Otra obediencia es escrudiñar la Palabra



Una manera de escrudiñar la Palabra apropiadamente es asistiendo a la iglesia y a los estudios biblicos con frecuencia.

 

Primero nos debemos preguntar; ¿Qué es la Biblia?

 


 Llamamos Biblia o Sagrada Escritura a la colección de libros que «escritos bajo la inspiración del Espíritu Santo, tienen a Dios como autor, y como tales libros inspirados han sido entregados a la Iglesia» (cfr. Conc. Vaticano I, EB n° 62).

En la definición o descripción de la Biblia, se pueden apreciar ya dos características primarias de los libros que la componen:

 a) que son divinamente inspirados, y tienen a Dios por autor principal; esto será objeto del trabajo sobre la Inspiración de la S.E. Se trata de algo *intrínseco al libro y que lo distingue de cualquier otro libro.

b) Y que han sido entregados a la Iglesia: cuáles son en concreto los libros que componen la Biblia, y qué criterios o normas han de aplicarse para reconocerlos, es objeto del trabajo sobre la Canonicidad de la S.E. Se trata de una nota **extrínseca en cuanto que es la Iglesia la que al reconocerlos como inspirados los incluye en el depósito de la revelación.

Solo la conjunción de estas dos notas corresponde a los libros bíblicos.

 Significado de;

 * Intrínseco =Que es propio o característico de una cosa por sí misma y no por causas exteriores: la blancura es una característica intrínseca de la nieve.

** Extrínseca =Que es impropio de una cosa o es exterior a ella.