pero probablemente fue escrita en gr., por un judío de Alejandría influido en algún grado por la filosofía griega. Para el fin del siglo II d. de J.C. se describe esta obra como “escrita por los amigos de Salomón en su honor” (Fragmento Muratorio), de modo que probablemente no fue la intención engañar con un seudónimo.

Eclesiástico es otro libro de sabiduría, que se apega más al libro de Prov., concluyendo con el bien conocido elogio en alabanza de varones famosos. Fue compuesto originalmente en heb., como el mismo prólogo lo explica. Es uno de los libros más antiguos de los apócrifos, con fecha c. 180 a. de J.C., y da el nombre del autor como Josué ben-Sira.

Baruc, que concluye con La Carta de Jeremías (originalmente una obra aparte), está agregada a Jer. en la LXX como un doble apéndice al libro bíblico. Representa al compañero de Jeremías, Ba ruc, que profetiza en forma similar al profeta, y a Jeremías escribiendo otra carta a los exiliados, esta vez sobre los peligros de la idolatría (cf. Jer. 29).

El Cántico de los Tres Niños Santos, Susana y Bel y el Dragón son tres agregados a la versión de Dan. en la LXX. La primera es una expansión de Dan. 3, consistiendo de una oración e himnos puestos en las bocas de los tres compañeros de Daniel cuando estaban en el horno de fuego. Al himno se le llama con frecuencia el Benedícite y se usa en el culto tradicional cristiano. Los otros dos son rela tos piadosos antepuestos o agregados al libro a la manera de Baruc y La Carta de Jeremías.

La Oración de Manasés es una expansión de 2 Crón. 33:11–19, expresando en palabras el arrepentimiento de Manasés. No se sabe, sin embargo, si se originó en una traducción de la Biblia, y puede haber sido compuesta independientemente.

1 Macabeos es la fuente principal histórica para las hazañas de los macabeos en su sublevación en contra del rey helenista de Siria: Antíoco Epífanes, y su campaña de persecución a mediados del siglo II a. de J.C. Es una excelente historia de una fe heroica.

2 Macabeos abarca algo de lo mismo. Se compuso en gr. y combina valioso material histórico con leyenda. Algunos mss. de la LXX también incluyen: 3 y 4 Macabeos, que son de menor importancia1


1 Carson, D. A., France, R. T., Motyer, J. A., & Wenham, G. J. (2000). Nuevo comentario Bı́blico: Siglo veintiuno (electronic ed.). Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas.