Desenmascarando al Jesucristo Hombre... 

Relacionado a los Rudimentos de Cristo

   La secta “Creciendo en Gracia” ha levantado una batalla contra los rudimentos de Cristo.  Ellos alegan que dichos rudimentos ya no tienen ningún valor.   Veremos ahora algunos párrafos donde ellos exponen su punto y luego pasaremos a explicar el gran error.  Sus párrafos estarán en letras rojas para hacer separación entre sus palabras y las nuestras.

 Enero 2004

Respuesta #10

El Apóstol Pablo perito arquitecto del evangelio de la incircuncisión (1ª a Corintios 3:10 y Gálatas 2:7), nos indica que Cristo no le envió a bautizar, sino a predicar el evangelio, como quien dice, el bautismo no es parte del evangelio (1ª a Corintios 1:17).

Enero del 2004

Respuesta #7

Después de la resurrección, Jesucristo llevó al Apóstol Pablo al Paraíso y le reveló que el tal bautismo en agua y el arrepentimiento eran rudimentos que había que dejar.

 Marzo 12 del 2006

Calqueo La imposición de manos

-Dile a esa zorra (a Herodes) que yo hago “milagros” y sano enfermos (RUDIMENTOS) y por dos días haré eso. Pero el tercer DÍA me apareceré. Dando a entender (que) DOS días (dos mil años) haré rudimentos, mira:

-Dile a esa zorra que por dos días yo voy a estar SANANDO (en rudimentos), haciendo señales, pero al tercer día me APARECERÉ ¡Oye, que cosa…! ¡Lindo…!  (Aplausos)…

 Febrero 1 del 2006

Calqueo – Tres manifestaciones de Jesucristo

“…y del juicio eterno. Usted ha visto a gente que dice:

 -Viene JUICIO de Dios… ¡viene el juicio…!

 Aquí no, ya el JUICIO ese tomó lugar… aquí ya NO hay más juicio. Ya está todo, usted puede dormir tranquilo ya NO hay más JUICIO. A menos que viva al lado de las dos torres (de New York) y venga un avión y se las explote, entonces… se asusta; y si le caen encima, se va para la NUBE (de testigos). Pero JUICIO, NO hay

 

En esta sección estaremos viendo los siguientes puntos.

1.  Cristo no envió a Pablo a bautizar.

2.  Sanar y hacer milagros (rudimentos).

3.  El asunto de los calqueos – hablar lo mismo.

4.  Convertirse a José Luis.

5.  La Santa Cena.

6.  Juicio eterno

    Recordemos que la misión de Satanás es tratar de destruir la iglesia, pero hay una palabra profética dicha por Jesús, palabra que hoy se cumple con mayor fuerza.   Jesús dijo: y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella (Mt.16:18).   La verdadera iglesia de Jesucristo va a prevalecer contra cualquier ataque, pues está fundamentada sobre la roca que es Cristo mismo.

   Comencemos a esclarecer los puntos de esta sección.

 

  1. Cristo no envió a Pablo a bautizar.

   Citemos el versículo donde Pablo dice eso.  El mismo se encuentra en 1 Cor.1:17.  El versículo lee así: Pues no me envió Cristo a bautizar, sino a predicar el evangelio; no con sabiduría de palabras, para que no se haga vana la cruz de Cristo.  

 Cuando leemos ese versículo sacado de su contexto es claro que dice lo que ellos dicen, pero si miramos el contexto veremos cual es la verdadera razón de dicho versículo.

   Antes de entrar en el verso permítanme explicarles algo sumamente importante.    Dios llama a las personas con una misión específica, pero en esa misión Dios puede usar a la persona en otras áreas, dependiendo la necesidad existente.

   

  En el caso de Pablo, su llamado fue para predicar el evangelio, él lo deja ver claro en ese versículo arriba mencionado.   Su llamado no fue el de bautizar, sino el de predicar.   Él llegaba a los lugares y predicaba el evangelio y otras personas eran las que bautizaban.   Tomemos como ejemplo el siguiente incidente.   Hubo una discusión entre los discípulos de Juan y unos judíos.  Esto hizo que los discípulos de Juan vinieran donde él a decirle lo siguiente: Rabí, mira que el que estaba contigo al otro lado del Jordán, de quien tú diste testimonio (Jesús), bautiza, y todos vienen a él (Jn.3:26).   Si tomamos ese pasaje aislado pensaríamos o incluso afirmaríamos que Jesús bautizaba, pero la realidad está en otro pasaje, veamos: 1Cuando, pues, el Señor entendió que los fariseos habían oído decir: Jesús hace y bautiza más discípulos que Juan 2(aunque Jesús no bautizaba, sino sus discípulo) 3salió de Judea, y se fue otra vez a Galilea. (Jn.4:1-3).

    Para poder interpretar los versículos debemos mirar lo que está ocurriendo.   Ese es el caso de Pablo cuando afirma “Pues no me envió Cristo a bautizar”.   El no está, en ningún momento, diciendo que el bautismo no sirve o es obsoleto, sino que su misión principal no era bautizar, sino predicar.  Cuando leemos los versículos anteriores a ese veremos la real razón por la que él dijo “Pues no me envió Cristo a bautizar”.   Los corintios habían entrado en una discusión diciendo que unos eran seguidores de Pablo, otros de Apolo, otros de Pedro, y otro grupo de Cristo (1 Cor.1:12).  En el versículo 13 Pablo les hace tres preguntas para que vieran cuan errados estaban.   Él dice: 3¿Acaso está dividido Cristo? ¿Fue crucificado Pablo por vosotros? ¿O fuisteis bautizados en el nombre de Pablo?   Note que la última pregunta es la que hace referencia al bautismo.  Pablo no quería que ellos comenzaran a decir que habían sido bautizados en el nombre de Pablo.   Los versos 13 y 14 nos explican más ampliamente la razón de las palabras de Pablo, veamos: 14Doy gracias a Dios de que a ninguno de vosotros he bautizado, sino a Crispo y a Gayo.  15para que ninguno diga que fuisteis bautizados en mi nombre.   Si alguno de ellos hubiera sido bautizado por Pablo el orgullo de esa persona sería incontrolable. 

   Pablo solo a afirmado que su ministerio principal es la predicación no el bautiza, pero vemos que sí bautizó a algunos.   Las circunstancias se prestaron para él llevar a cabo el bautismo. 

   Miremos un último caso donde podremos ver cuan importante es el bautismo en la fe cristiana y es Pablo quien nos lo muestra.   En Hechos 19 el apóstol Pablo se encuentra con doce hombres creyentes.   Permítanme mencionar, como referencia a la aprobación total de Pablo al bautismo en agua, que en Hechos 15, cuatro capítulos antes, catorce años después de su conversión, Pablo subió a Jerusalén, acompañado por Bernabé y Tito y dijo lo siguiente: 1Después, pasados catorce años, subí otra vez a Jerusalén con Bernabé, llevando también conmigo a Tito. 2Pero subí según una revelación, y para no correr o haber corrido en vano, expuse en privado a los que tenían cierta reputación el evangelio que predico entre los gentiles.  Pablo presentó ante los otros apóstoles el evangelio que él predica.   Él quería estar seguro que no estaba corriendo en vano, sino que estaba predicando lo correcto.   Ese predicar correcto incluye el bautismo en agua.  

   Volvamos ahora al relato de Hechos 19:1-7.   Cuando Pablo se encuentra con estos hombres les hace una pregunta.   Esa debe ser la primera pregunta y la más importante para todo aquel que ha creído en Cristo y ha sido bautizado en las aguas.  La pregunta fue: ¿Recibisteis el Espíritu Santo cuando creísteis?  Dicho sea de paso, la respuesta de los doce hombres nos deja ver el modo correcto de bautizar en las aguas, el cual es en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.   Otra forma de bautismo que no lleve a la trinidad presente no es el bautismo establecido por Cristo. 

    A la pregunta de Pablo ellos contestaron: Ni siquiera hemos oído si hay Espíritu Santo.   Esta respuesta lleva a Pablo a cambiar la dirección de su conversación dejándonos ver cuan importante es el asunto del bautismo en agua para él.   Ahora Pablo les pregunta: ¿En qué, pues, fuisteis bautizados?   Debemos notar el orden de importancia.   Cuando Pablo los conoció la pregunta más importante para hacerles era ¿Recibisteis el Espíritu Santo cuando creísteis? porque Pablo pensaba que ellos habían sido bautizados en el bautismo de Jesús.  Pero la respuesta de ellos, aun cuando no mencionan a Jesús, le enseñó a Pablo que no conocían de ese bautismo.    ¿Cómo Pablo supo que no habían sido bautizados en el nombre de Jesús?  Por la respuesta a esa primera pregunta.   Ellos dijeron: Ni siquiera hemos oído si hay Espíritu Santo.   Esto es importante porque nos deja ver, como dijimos arriba, que el bautismo de Jesús incluye al Espíritu Santo.   El ellos no haber oído del Espíritu Santo es señal que no habían sido bautizados en el bautismo de Jesús.   Esto llevó a Pablo a hacer la tercera pregunta la cual es: ¿En qué, pues, fuisteis bautizados?   Ellos responden: en el bautismo de Juan.   Pablo procede a explicarles la diferencia entre un bautismo y el otro.  El verso 5 dice: Cuando oyeron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús.

    En este relato vemos claramente lo que hemos estado diciendo.   Dios llamó a Pablo para predicar el evangelio, no para bautizar, pero eso no quiere decir que él no podía o no valorizaba el bautismo en agua.   Por el contrario, vemos en este episodio cuanto él valoraba ese bautismo en agua, al punto que hizo un alto en la conversación y los bautizó en el nombre de Jesús.   Cuando estemos discutiendo los fundamentos de la doctrina de Cristo, en el segundo tomo, explicaremos más detalladamente todo este asunto, incluyendo el del bautismo en Jesús solo, el cual no es el bíblico.

   Veamos algo más antes de pasar a nuestro próximo tópico.

Deseo que leamos nuevamente la respuesta #7 de enero del 2004

 Enero del 2004

Respuesta #7

Después de la resurrección, Jesucristo llevó al Apóstol Pablo al Paraíso y le reveló que el tal bautismo en agua y el arrepentimiento eran rudimentos que había que dejar.

     Es cierto que el Señor llevó al apóstol al paraíso y le revelo muchas cosas, pero igual de cierto es lo que dice Pablo de esas revelaciones, vamos: que fue arrebatado al paraíso, donde oyó palabras inefables que no le es dado al hombre expresar (2 Cor.12:4).  Pablo está hablando de él mismo, de las visiones y revelaciones que recibió en esa visita al paraíso.   Debemos notar la parte final del versículo arriba mencionado, dice: no le es dado al hombre expresar.   ¿Qué visiones o revelaciones recibió Pablo estando en el paraíso?   No se sabe, pues no le es dado al hombre, a Pablo, expresar.   El que ellos digan que Cristo le reveló a Pablo tal o cual cosa es completamente errado, pues Pablo mismo afirmó que las visiones y revelaciones recibidas no le eran dadas para que las expresara, sino para su propio beneficio.   Ellos están añadiendo lo que quieren para acomodar sus doctrinas. 

 Jn.8:32 y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.

Esta es la verdadera libertad, la que viene por medio de la palabra de Dios y enseñada por el verdadero Jesucristo (Jn.8:36).

   Finalmente observemos lo que ocurrió cuando Ananías, el hombre que Dios escogió abrir los ojos de Pablo, fue a verlo.    Hch.9: 18Y al momento le cayeron de los ojos como escamas, y recibió al instante la vista; y levantándose, fue bautizado.   Vimos que cuando Jesús se le apareció a Pablo en el camino a Damasco le dijo: “Levántate y entra en la ciudad, y se te dirá lo que debes hacer”.   Ahora vemos al siervo que Dios, escogió para decirle a Pablo lo que tenía que hacer, bautizándolo.   Si el bautismo es un fundamento que ya no debe ser practicado, ¿porqué el que Dios escogió para decirle a Pablo lo que tenía que hacer lo bautizó?   Sería que Dios se equivocó y luego le dijo a Pablo: ¡Ups¡  Elimina el bautismo, me equivoqué.   No creo que Dios cometa esos errores.

 

     Vallamos a nuestro segundo tópico

  1. Sanar y hacer milagros (Rudimentos).

 Marzo 12 del 2006

Calqueo La imposición de manos

-Dile a esa zorra (a Herodes) que yo hago “milagros” y sano enfermos (RUDIMENTOS) y por dos días haré eso. Pero el tercer DÍA me apareceré. Dando a entender (que) DOS días (dos mil años) haré rudimentos, mira:

-Dile a esa zorra que por dos días yo voy a estar SANANDO (en rudimentos), haciendo señales, pero al tercer día me APARECERÉ ¡Oye, que cosa…! ¡Lindo…!  (Aplausos)…

     Ellos alegan que hacer milagros y sanar enfermos son rudimentos. Podemos ver aquí cuan lejos están del verdadero conocimiento bíblico.   Miremos como dice Hebreos 6:1...rudimentos de la doctrina de Cristo...  Debemos definir que significa rudimentos.   De acuerdo al diccionario de La Real Academia Española rudimento significa: Primeros estudios de cualquier ciencia o profesión.   Es por eso que vemos en Hebreos 6:1 que también se emplea la palabra fundamente.

   Milagros y sanidades no es fundamento.  Eso son señales, y ¿sabe qué?, no hay que tener fundamento para hacer señales y prodigios.   Es por eso que en aquel día Jesús le dirá a muchos: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad (Mt.7:23).    Esto viene en respuesta a las palabras de esas personas, quienes le dijeron a Jesús: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? (Mt.7:22).

    Fundamento es lo que está en Hebreos 6 y lo que está en Mateo 5,6 y 7.   Es por eso que Satanás está usando esta secta para desviar la atención de lo que es real y lo que va a servir para mantener a la iglesia firme en el día malo.  

   Teniendo eso claro, pienso que no debemos abundar en el asunto de los dos días como dos mil años.   Vemos que de igual forma está mal interpretado.

 Pasemos a nuestro tópico número tres.

 

  1. El asunto de los calqueos – hablar lo mismo.

  Ellos llaman calqueos a lo que ellos predican.   Lo llaman claqueo porque todos hablan lo mismo.   Para sustentar esto hacen uso de las palabras de Pablo en: 1 Cor.1: 10Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer. 

    ¿A qué nos referimos cuando decimos que ellos hablan lo mismo?  El calqueo o predicación solo su apóstol es el que lo puede escribir.   Luego él lo pasa a sus otros obispos para que ellos lo lean.   De esa forma todos hablan lo mismo.   Es por eso que en el párrafo citado arriba habla de pasar el calqueo.   Veamos nuevamente como dice:

 Marzo 12 del 2006

Calqueo La imposición de manos

Es como Carlos (Cestero), todo lo que Carlos predica aquí, él se tiene que sentar conmigo, de hecho, yo le di un calqueo para hoy (ayer), y como se apareció esa inconveniencia, me lo tuvo que repetir a mí, ya a mí se me había…(ido), ja, ja, ja… esta mañana yo lo llamé (y le dije): -Dame el calqueo…

Y se echó a reír…pues dice: -Qué cómico es esto, ¿cómo te voy a dar lo que tú me diste?... (El Apóstol José Luis le dijo): -Si, pero es que ya yo lo saqué del programa, ja, ja, ja, ja… Y tuve que copiarlo de él mismo.

    Vemos claramente que ninguno de sus ayudantes puede hacer uso de su mente, pues todo está controlado por su apóstol.   A lo último de este tratado, en la parte de “conversación vía Email con uno de sus pastores” estaremos abundando más en este tema de los calqueos.   Podremos ver cuan equivocados y distorsionados están.

 Pasemos a nuestro cuarto tópico

  1. Convertirse a José Luis

 

Marzo 12 del 2006

Calqueo La imposición de manos

 

Atiende, el que NO acepta que yo SOY DIOS tiene un VELO, ¿cómo se llama? -El que RESUCITÓ. Ya no es Jesús de Nazaret, porque Jesús de Nazaret, al pasar al resucitado, quitaron el velo de Jesús de Nazaret para que seas de OTRO, que fue el RESUCITADO, ¿quién era Cristo para Pablo? -El RESUCITADO. Pero el “problema” es que el resucitado hizo otra mudanza y se metió en José Luis….

 Y hasta que no se conviertan a José Luis, el VELO no se les quita…je, je… -¿Verdad que eso está duro? Ja, ja, ja, ja… (Aplausos).

    Esta porción habla claramente de la aberración a la que esta secta ha llegado y a la ignorancia de sus seguidores.  Da pena ver como muchos, que militaron en la verdad, han caído en tal contradicción.   Peor aun es ver pastores evangélicos cayendo.  Verdaderamente la apostasía está en su apogeo y nuestro amado Cristo está a las puertas.

 Veamos nuestro próximo punto

  1. La Santa Cena.

    Veamos lo que ellos dicen con relación a esta ordenaza.

 Noviembre del 2005

Respuesta #1

1ª a Corintios 11: 25-30, el Apóstol Pablo, no invita a practicar la llamada “santa cena”, sino solamente explicando que él también conocía la historia, que un día Cristo tomó el pan…, etc., etc., etc. Pero, el comer indignamente es precisamente comerla, y esto el Apóstol Pablo lo habló a los Corintios. que era una iglesia carnal. Él no pudo hablarles como a espirituales (1ª a Corintios 3: 1) “…porque el reino de Dios no es comida ni bebida,…” (Romanos 14: 17). 

    Cuando vamos a 1 Cor. 11, lugar donde Pablo habla de la Santa Cena, veremos que estas palabras de ellos son, una vez más, una mala interpretación.   Recordemos que el objetivo de ellos, y no tanto ellos, sino Satanás, es de remover todo lo que Jesús estableció.

    Veamos varios versículos en 1 Cor.11.  Amados, esto es de suma importancia porque están tratando de eliminar algo que Cristo estableció y que nos recuerda que Cristo murió en la cruz para nosotros alcanzar salvación.

 17Pero al anunciaros esto que sigue, no os alabo; porque no os congregáis para lo mejor, sino para lo peor.

¿Qué es lo que Pablo les va anunciar?   El tópico de la Santa Cena.  Dice que no puede alabarlos porque están deshonrando algo que ha sido establecido por Cristo.

 20Cuando, pues, os reunís vosotros, esto no es comer la cena del Señor.

  Pablo no está censurando el que ellos celebran la Cena del Señor o Santa Cena.   La censura no es por celebrarla, sino por hacerlo incorrectamente.

 23Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan;

    Notemos que Pablo está diciendo que él recibió lo que les ha enseñado.   ¿Qué recibió y qué enseñó?  La Santa Cena.  Luego procede a explicársela nuevamente.   ¿Será que Jesús le enseñó eso a Pablo y luego le dijo, “eso está mal Pablo, no lo hagas más”.   Recordemos que Pablo conoció al Cristo resucitado y quien participó de la Pascua e invitó a los discípulos a realizarla fue el Jesús de Nazaret.   Lo que nos dice que el Cristo resucitado o “el otro” como ellos lo quieren llamar, le enseñó a Pablo lo que Jesús de Nazaret le enseñó a los apóstoles.   O sería que cuando Pablo subió al cielo, pasados catorce años, Cristo le dijo, “Pablo, lo que te enseñé hace mucho ya no sirve, yo me equivoqué, Dios tuvo que corregirme y ahora yo te corrijo a ti.”  

   Veamos como sigue diciendo.

 26Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga.

   La invitación de Pablo no es a dejar de celebrar la Cena, sino a continuar haciéndola y esta invitación es en recordación de la muerte del Señor y la han de celebrar hasta que él, el Cristo, venga.

29Porque el que come y bebe indignamente, sin discernir el cuerpo del Señor, juicio come y bebe para sí.

    Note que Pablo está hablando de comer la Cena del Señor en forma indigna.    En ningún momento encontramos a Pablo haciendo prohibición.   La única prohibición es la dicha por ellos y en forma especulativa, pues ellos asumen que en la visita de Pablo al Paraíso Cristo le dijo que no la tenía que celebrar más.   A quien vamos a creer, a la palabra escrita o a un hombre caprichos.

 33Así que, hermanos míos, cuando os reunís a comer, esperaos unos a otros. 34Si alguno tuviere hambre, coma en su casa, para que no os reunáis para juicio. Las demás cosas las pondré en orden cuando yo fuere.

    Esta reunión de comer es para tomar la Cena según el contexto.   Pablo dice “Cuando os reunís a comer   Una vez más vemos que no hay prohibición, sino exhortación a continuar reuniéndose para celebrar la Santa Cena, pero en forma ordenada.

 Veamos ahora nuestro último tópico

  1.  El juicio eterno

  Esta secta dice que no va haber juicio alguno, pues el juicio fe hecho cuando Cristo murió en la cruz.  Veamos una vez más como ellos lo dicen.

 Febrero 1 del 2006

Calqueo – Tres manifestaciones de Jesucristo

“…y del juicio eterno. Usted ha visto a gente que dice:

 -Viene JUICIO de Dios… ¡viene el juicio…!

 Aquí no, ya el JUICIO ese tomó lugar… aquí ya NO hay más juicio. Ya está todo, usted puede dormir tranquilo ya NO hay más JUICIO. A menos que viva al lado de las dos torres (de New York) y venga un avión y se las explote, entonces… se asusta; y si le caen encima, se va para la NUBE (de testigos). Pero JUICIO, NO hay

    Ellos dicen, pero juicio, no hay.   ¿Por que no hay juicio según ellos?   Por que el juicio ya tomó lugar.   ¿Será eso cierto?  Veamos lo que nos dice la palabra de Dios, la Biblia.

   Hch.24: 25Pero al disertar Pablo acerca de la justicia, del dominio propio y del juicio venidero, Félix se espantó, y dijo: Ahora vete; pero cuando tenga oportunidad te llamaré.

    Notemos que es Lucas el que está diciendo las cosas que Pablo hablaba con Félix.   Entre ellas está el juicio venidero.   Si es venidero quiere decir dos cosas.   En primero lugar que cuando Cristo murió en la cruz no señaló el fin del juicio, y segundo que para el tiempo en que Pablo habló con Félix todavía no se había dado ese juicio.   Esto desmiente lo dicho por esta secta de que no va haber ningún juicio porque el juicio ya se dio o como ellos dice, ya tomó lugar.

 Ro.2: 5Pero por tu dureza y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios, 6el cual pagará a cada uno conforme a sus obras: 7vida eterna a los que, perseverando en bien hacer, buscan gloria y honra e inmortalidad, 8pero ira y enojo a los que son contenciosos y no obedecen a la verdad, sino que obedecen a la injusticia;

    Este pasaje habla de ira para el día de la ira.   También habla de la vida eterna.   Podemos ver que vendrá un juicio.  Como ellos no quieren aceptar las otras partes de la Biblia no leen que en Ap. Se habla del gran trono blanco, donde se llevará a cabo el juicio final.

    Por otro lado Pablo también nos habla de que cada uno de nosotros tendremos que comparecer ante el tribunal de Cristo.   Es digno que veamos este párrafo.

 10Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo (2 Cor.5:10).

   Con esto cerramos este estudio exhortándole a continuar perseverando en el verdadero Jesucristo.   Lea la Biblia, estúdiela, escudríñela, sea como los hermanos de Berea para que no sea engañado.   Dios le continúe bendiciendo.