Cuatro Pilares del Corazón de un Hombre…Parte 1

Algunos soñaban con grandes sueños en una ocasión, sueños de la vida. Pero se han desaparecido. Lo que nos queda a nosotros es pensar; ¿qué queda de esos sueños soñados por aquellos? La Palabra en la Escritura regresa a nuestra mente una vez más.

“El varón, como la hierba son sus días, florece como la flor del campo, que pasó el viento por ella, y pereció; y su lugar no la conoce más”. Salmos 103:15-16

Preguntémonos; ¿Seré yo diferente? ¿Qué clase de hombre soy? ¿Qué clase de mujer soy? ¿Qué clase de familia estamos levantando? ¿Algún día, vera alguien el remanente de nuestra pequeña civilización? ¿Qué verán ellos? ¿Qué clase de heredad dejaremos? ¿Qué diferencia hace que nosotros hayamos vivido?

Quiero recordarles que lo único que dura es la eterna población. La gente perdurara para siempre. Murallas de madera o de cemento se caen pero la gente es para siempre. Y si la vida significa algo, edificar la población debería ser todo lo que debemos hacer. Como alguien dijo una vez; no podemos hacer mucho por nuestros antecesores pero si podemos hacer muchísimo por nuestros descendientes. Tenemos que criar una familia solida para que sobreviva. Un hogar que este firme que no caiga o tambaleé cuando llega la turbulencia. Tenemos que construir una civilización que sea diferente a la pasada, que sea construida en pilares que no se inclinen para los lados y que ni mucho menos se caigan.

 Cuatro Pilares del Corazón de un Hombre…Parte 2

¿Qué clase de hombre construye  o levanta una civilización grande o pequeña que sea mejor que la de uno? ¿Qué clase de hombre tiene hombros grandes y construye sobre ellos? Cuatro pilares de un hombre;

Un hombre con visión y carácter….Un Rey

Un hombre con fuerzas y poder….Un Guerrero

Un hombre con fe y sabiduría….Un Mentor

Un hombre con corazón y amor….Un Amigo

Son con estos pilares que el hombre puede levantar una pequeña civilización, la que se podría llamar “hogar” el cual hay la posibilidad de que se caiga o de que permanezca firme. Un techo de una casa no se aguanta con dos columnas y ni mucho menos con una. Con tres columnas sería posible de permanecer por un tiempo pero no está balanceado y eventualmente puede caer.

Se toma cuatro pilares para construir un edificio, un templo o un hogar. Y se toma cuatro pilares para hacer a un hombre. Un hombre que sabe del peso, un hombre que combate en contra de los elementos, y que sujeta a su pequeña civilización intacta en un mundo que lo que desea es destruir al hogar.

¿Qué clase de hombre soy yo? ¿Qué clase de hombre eres tú? ¿Cómo podemos tú y yo transformarnos en lo que necesitamos ser?

“Lámed ¿Quién es el varón que teme al SEÑOR? Él le enseñará el camino que ha de escoger”. Salmos 25:12

 Cuatro Pilares del Corazón de un Hombre…Parte 3

Los caminos cruzados que se le enfrentan a un hombre son los que definen los pilares, pilares débiles o pilares sólidos. Hay momentos que hay que tomar una decisión crucial. En muchas ocasiones aun cuando no se toma una decisión por la falta de iniciativa, de autoridad o de valor, nos conduce a un camino más congestionado. Las consecuencias nos cambia la calidad de nuestros pilares.

¿Qué realmente importa tomar decisiones? Importa muchísimo, debido a que una decisión podría llevarte a la muerte o mantener la vida, a divorcio o a unión, a riqueza o a pobreza, a mejor conocimiento o permanecer ignorante, etc. ¿Qué diferencia hay si muero en ese día? ¿Qué diferencia hay si sigo con vida? ¿Qué realmente importa con todo esto que se le llama vida?

Para el hombre que desea tener pilares sólidos, esos momentos de tomar decisiones son culminantes porque quiere mantener y reforzar su pequeña civilización. Y no tan solo su hogar (esposa e hijos), si no de respetar lo que se le ha dado, la tierra, pero sobre todo a Dios y su familia, que consiste de su esposa y de sus hijos (la iglesia local).

Algunos caminos cruzados son largos y obvios. Puedes verlos a un kilometro de distancia. Otros son más ocultos u opacos.  Otros se ven pequeños por la medida de la vista o de la distancia, lo que te lleva a no reconocerlos aun cuando están en tu propia cara. Pero años más tarde cuando miras atrás te das cuenta de que una “decisión” tomada en ese día determino un cambio en tu camino para el resto de tu vida.

Avece la decisión es tomada lentamente y bien pensada, cuidadosamente calculada por meses. Otras veces se toman a la ligera como un rayo. Algunas veces son decisiones que se repiten continuamente como si fuera una rutina. Pero, al fin y al cavo, es una decisión que te lleva a una dirección de un camino, sea largo o pequeño. Preguntémonos; ¿Quien realmente es la autoridad de mi vida? ¿Yo? O ¿Dios?

Esa decisión tomada a cada instante por el camino determinara el próximo camino que esta mas adelante, sea cruzado o sencillo, también va a determinar si es por un largo tiempo o para siempre.

¿Cómo debería de ser mi decisión a lo largo del camino? ¿Mía propia, del mundo o de Dios? ¿Qué voz debería de mandar a mi corazón? ¿La del mundo? ¿La de Satanás? O ¿La de Dios? ¿Que se toma ser un hombre verdadero?  Se toma tener fuerzas y poder, que te identifica como guerrero. Tener una visión y carácter para que te sientas como un rey. Tener fe y sabiduría para que puedas demostrar que eres un mentor. Finalmente, tener un corazón bondadoso y amor en abundancia para que te cataloguen como un amigo.

Salmos 119;

23-Príncipes también se sentaron y hablaron contra mí, hablando tu siervo según tus estatutos. 24-Pues tus testimonios son mis deleites, y mis consejeros.

35-Guíame por la senda de tus mandamientos, porque en ella tengo mi voluntad. 36-Inclina mi corazón a tus testimonios, y no a la avaricia. 37-Aparta mis ojos, que no vean la vanidad; avívame en tu camino.

54-Cánticos han sido para mí tus estatutos en la casa de mis peregrinaciones. 55-Me acordé en la noche de tu nombre, oh Jehová, y guardé tu ley. 55-Esto tuve, porque guardé tus mandamientos.

74-Los que te temen, me verán, y se alegrarán; porque en tu palabra he esperado.

86-Todos tus mandamientos son la misma verdad; sin causa me persiguen; ayúdame. 87-Casi me han consumido por tierra; mas yo no he dejado tus mandamientos.

143- Aflicción y angustia me hallaron; mas tus mandamientos fueron mis deleites.

147-Me anticipé al alba, y clamé; esperé en tu palabra.

 Cuatro Pilares del Corazón de un Hombre Parte 4

El liderazgo y la autoridad definen a un hombre para poder sostener los pilares en su sitio. Cuando un hombre reconoce que es un líder y que tiene autoridad todo lo que está alrededor cae en su lugar. Se siente la paz en el hogar, los negocios se mantienen estables, crecimiento dentro y fuera del trabajo florece automáticamente, la relación con la familia cercana y con sus amistades fluyen. El ser líder y tener autoridad conlleva un peso grande en los hombros del hombre pero paga su fruto por si solo cuando se ejecuta con fe, rectitud y honestidad. Miremos como Jesús, Rey de reyes y Señor de señores les habla a sus discípulos para dejarles saber claramente Su preocupación cuando entre ellos se preguntaban por posiciones. El deseo de autoridad y de líder estaba en ellos pero no sabían que Jesús les tenía que demostrar quien era el verdadero líder y dejarles ver también Su autoridad cuando los confronto.

25Entonces Jesús llamándolos, dijo: Ya sabéis que los príncipes de los gentiles se enseñorean sobre ellos, y los que son grandes ejercen sobre ellos potestad. 26Mas entre vosotros no será así; sino el que quisiere entre vosotros hacerse grande, será vuestro servidor; 27Y el que quisiere entre vosotros ser el primero, será vuestro siervo; 28como el Hijo del hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos. (Mateo 20:25-28)

En una simple enseñanza el “Rey” les clarifico la realidad. El Dios del universo les hizo ver Su punto. El formo la naturaleza para que tengamos autoridad Y les dejo saber que fue Él quien invento la autoridad y el liderazgo. A la misma vez les dejo ver que ser “líder” no era lo que ellos tenían en sus mentes. Jesús nuestro “REY” dejo saber y nos deja saber que ser líder y tener autoridad;

No es mandar…..es servir

No es demandar….es preocuparse por los demás

No es arrogancia…..es ser humilde

No es vanidad……es trabajar

No es que todo va a bajar en bandeja de plata y oro…..es nuestra cruz la que tenemos que cargar

¿Qué te deja ver todo esto? Que para ser ese líder con autoridad primero tienes que servir, preocuparte, ser humilde y que hay que laboral. ¿A quién? A Dios, a nuestra familia o pequeña civilización, a la iglesia, a la comunidad y sobre todo a tu enemigo. En conclusión, no hay mucho campo en el reino de Dios para aquellos que solo quieren ser notados como líderes y que actúan como jefecitos de otros cuando les conviene. Que te hace pensar que vas a lograr cambiar lo que es un líder y autoridad cuando los discípulos no pudieron ganar esas demandas en aquellos tiempos. La formula es la misma, no ha cambiado, ha sido sellada por un líder y con autoridad “DIOS”.

¿Alguna pregunta?

 Cuatro Pilares del Corazón de un Hombre Parte 5

Miremos ahora el primer pilar, el pilar de “Rey”.  La función que Dios nos ha puesto en nuestro corazón como “Rey” se encuentra a lo largo de las Escrituras. Empezando cuando la Palabra describe a Dios como Rey de reyes. Su hijo, el segundo Adam, destinado para mandar con todo poder y autoridad. Aun el primer Adam fue diseñado para tener dominio. Podemos ver atreves de la Palabra de como Dios nos ha dejado saber claramente que la función de un líder es ejercer autoridad. La autoridad es la base del universo. Es la forma inevitable de uno hacer preguntas. ¿Quién está a cargo? o ¿Quien es el jefe? Estas preguntas fueron las que trajeron rebelión de primera instancia y sucesivamente ha continuado y ha de continuar con guerra global o local, física o espiritual, matrimonial o personal. La autoridad es un elemento que nos cambia y que nos puede llevar a desviarnos por lo que no es correcto ante los ojos de Dios. ¿Por qué nunca escaparemos de la autoridad? Porque es parte del plan de Dios, siempre va a ver alguien a cargo. Hemos tratado de ignorarlo sicológicamente pero la realidad es que alguien va a tomar el control de alguien o de cualquier cosa que suceda. Es de la manera que Dios creó este mundo. ¿Por qué? Porque refleja la realidad de Su palabra. Y lo podemos ver cuando Satanás trato de tomar autoridad que termino en el infierno. Siempre va a ver alguien al comando.

Son cosas que se pueden ver a lo largo de la vida. Cuando nacimos, inmediatamente que salimos del vientre de la madre entendimos que existe una autoridad, nuestros padres. Luego es reforzado en el hogar y en la escuela cuando llegamos por primera vez al salón de clase. Entendemos que la maestra es la que esta a cargo de la clase. Siempre alguien va a estar a cargo.

Miremos ahora los siguientes pasajes para ver autoridad diseñada por Dios; Efesios 5:21; sujetados los unos a los otros en el temor de Dios. En este versículo de Efesios 5:21 nos deja ver que alguien debe de estar en autoridad y lo rectifica cuando leemos el próximo versículo 5:22 que lo deja ver claramente; Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor. Si seguimos leyendo desde Efesios 5:22-6:9 vemos que Pablo da una ilustración a los esposos, esposas, padres, hijos, jefes y empleados de que alguien siempre va a estar en autoridad y que debemos de funcionar como Dios nos ha diseñado.

Observe que Pablo no les dice a las casadas que el espeso es la cabeza del hogar sino que se los deja saber como Dios lo diseño, que ellas como mujeres casadas necesitan sujetarse a su marido como ellas se deben de sujetar al Señor. Les deja ver que para que ellas se sientan sujetas al Señor que primeramente deben de sujetarse a sus maridos. En una forma sencilla les deja ver que si no se someten a sus maridos que tampoco están sujetándose al Señor. De esta forma cuando ellas se someten a sus maridos se sobre entiende que le están dando el puesto que a el marido le corresponde por mandato de Dios. El marido es la cabeza del matrimonio y del hogar. De la misma forma Pablo le deja saber al marido sabiamente que la esposa debe de ser la persona más importante en su vida y que le debe de servir como vaso frágil. Y que se debe de preocupar por ella hasta que la muerte los separe.

Si no se acepta la primera parte en que las esposas se deben de someter a sus maridos como al Señor entonces no debemos de aceptar que los hijos se sometan a los padres y mucho menos que los empleados se sometan a los jefes. De no seguir el plan diseñado por Dios esta vida puede ser un caos, que por cierto, eso es exactamente lo que vemos hoy en día. El hombre no quiere el lugar que le corresponde, la esposa quiere la posición del marido, los hijos quieren estar en total control de sus padres, los empleados no respetan a sus jefes y los jefes quieren todo el merito sin tomar responsabilidades.

En conclusión Dios ha diseñado un plan perfecto para que vivamos sabiamente y saludablemente bajo su liderazgo y autoridad mientras estemos en este mundo. Pregúntate; ¿Donde he fayado? ¿Soy yo ese hombre que no quiero ser, un líder con autoridad? ¿Soy yo la esposa que no puedo someterme a mi marido como al Señor? ¿Qué puedo hacer para tornar mi situación de acuerdo con el plan de Dios? ¿Tengo yo la autoridad para hacer los cambios que me corresponden?


Hoy es un nuevo día y Dios te esta dando otra oportunidad para que arregles lo que esta en contra de Sus estatutos. Dios es amor y misericordioso, pero, ¿hasta cuándo? Solo Él sabe, solo Él sabe!

 Cuatro Pilares del Corazón de un Hombre Parte 6

Continuando con el tema de autoridad hay que reconocer que autoridad existe en cada nivel de la vida o de la existencia. Esto sucede porque es parte del plan natural de Dios. Y autoridad existe dentro de Dios aun cuando Él es la cabeza, reflexionemos por un instante en el orden de la Trinidad para que nos pueda ayudar a entender que siempre ha existido la autoridad. La autoridad es esencial y parte de la vida como tal.

·         Hay autoridad dentro de Dios como tal

·         Hay autoridad en el mundo espiritual de los ángeles y demonios

·         Hay autoridad dentro de las naciones

·         Hay autoridad en las iglesias

·         Hay autoridad en los hogares y familias

·         Y hay autoridad en el matrimonio

La vida no puede existir si no hay autoridad. La pregunta es la siguiente; ¿Cómo, yo, puedo lidiar con la existencia de autoridad? En un tiempo atrás un grupo de sicólogos se reunieron para estudiar acerca de la “estrés”. Este grupo llego a la conclusión que la vida en si es “estresada” y clamaron de que no hay de otra que aceptar esa realidad. De la misma forma nosotros tenemos que aceptar que la autoridad ha existido y que siempre va a existir. No es fácil lidiar con el tema de autoridad porque en ocasiones sabemos y vemos que decisiones no se toman por falta de autoridad y otras veces los líderes toman decisiones solo por salir del paso. Lo que los conducen a tomar malas decisiones.

Por otra parte existen personas que entienden y aceptan el principio de lo que significa autoridad. Su entendimiento es tan amplio que cuando les toca ejercer la autoridad lo hacen y no se dan patadas en el pecho por lo que han hecho. Internamente son más agradecidos y demuestran a otros la influencia que hay en ellos. Lo hacen en el trabajo, en la calle como en el hogar. ¿Cuándo sucede esto? Cuando se entiende y se acepta que tomar o tener autoridad es hacerlo porque “uno quiere” en vez de que “tengo que hacerlo” ósea forzadamente.   

Comencemos a examinar la autoridad en el hogar. Se supone que los padres sean los que tengan la autoridad sobre sus hijos y no viceversa. Desafortunadamente lo que se esta viendo hoy en día es que los hijos tratan por todos medios de correr el hogar. El resultado es simple “DESASTRE”.  Debido a esto no nos debemos de sorprender que la autoridad en el matrimonio y la familia hayan entrado a ser parte de un debate en nuestra cultura. Si no reconoces tu puesto bajo el mandato de Dios eres una anti-autoridad para todo y en todo. Lo que significa mi querido amigo(a), que tu corazón todavía no pertenece a Dios o que te falta limpiar esa falta que hay en ti. El libro de Colosenses 1:10 nos dice; “para que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo, fructificando en toda buena obra, y creciendo en el conocimiento de Dios.” Observe que dice “agradándole en todo” no dice en “algunas cosas o algunas veces” deja ver bien claro que es en “TODO”. La palabra “todo” incluye el reconocer la responsabilidad de ser autoridad y ejercer autoridad. También incluye de cómo debo de ejercer dicha autoridad. De esta forma estoy actuando como El lo desea.

Ser cabecera no significa liderazgo. Estos términos muchas veces lo confundimos en nuestro mundo de dominio. La responsabilidad que Dios ha puesto en un líder no es que se exalte por lo que es o por lo que hace y mucho menos que lo haga para pisotear a la mujer. Veamos algunas oraciones descriptivas que nos puede ayudar a definir la masculinidad bíblicamente. Estas nos pueden ayudar a llenar el espacio vacío que hay en nosotros, son precisas y practicas:

·         Servir y sacrificarse por el bien de la mujer….El hombre está llamado a dirigir la mujer, sirviéndole, no demandando que ella le sirva

·         Señalarle que Cristo es la prioridad….El papel del esposo es de ayudar a su esposa a que entienda que debe de depender de Cristo

·         Hacer lo mejor con las partes fuertes de otros….Un líder de Dios no trata de demostrar su propia superioridad sino que utiliza las partes fuertes de los que lo rodean. Un hombre debe de tratar a su esposa como vaso frágil y no como una sirvienta o como una niña.

·         Tomar e iniciar la responsabilidad en general….La palabra “General” es la palabra clave. En algunas áreas la esposa toma la iniciativa de acuerdo con sus dones o destrezas. Sin embargo el esposo tiene la completa responsabilidad por la enseñanza de la vida espiritual y el bienestar de su familia.

·         Expresión romántica….En la relación romántica la madurez del esposo debe de estar alerta a los gestos románticos por parte de su esposa para que así le pueda traer placer a su esposa.

·         Tomar la iniciativa de ensenar a sus hijos….Tanto la esposa como su marido tienen la responsabilidad de la enseñanza de sus hijos. Ella debe de ejercer la enseñanza especialmente cuando su marido está ausente. Sin embargo el marido es el responsable de dar la enseñanza a los hijos cuando los dos están presente y no quedarse mirando pasivamente sin hacer nada.

·         Encontrar diferentes maneras de expresar la presencia masculina….El hombre maduro debe de dejar ver los actos de caballero, por ejemplo; abrir la puerta a una dama, sentar a la dama cuando van a un restaurante, etc.

·         Saber que ser líder conlleva y requiere arrepentimiento y humildad….El hombre necesita ser humilde ante la presencia de Dios cuando faya y cuando su actitud es de evitar su responsabilidad.

Bíblicamente no hay cabida para el cabecera que se quiera dejar ver como “la ultima Coca-Cola del desierto”. Claramente Dios deja ver que el hombre es la cabeza del hogar. El hombre es responsable por su matrimonio y por su hogar. La posición del hombre Dios la describe con dos palabras básicas, “esposo” y “cabecera”. Estas dos palabras son palabras benevolentes, han sido diseñadas para proveer liderazgo, autoridad, orden, y dirección en el hogar.

Miremos las características/definiciones bíblicas de ambas palabras;

·         Esposo=Un esposo es uno que sirve. Es uno que da y cuida. Es responsable por su hogar. Viéndolo como verbo “esposo” significa “dirigir”, “administrar”. Estos términos fuertes implican que un líder debe de ser efectivo y responsable.

·         Cabecera=significa director, jefe, principal. Un mejor significado de cabecera es igual a liderazgo y autoridad. Ejemplos; cabecera de la clase, cabecera del cuerpo militar, cabecera de la compañía, cabecera de la iglesia, cabecera del hogar o cabecera. Cabecera significa cabecera.

Finalmente nosotros deberíamos de ejercer las instrucciones que el Apóstol Pablo nos ha dejado en Efesios 4:1-2 “Yo, pues, preso en el Señor, os ruego que andéis como es digno de la vocación con que sois llamados; con toda humildad y mansedumbre, con tolerancia, soportando los unos a los otros en caridad;”

Cuatro Pilares del Corazón de un Hombre Parte 7

Comenzare por mencionarles de que hay un montón de impostores en las calles. Para que tengan una pequeña idea de lo que es un impostor busquen información de Ferdinand Waldo Demara, Jr., Este individuo se hizo pasar por maestro de escuela, por doctor, por monje, por jefe de una prisión y por cirujano. Este individuo hizo de todo. El fue donde quiso ir e hizo lo que se propuso hacer. El siempre será identificado  como “El Gran Impostor”. Se preguntaran; ¿Por qué menciona todo esto? Sencillamente porque hoy en día hay muchos como Ferdinand, falsos. Muchos de los hombres son hasta mejor impostor que este individuo. El hombre falso de hoy en día colecta lo siguiente; una profesión, una esposa, manufacturan algunos hijos y juegan algún tipo de drama, ellos aparentan ser algo que realmente no son. Esto se ve continuamente, hombres que no quieren responsabilidad, hombres que reclaman ser cabecera del hogar y actúan como un dictador y no como un rey. Cuando los observa bien de cerca te das cuenta que actúan más bien como niños, no maduran, especialmente en los negocios del Señor.

Uno de los problemas más grande que el hombre (termino general) tiene en este mundo es la comunicación. Hay muchos hombres que no saben la definición de “comunicación”. Como cabecera que eres del hogar TIENES que saber como comunicarte, no ser dictador sino saber como “comunicarte”. Cuando tú como cabecera entiendes lo que significa “comunicarse” y lo que conlleva el “comunicarse” entonces es que las cosas en tu pequeña civilización (hogar) comienzan a enderezarse. De lo contrario lo que va a pasar es, “DESASTRE”. Veamos a un líder que sabia como comunicarse y lo que le ocurrió cuando la comunicación fallo por alguna razón desconocida. El descuido de no prestar atención lo llevo hacer algo que no fue lo indicado. Ademas de no prestar atención también se desenfoco por la presión de su gente. Este líder fue Moisés, Moisés fue un hombre elegido por Dios para dirigir y sacar al pueblo de “Israel” de Egipto. Fue una persona que supo y entendió que la comunicación era primordial para lograr la misión que Dios le había dado. Por temor y respeto a Dios estaba atento a las conversaciones que tenia con Dios para agradarlo en todo. Este hombre no se movía para nada sin antes comunicarse con Dios, sin antes de estar seguro de entender lo que Dios quería. Quería saber detalladamente cual era el propósito de Dios con el y su pueblo Israel. Tuvo este tipo de comunicación con Dios por alrededor de 40 años. Moisés fue uno de los reyes más poderoso de aquellos tiempos aun cuando nunca fue reconocido como rey por el pueblo pero ante los ojos de Dios lo fue. Preguntémonos; ¿Pensara Dios de mi como pensaba de Moisés? El simplemente era un pastor de rebaño de ovejas. El fue escogido de la misma manera que Dios ha escogido a muchos, quizás tú estas incluido en la lista. Tu, hombre, has sido escogido a ser rey, especialmente rey en tu hogar, esa es la voluntad de Dios de que tú seas rey. Moisés triunfo porque obedeció y porque se comunicaba con el Rey de Reyes, Jehová. Moisés hizo lo mejor siempre, bajo la inspiración del Altísimo, el grabo “la ley de Moisés”. Hasta hace unas décadas atrás esas leyes estaban en los salones de clase de nuestras escuelas y en las oficinas del gobierno de los condados.

Que te hace pensar que tu no puedes ser un “Moisés” en estos tiempos. Lo que necesitas es valor y esforzarte para comenzar con la tarea. Tu primera misión debe ser tu pequeña civilización. La primera cosa que debes de hacer es aprender a como comunicarte. ¿Con quién? Primeramente con Dios y luego con los demas. Para lograr la misión que Él nos ha encomendado tenemos que aprender a comunicarnos con nuestro padre Celestial, no hay de otra. Esto conlleva contestarnos ciertas preguntas. Soy hijo(a) de Dios? Ósea, ¿He aceptado a Jesucristo como mi Salvador?, ¿He confesado que soy un pecador? ¿Reconozco en lo más profundo de mi corazón que Jesucristo murió por mí en la cruz del calvario y que resucito al tercer día? Si las contestaciones a todas esas preguntas son positivas, entonces hay línea abierta para comunicarse con Dios. De lo contrario, la línea de comunicación con Dios está muerta. La ley de Moisés contiene unos valores increíbles de cómo levantar a una familia en este mundo. Moisés reconoció que Dios representa la cabeza de la familia a nivel nacional, Moisés articulo leyes, principios y valores para utilizarlos para gobernar su gente para su propio bien y desarrollo. Esta es la forma en que un rey puede ser rey sin importar a quien le sirve, a reinados o compañías o iglesias o familias, el rey en un hombre es un pecho destrozado para asegurar justicia, establecer orden, asegurar estabilidad, y proveer estructura. El rey en un hombre puede desarrollar lo que se llama “Tranquilidad Domestica”. Esta es una forma de padres y reyes. El rey en un hombre es igual que un padre sabio. Los dos son firmes y gentiles. Amorosos y disciplinados como la situación lo requiera, pero siempre bondadosos a través del tiempo.  Y siempre dándose y sacrificándose por los demás. 

En esto fallo Moisés en una de las ocasiones cuando se comunico con Dios; Dios le dijo a Moisés que cuando el pueblo tuviera sed que le hablara a la roca. Moisés, bajo la presión del pueblo y por su carácter se frustro y le pego a la roca con su vara, no le hablo, sino que le pego con su vara. Esta pequeña mis-comunicación lo llevo a que Dios no le permitiera a entrar a la tierra prometida. Note que fue un pequeño mal entendido a través de una comunicación. Humanamente lo podemos calificar como algo  insignificante. Eso es pensando humanamente pero para Dios la comunicación es bien importante. Debemos de comunicarnos apropiadamente con los compañeros de trabajo, amistades, hermanos de la iglesia, con nuestros hijos y con nuestras esposas(os). Existe una técnica eficaz para tener la seguridad de que entendemos lo que se dialoga con una persona; primero uno debe de escuchar mientras el otro habla, uno debe de repetir lo que entendió a la persona ya sea directamente o en forma de pregunta para verificar que lo que esa persona dijo es lo que usted entendió y así sucesivamente hasta que ambos estén seguros que hubo un entendimiento de lo hablado. Comunicación es una vía de dos carriles, uno habla y el otro escucha. Cuando los dos hablan los dos van en contra del tráfico lo que produce confusión, porque solo se dice y se oye lo que le conviene a cada uno.

En conclusión, el rey en un hombre es aquel que demuestra lo que es y no lo que no es. El rey en un hombre sabe comunicarse porque le interesa servir a los demás. El rey en un hombre siempre busca agradar a Dios a través de la fe. El rey en un hombre es aquel que se preocupa por su pequeña civilización e instruye a sus hijos y sirve a su esposa como lo dicta el Señor.

Con estas palabras te dejo para que medites;

“Vive la vida libremente pero no utilices tu libertad para hacer lo malo; vive como siervo de Dios. Demuestra respeto por los demás. Ten consideración de tu esposa, esposa ten consideración de tu esposo, trátense con respeto, no ordenes como si fueras Dios a todos aquellos que están a tu disposición para tu servicio, más bien sirve como ejemplo. Se humilde bajo la mano de Dios para que Él te levante cuando más lo necesites porque de Él es el poder por siempre”.

2 Samuel 23:3-5 “El Dios de Israel me ha dictado, el Fuerte de Israel habló): Señoreador de los hombres, justo señoreador en temor de Dios. Y como la luz de la mañana cuando sale el sol, de la mañana resplandeciente sin nubes; como resplandor por llovizna sobre la yerba de la tierra. ¿No será así mi casa para con Dios? bien que a toda mi salud, y a toda mi voluntad no se hará producir todavía. Mas él ha hecho conmigo pacto perpetuo ordenado en todas las cosas, y será guardado;”



 Cuatro Pilares del Corazón de un Hombre Parte 8

Expandiendo un poco más sobre el tema de un “Rey” podemos decir que el papel masculino en la casa y en la sociedad es indisputablemente fundamental. Cuando un hombre maduro hace las cosas incorrectamente, todos los que están  alrededor sufren. Sin embargo cuando el “Rey” en un hombre funciona en su totalidad, el hogar, la comunidad, nación y cultura pueden experimentar la calma. Cuando el hombre es capaz de ser un líder como debe de ser, entonces, los que lo rodean son exitosos. Las emociones son estables. Las cosas fuera de control desaparecen. Y la gente crece en amor y credibilidad. Cuando el “rey” está en su castillo por decirlo así, su esposa tiene energía. Sus hijos son un propósito y la relación entre la familia viene a ser una primavera donde los retos de la vida se convierten en un éxito.

·         Es el “rey” en un hombre quien le da animo a su esposa para que logre una educación.

·         Es el “rey” en un hombre quien sale de su trabajo para ver un juego de su hijo, para verlo como recita un poema en la escuela o para llevarlo a la iglesia para que participe en los negocios de Dios.

·         Es el “rey” en un hombre que confronta pacíficamente injusticias en su trabajo para producir respeto con su jefe y que sea aceptado por sus compañeros.

·         Es el “rey” en un hombre que va mas allá de la cuenta para ayudar a un alcohólico o para apoyar a un amigo que está planeando divorciarse aconsejándolo que busque ayuda profesional.

·         Es el “rey” en un hombre que mantiene la calma cuando el resto la pierde. Que con su voz deja ver que él es la autoridad, calma la situación con entendimiento y usa su sabiduría para controlar la situación. Sabe que él es la decisión, deliberando un pensamiento seguro de lo que va hacer. Pasa a través de la dificultad y provee dirección la cual permite que cada miembro de la familia sienta seguridad. Ser la mano que administra el castigo apropiado y que debe ser la voz sutil que honra a plenitud.

Nunca abuses del poder que un “Rey” tiene en el pecho. Bíblicamente un “rey servidor” es simplemente eso, una persona que le sirve a otros.  No abuses nunca del poder que tienes como “Rey”. Posiblemente una de las cosas más grave que un “Rey” puede ver es que por su poder hace cosas para su propio beneficio a la costilla de aquellos que lo rodean. Por esta razón es que el movimiento del “Cuerpo Femenino” protesta, por la injusticia en contra de ellas. Este movimiento fue creado a través del tiempo por el comportamiento del hombre impostor o el hombre falso. Hay que tener mucho cuidado y estar alerta porque es bien fácil de convertirse en un abusador simplemente porque sabemos que tenemos poder.

Ahora nos enfocaremos en ciertos abusos donde el hombre como “Rey” utiliza su poder para conseguir cosas persónales, intimidar y menospreciar a las personas sin importarles quien sea;

Abuso emocional

El abuso emocional es usado por el poder del “Rey” para ignorar o aplastar la necesidad que hay en los que están bajo su responsabilidad. Se puede ver de diferente formas; No pasar tiempo con la persona que añora estar con él (ella). Deliberadamente ignorar cuando la persona le está hablando. El tratar a las personas indiferentes porque te crees mejor que cualquiera. Acercarte a las situaciones injustamente y sin misericordia. Abandonar a alguien que depende de ti.

Abuso Verbal

El abuso verbal es aquel que se utiliza con poder verbal para herir o para deshonrar aquellos que están bajo su responsabilidad. Esto incluye el hablar fríamente sin tener preocuparse si se ofende o no. Demandando cosas injustas por los que somos responsables. Por lo general este comportamiento se ve porque esto vive en el “Rey” y lo trae con el arrastrado de tiempo atrás. Cosas que están ocultas, dolor por ser herido, inseguridad o simplemente porque lo vio en su crecimiento. La persona ofendida se siente mal cuando se le ofende verbalmente con palabras poderosas. Lo ideal debe de ser de utilizar palabras bondadosas como regalo.

Abuso Físico

El abuso físico de un “Rey” es cuando quiere golpear a todos aquellos que se le meta en su camino. El hombre por lo natural es mas fuerte que las mujeres y los niños. Cuando el este poder se usa en contra de los que están bajo nuestra responsabilidad  esto se llama “ABUSO”. Cualquier excusa o razón que se presente es inaceptable, este abuso nunca debe de ser justificado.

Abuso Sexual

Abuso sexual es el que se utiliza para controlar a algunos o a todos los que están bajo las manos del “Rey” y solamente para su placer. El hombre que utilice a su esposa como objeto para su satisfacción, no está funcionando como un “Rey” sino que es un abusador perdido en el reinado. Un verdadero “Rey” busca satisfacer a su esposa solamente y respeta a las demás mujeres.  El apóstol Pablo nos da una concesión, no una orden en 1 Corintios 7:1-5; «Es mejor no tener relaciones sexuales.» Pero en vista de tanta inmoralidad, cada hombre debe tener su propia esposa, y cada mujer su propio esposo. El hombre debe cumplir su deber conyugal con su esposa, e igualmente la mujer con su esposo. La mujer ya no tiene derecho sobre su propio cuerpo, sino su esposo. Tampoco el hombre tiene derecho sobre su propio cuerpo, sino su esposa. No se nieguen el uno al otro, a no ser de común acuerdo, y sólo por un tiempo, para dedicarse a la oración. No tarden en volver a unirse nuevamente; de lo contrario, pueden caer en tentación de Satanás, por falta de dominio propio”. Que quede claro que dicha concesión que el apóstol Pablo nos da tampoco es para utilizarla como manipulación.

Y el hombre que utilicen a los niños o otras víctimas es un hombre malo que lo que necesita es ayuda piadosa. “Y cualquiera que haga tropezar a alguno de estos pequeños que creen en mi, mejor le fuera que se le colgase al cuello una piedra de molino de asno, y que se le hundiese en lo profundo del mar” (Mateo 18:1-6)

Abuso Espiritual

El abuso espiritual es cuando se usa el poder espiritual y se actúa como Dios especialmente con todos los que son más allegados, en vez de servir y ser un ejemplo con los más necesitados.  El hombre que utilice la Biblia en contra de los que están bajo su responsabilidad para satisfacer sus necesidades o para su ego personal no está funcionando como “Rey” sino que está funcionando como un burlador. El “Rey” enseña y vive la verdad, el “Rey” nunca trata de ponerles el pie en la garganta a las personas, especialmente a los más cercanos, como la familia, compañeros de trabajo, hermanos en Cristo, etc. La intención de la palabra de Dios es para que sea luz en las tiniebla. Es como si fuera un espejo para motivar a los demás para que se produzca un cambio. La palabra de Dios nunca fue diseñada para crear horror en ninguna parte del mundo y mucho menos en el hogar.

Resumiendo este capítulo, un Rey busca lo mejor para su pequeña civilización (hogar) y para los demás, respeta a todos por igual, el ego debe de menguar, la mentalidad abusiva no debe de existir en su agenda.

 Cuatro Pilares del Corazón de un Hombre Parte 9

Entremos a definir al  “Rey Pasivo”, este impostor es peor que los impostores anteriores que ya hemos discutido. ¿Por qué? Porque esté tipo de impostor no ladra o grita, tampoco da muchas ordenes. Verdaderamente lo que hace el impostor pasivo es bien poco. Y por eso es que es un PROBLEMA, especialmente cuando se trata de un impostor excesivamente pasivo. Si fuéramos a clasificarlo dentro del campo de rango, podemos ponerlo como “cabecera” pero solo de titulo y no de significado.  Este personaje cree que porque, come, duerme y trae un sueldo a la casa semanal, quincenal o mensual está libre de la responsabilidad que ha dejado por escrito el “Rey de reyes”.

Es una tristeza pensar que este impostor crea que trayendo la comida al hogar piense que eso sea suficiente y que no tiene que hacer nada más. Muchos esposos y padres reúsan ejercer cualquier cosa que conlleve liderazgo. Otra razón de porque este elemento es un peligro es porque cuando ellos notan que hay que ejercer autoridad y actuar como un líder optan por dejar a cualquier miembro de su familia que lo haga. Este tipo de “Rey” se considera como “negligente”.  El hombre negligente se considera peor que un simple impostor. Hoy en día se ven muchos hombres de este tipo, donde optan por no usar su masculinidad para ser y hacer lo que Dios le ha dado pero sin embargo se deciden a hacer lo que es conveniente para su propio beneficio.

Nadie ha dicho que es fácil ser un verdadero hombre hoy en día. Es duro caminar sobre la línea, se necesita ser fuerte y valiente. Es doloroso ser un hombre donde se toman decisiones que no son del agrado para otros, especialmente dentro del ambiente cristiano.

Como hombres cristianos debemos de tirarnos al piso de rodillas bajo la presencia del “Rey de reyes”. Y suplicar por sabiduría, descernimiento, gracia y bendiciones, pero sin dejar de ser hombre. Cuando el hombre reúsa hacer esto, todo el mundo pierde, todos los que le rodean.

Cualquier frustración o caso que sea; que la esposa no quiera seguir a su esposo, que los hijos quieren tomar la batuta, no puedes lavarte las manos y dejar todo abandonado. Dios honra al hombre que no se da por vencido. Al hombre que sigue, sigue y sigue tratando.  A Dios no le agrada el hombre que juega el papel de negligente o que trata de esconderse de lo que Dios le ha dado. Muchos de los hombres tiran la toalla y negligentemente dejan que las esposas tomen el comando. Cuando tu como “Rey” servidor abandona la responsabilidad de ser y hacer lo que es necesario entonces ocurre un cambio lógico donde tu esposa es la que toma la rienda (Alguien tiene que hacerlo) ósea ella pasa a ser el líder. Y créeme, no lo hace porque lo desea, si no porque es necesario.  Luego, lo que sucede, es que tu como hombre te reciente porque ella se convierte en jefe. Cuando la esposa pasa a ser cabecera involuntariamente  la esposa lo que en realidad espera es que tu como esposo recapacites para que tomes tu posición que Dios ha diseñado para ti, de “Rey” o líder.

Algunos hombres llegan al punto de ser tan negligente que dejan a sus hijos hacer y deshacer lo que para en “DESASTRE”. El papel del padre y la madre es de ser la autoridad y lideres en su pequeña civilización, no son los hijos los que tienen que correr el espectáculo si no los padres. Las cosas más negligentes que los padres de hoy en día están aceptando es que dejan que la televisión, el radio, las escuelas, los clubes de grupos de jóvenes y adultos corran a su familia. Se han olvidado que ellos son los que tienen la autoridad sobre sus hijos y que están respaldados por Dios.

Recuerda que Dios no te ha dado la autoridad para dejarte abandonado. Pensemos como cristianos y sujetémonos de las promesas dadas; medite en Mateo 28:18-20 “Y llegando Jesús, les habló, diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y enseñad a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del siglo. Amén”. Cuando Jesús prometió que  va a estar con nosotros todos los días, hasta el fin del siglo, lo que significa es que Él va a estar con nosotros en cada paso de la vida. Recuerda que Él es el Rey de reyes, el Primero y el Último, el Principio y el Final. El no nos ha llamado hacer algo y luego abandonarnos si no que se nos ofrece como un poderoso ayudante, abogado y mentor. 

No te resientas y no te conviertas en una víctima. Es muy fácil dejarnos llevar por nuestra actitud, haciendo comentarios como; yo no busque ser un líder, yo ni califico para una responsabilidad como esa, no es justo que yo este atrapado en esa situación, etc. Tal vez tus emociones te pongan todas esas cosas en el pensamiento e inclusive quizás utilices todos esos pretextos para justificar tu situación y tratar de librarte de lo que te corresponde.  Desafortunadamente te tengo malas noticias, las cosas que Dios ha diseñado para el hombre son cosas que hay que hacerlas. A todas estas situaciones se les conoce en este mundo como “Vida Real”.  Él hombre que ha sido elegido para ser “Rey”, especialmente “Rey” del hogar, eventualmente le va tener que rendirle cuenta a Dios por su fracaso como líder, cabecera, servidor, mentor, etc.  De la única forma de eliminar el concepto de que soy una víctima es volviendo a Él doblando rodilla y menguando para que Él nos levante.

Tampoco pierdas el tiempo dudando si puedes ser un líder, cabecera, mentor o consejero. ¿Por qué te menciono esto? Porque eso va a ser trabajo de otros, otros van hacer esas preguntas o preguntas como estas;

¿Qué te hace pensar que eres mejor que nadie?

Ellos hacen esta pregunta porque creen que pueden hacerlo mejor que tu. Lo que no saben es que el hombre vino para ser la cabecera del hogar elegido por alguien que tiene todo el derecho de elegir, Dios. Esto no tiene que ver nada con quien lo hace mejor sino que el hombre fue escogido por Dios para ser el que tiene que ser. Comienza a creer en esto, date a conocer la verdad, humíllate a Dios, mantén tus rodillas dobladas y tratas de ser el mejor “rey” en todo y para todo.

¿Quién tú crees que eres?

Oh, esto si que duele.  Se asume que la posición que tienes no te la mereces aun cuando te las ha ganado de alguna manera. Pero no te eleves, ya que tú no te mereces nada, solo la gracia de Dios junto con toda la humanidad. Tú solo fuisteis escogido. Francamente quizás tú no seas el mejor para correr el hogar pero tú eres el elegido por Dios para hacer el trabajo. Por lo tanto debes de aceptarlo porque ha sido un llamado de Dios.

¿Qué te ha dado el derecho de estar en lo alto, o más bien, en la silla como jefe?

Si tu respuesta es; nada o ninguna cosa, si esa es tu respuesta, no estás valorando para nada el poder y autoridad de Dios. La pregunta aquí no debe de ser, “Qué” si no “Quién” y la contestación es, Dios. Él determina la cadena del comando porque él es la cabeza. Lo que significa, que no tiene que ser de tu agrado lo que Él escoja para ti. La realidad es que Dios es el que está en control de nuestras vidas y Él hace y deshace con nosotros como persona o como pueblo como a Él le plazca. Te pondré a pensar un poquito más profundo y medita cuando Dios escogió a su pueblo, Israel. Analicemos a Deuteronomio 10:14-15: ¿No es el punto para disipar cualquier noción de que Dios estaba cubierto de alguna manera en elegir este pueblo? ¿No es el punto a explotar el mito de que cada pueblo tiene su propio dios y ese dios tiene derecho a su propia gente, pero no más?

Así que el punto de Moisés al decir: “Dios es dueño de todo en el cielo y en la tierra, absolutamente todo, sin embargo, él ha elegido,” es dejar claro a los israelitas que Dios no estaba cerrando con llave para la elección de ellos. Él tenía los derechos y privilegios para elegir absolutamente ningún otro pueblo sobre la faz de la tierra para sus propósitos redentores. Y por lo tanto, cuando se llama a sí mismo “su Dios”, no significa que él está a la altura de los dioses de Egipto o los dioses de Canaán. Él es dueño de los dioses y de sus pueblos. Y si le había gustado, pudo haber elegido a un pueblo totalmente diferente para lograr Sus propósitos. El punto de poner los versículos 14 y 15 juntos de esta manera es hacer hincapié en la libertad y los derechos universales y la autoridad de Dios. El te ha elegido y te ha dado el don de ser el “Rey” del hogar, quizás, lo veas como algo insignificante pero ante Sus ojos ese don es una responsabilidad  la cual tenemos que ejercer como esposos junto con otras que van a la par.

¿Realmente tú crees que puedes ejercer el don de “rey” mejor que otro?

No nos equivoquemos, otros pueden hacer un papel igual que uno e inclusive hasta mejor que uno. Pero no nos desenfoquemos, no se está buscando la habilidad si no la responsabilidad. Indiscutiblemente somos responsables de dar cuentas al Rey de reyes y Él nos ha escogido para hacerlo y punto. Preocupémonos personalmente por hacer el mejor trabajo posible y beneficiarnos grandemente de las habilidades y destrezas de los que nos rodean. El ignorar, desechar, no aceptar y tratar de ponerle a otro nuestras responsabilidades no nos va a librar del día en que Dios nos  pida cuenta por lo que nosotros somos responsables.

¡Pero es que yo no soy un líder de naturaleza!”

  Entonces, ¿quién es? Si pensamos de esa forma nos tendremos que comparar con Moisés, verdad que si. Si es cierto, que muchos de nosotros tenemos la oportunidad y el apoyo  para movernos en esa dirección de una manera rápida y avanzada. La forma eficaz de ser un líder efectivo es aprendiendo, no nos llega de una forma natural. Un líder se forma con arduo trabajo y adiestramiento.  Nunca te olvides de lo que dice la palabra; “La Palabra nos dice que: “Dios nunca nos elige o nos llama hacer algo sin el respaldo de El.”

 “Digamos que damos lo mejor y que nadie nos sigue”

Bienvenido al grupo (club). Sabías que los que querremos ser lideres productivos muchas veces se nos viene pensamientos de que lo que me han asignado o mandado hacer es una responsabilidad enorme o que va sobre nuestro entendimiento. Y que vamos a vernos como tontos, que por lo tanto, nadie nos va aceptar como un líder.  Verdaderamente hay que aceptar que el miedo es real, existe. Es algo que nos debilita increíblemente. Sin embargo no nos queda de otra que seguir perseverando con fe para lograr lo que Dios ha diseñado para nosotros.

Pablo, que paso por algunos obstáculos tenebrosos nos deja unas palabras para que nosotros podamos seguir batallando con la vida, con nuestras responsabilidades.

“No que lo haya ya alcanzado, ni que ya sea perfecto, mas prosigo para ver si alcanzo aquello para lo cual también fui alcanzado por Cristo Jesús. Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está adelante, prosigo al blanco, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.” Filipenses 3:12-14

Vamos a trabajar en ese miedo donde pensamos que “nadie nos va a seguir”. Alguien expreso una vez, que si nosotros ejercemos el liderazgo y miramos a nuestro alrededor y nos damos cuenta de que no hay nadie, entonces lo tenemos que ver como si fuimos por una caminata. Algunas veces eso es exactamente lo que va a pasar. Hay hombres que han tratado de ser lideres en sus pequeñas civilización (hogar) pero nadie de la familia los sigue. Lo que los hace fracasar la próxima vez que lo intentan. Es algo horrible, porque el miedo se apodera de la persona tanto y tanto que los cubre de pies a cabeza, al punto que los paralizan por decirlo así. El miedo por si mismo tiene poder y la mayoría de las veces no nos permite lograr cosas para nuestro beneficio o alcanzar a alguien para el reino de Dios. Pero si no seguimos trabajando para combatir y vencer el miedo nunca vamos a lograr desarrollar una habilidad para ser un líder efectivo.

¿Sabes qué? El miedo lo tenemos que poner en lo último lugar y substituirlo con: Yo debo de ser un Rey/líder efectivo porque Dios me ha puesto al comando y porque Él me va a pedir cuentas tarde o temprano. Lo de que quien me va a seguir eso es otro asunto o mejor dicho otro tema. Pero lo que está a mi cargo es la responsabilidad de ser un líder efectivo. Dios no nos ha puesto a ser líderes solamente cuando otros decidan a seguirnos. Tenemos que ser lideres y en el proceso hacerlo fácil para que otros puedan seguir nuestros liderazgo. Esta mentalidad debe de ser sin importarnos lo que va a venir de frente, marea alta o como dicen en algunos países, el infierno.  El miedo debe de ser substituido por: YO vine para ser un líder y un líder efectivo el cual me será de mucha ayuda para lograr ser el Rey que Dios espera de mi.

Cuatro Pilares del Corazón de un Hombre Parte 10

“Ahora pues, temed a Jehová, y servidle con integridad y en verdad; y quitad de en medio los dioses a los cuales sirvieron vuestros padres al otro lado del río, y en Egipto; y servid a Jehová. Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová.” Josué 24:14-15

Interesante como Josué provee una dirección clara, donde deja saber que él y su casa le servirán a Jehová Dios. ¿Podemos decir lo mismo nosotros? ¿Puedo yo pararme firme sin importarme que grande es mi problema o situación y decir lo mismo que Josué? Aquí podemos percibir a Josué como un líder “Rey” que no le importaba si lo seguían o no. El dejo saber a quien él le servía e inclusive hizo mención que su casa también le servía a Jehová.

Preguntémonos; ¿cómo un hombre que no tiene el coraje y el valor puede ser un guerrero/líder/rey? Si me siento débil o como una oveja; ¿cómo puedo penetrar ese león dentro de mí para que ruja? Muchos hombres tienen este problema o complejo. En muchas ocasiones es porque sus esposas no le dan la oportunidad de que dirija y mucho menos de que tome decisiones. ¿Por qué sucede esto? Posiblemente porque ella tiene un puesto como líder en su trabajo. Posiblemente porque está a cargo de un ministerio, posiblemente porque es una persona que está involucrada con actividades de sus hijos en la escuela o en la comunidad o posiblemente porque el Señor le ha encomendado una misión.  No importa cuál sea la razón o el motivo, la esposa debe de darle el respeto y el lugar a su marido en el hogar. La esposa debe de saber cuando y donde es la líder, cuando es que debe de tomar el cargo. La esposa sabia sabe balancear su liderazgo. Reconocemos que la esposa que es líder es una bendición para el hogar si lo utiliza sabiamente. Cuando menciono de ser sabio, me refiero a concentrarse a la obediencia del Señor. Una de tantas obediencias es que, la esposa debe de someterse a su esposo como Cristo se sometió a la iglesia. Efesios 5:22-24 nos dice;  “Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor. Porque el marido es cabeza de la esposa, así como Cristo es cabeza de la iglesia; y Él es el Salvador del cuerpo. Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus propios maridos en todo.” Cuando la esposa reconoce y ejecuta obedecer ósea hacer su parte como lo dicta la Palabra, su esposo comienza a crecer. Es cuando hay la posibilidad de que ese león penetre en su ser y sea un león rugidor en todas las facetas del hogar. Es una formula dictada por la Palabra y el resultado va a bendecir a ambos e incluyendo a los hijos. Y tú, varón, no utilices esos versículos para aprovecharte de tu esposa, recuerda que Dios te conoce de pies a cabeza, Él conoce tus intenciones. Su palabra dice en Mateo 10:30; “Pues aun los cabellos de vuestra cabeza están todos contados.”

Varones, en algún momento tenemos que despertar y asumir las responsabilidades de “Rey” líder. Dios nos llamo a pararnos firme y tomar el comando para dar direcciones con Su poder y fortaleza. Recordando que no todos van a seguirnos o van a estar de acuerdo. Va haber oposición y rebelión por parte de otros. Pero nunca es tarde para comenzar hacer las cosas correctas o apropiadas que nos corresponden como “Rey” líder por obediencia a la Palabra.

Un personaje de la Biblia que lo podemos usar como ejemplo, fue Jacobo. Jacobo no actuó como un “Rey” en sus años de juventud. El se crio como decimos hoy en día, un niño de cuna, mientras que su hermano Esaú demostraba lo contrario. Su hermano era un cazador que proveía comida para la familia. Mientras Jacobo continuaba creciendo se notaba en el un carácter de tramposo, sin integridad y de cobarde.

Pero una noche su vida tomo otro rumbo como de igual forma o parecida puede pasar contigo, cuando tuvo un encuentro con Jehová, el Dios viviente. Uno nunca hace las cosas de la manera fácil, Jacobo lucho toda la noche con Dios. Finalmente, después que Dios hizo ciertas movidas con él, donde le hizo sentir Su fuerza, entonces fue que ciertas verdades básicas empezaron a penetrar en la mente de Jacobo. El tenía un práctico conocimiento de cómo sobrevivir durante el éxodo. El levanto un almacén saludable de comida y techo para su familia. Quizás como muchos de nosotros en nuestros primeros años de juventud,  que tratamos de conseguir una forma de hacer dinero y vivir sobre abundante. Pero, ¿para donde su vida iba tomando rumbo? ¿Qué futuro le esperaba a su familia si él hubiera continuado viviendo de la misma manera? Especialmente cuando él estaba refugiado en un país extraño.

Jacobo se dio de cuenta como muchos hombres de hoy en día de que todos aquellos que traen problemas a su familia adquieren problemas más grandes eventualmente. Proverbios 11:29 nos dice; “El que turba su casa heredará viento; y el necio será siervo del sabio de corazón.” Jacobo se dio de cuenta de que vivir y proveer un estilo de vida fabulosamente no significaba nada en la vida. Empezó a reconocer que traer un salario decente al hogar era mejor para conseguir vivir una vida más saludable. Noto que el amontonar un sin número de cosas materiales era una pérdida de tiempo. La vida de Jacobo comenzó a dar un cambio de éxito a significante. La familia y la relación con ellos cambio de la forma que tenía que ser desde un principio. Jacobo decidió regresar a su tierra después de haber corrido a otra tierra por un largo tiempo. Ya era tiempo de arreglar algunos problemas familiares especialmente con su hermano Esaú. ¿Sera ya tiempo para mí de arreglar algunas cosas con mi familia o amistad? Era tiempo de regresar a la tierra prometida con su familia.

Jacobo estaba dispuesto a confrontar a su hermano Esaú. Ya estaba cansado de mentir, estaba hastiado de esa vida. ¿Estás tú hastiado como Jacobo de cómo tu hogar esta en estos momentos? Jacobo quería sacar a su familia de la oscuridad la cual estuvo bajo la mentira por largos años. ¿Sera ese tu caso?  La Escritura nos deja ver que él sabía que su futuro era un futuro incierto pero como un “Rey” líder que sirve quería marchar para el frente, simplemente porque se preocupa por el bienestar de los que estaban bajo su responsabilidad.

Sin importar quién fue o es; ya sea Jacobo que vivió unos problemas hace 4,000 años atrás o la persona que manejaba la diligencia de un lugar a otro hace 150 años atrás o el hombre de hoy en día (tu y yo) que lucha por guiar a su familia por tantos obstáculos en esta sociedad, Dios nos ha equipado, nos ha dado las herramientas y las habilidades para usarlas para poder sobrevivir el horizonte que se nos acerque. Dios llama a la cabecera del hogar para que calcule los daños potenciales que vienen y que tome la acción apropiada para movernos donde Él nos quiere establecer o poner. Dios prepara el corazón de un “Rey” líder que pueda mirar o caminar para adelante sin importar de que siglo es o en que parte del mundo viva.

Si una persona como Jacobo que no era de lo mejor se recupero de lo incorrecto y pudo entender las direcciones básicas, entonces; ¿por qué tú no vas a poder? Claro que sí que puedes, sin importar cual sea tu situación como Rey líder. Motivémonos a ser ese Rey líder que Dios espera de nosotros para que Él, Dios único, pueda utilizar nuestro nombre y substituirlo por el de Jacobo cuando se expreso; Dios de Jacobo”.

Cuatro Pilares del Corazón de un Hombre Parte 11

Ejercer la labor de “Rey” líder  que Dios espera de nosotros, especialmente y primordialmente en nuestra pequeña civilización no es una opción, es una obediencia. Nos podemos hacernos un sin numero de preguntas que quizás nos ayuden a verlo como Dios lo ve pero de nada nos sirve las contestaciones de esas preguntas si no actuamos. Acordémonos de lo que Dios le dijo a Josué “esfuérzate y sé muy valiente” Josué 1:7 dice; “Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas.” El Señor quiere que tu y yo seamos triunfadores en lo que Él nos ha entregado. Fíjate que en ese versículo existe una recompensa, una promesa, donde nos deja saber que si somos valientes y nos esforzamos vamos a prosperar en las cosas que emprendamos. Por decirlo así, si hacemos lo que nos corresponde hacer Él nos da la victoria y encima de la victoria nos recompensa. Lee cuidadosamente la ultima parte, mira en el tiempo que está escrita. Dice; “para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas. “Te pregunto; ¿qué tienes que perder? Más bien tienes todas las de ganar.

Una cosa que debemos tener en cuenta constantemente ósea las 24 horas del día, 7 días de la semana, los 365 días y medio de nuestro calendario, es que Satanás esta siempre buscando la forma de destruirnos. La Palabra en Juan 10:10a nos dice que Satanás vino para; robar, matar y destruir. No tomes esto ligeramente. Muchas veces los problemas que existen en el hogar es porque no ven o no saben quien es el autor de la situación. ¿Cómo él hace que la familia se ponga en discordia? Con las cosas más simples de la vida rutinaria; jugando con nuestras mentes, inyectándonos cosas negativas, nos trata de mantenernos confusos con preguntas que nos hacemos en la mente ósea nos pone en una situación de guerra psicológica. Preguntas como estas nos vienen a la cabeza; ¿Por qué mi esposa es tan egoísta? ¿Por qué mis hijos no me entienden? También nos trata de poner pensamientos como estos; “Se cree o creen que se lo merecen todo”,” No ayudan ni en lo más mínimo” “Un día de estos me voy y los dejo arrollados” y así sucesivamente. Lo peor que tú y yo podemos hacer es darle rienda a preguntas o pensamientos como esos. Cuando le damos casco a esas preguntas o pensamientos nos trasladamos a un juicio para ver quién tiene la razón. Desafortunadamente nuestras propias contestas van a estar a nuestro favor. De esta manera justifico que estoy correcto. Este tipo de batalla “me pregunto, me contesto y me justifico” yo la llamo “las 3 M” y la considero el peor enemigo que está en uno. Mis consejos son los siguientes para que evites interrogarte a ti mismo; busca a una persona que pueda desempeñar un papel neutral entre tú y el otro miembro de la familia. Prepárate sicológicamente para recibir cualquier contestación que te de esa persona(s) y por ultimo analiza lo recibido. Posiblemente puedas recuperar tu pequeña civilización. Posiblemente mantengas tú puesto como líder “Rey” o posiblemente sea el primer paso para tomar el puesto que Dios te ha encomendado.

 Un “Rey de pilar” necesita convertirse eventualmente en un pastor. Isaías 40:11 nos dice “Como pastor apacentará su rebaño, en su brazo recogerá los corderos, y en su seno los llevará; guiará con cuidado a las recién paridas.” Observa que menciona de apacentar, de recoger, de llevar y de guiar. ¿Como líder “Rey” debo de apacentar a mi familia? ¿Debo de recoger a mi familia cuando se encuentran en dificultades? ¿Debo de llevar a mi familia a la Palabra para dar apoyo, esperanza, para que conozcan la verdad? ¿Debo de guiarlos por lo bueno, por el sendero justo? Si entiendes que si, que tengo la responsabilidad de apacentar, de recoger, de llevar y de guiar a mi pequeña civilización (hogar) como un  líder “Rey de pilar”, entonces de “Rey” pasas a ser un pastor. Como pastor/líder “Rey de pilar” debo de reconocer quien es mi pastor. Tratemos de ver el Salmos 23 en una forma mas amplia para poder mantenernos enfocado en nuestro puesto o para comenzar a ejercer la responsabilidad de líder “Rey”.

  • Jehová es mi pastor; nada me faltará. En lugares de delicados pastos me hará descansar… (Mi Rey vela por mí. Él me provee para todas mis necesidades aun para otras cosas. La vida es buena y alegre con Él.)

  • junto a aguas de reposo me pastoreará. (Mi Rey me provee seguridad y descanso. Él me da la seguridad de enfrentarme a cualquier cosa que se cruce en mi camino.)

  • Restaurará mi alma; (Él arregla mi interior. Toca y sana las heridas que nadie puede tocar y sanar. Él oye. Escucha. Ayuda. Me reconstruye desde lo mas profundo de mi ser.)

  • me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre. (Él ciertamente tiene pensado Sus planes para mi. Utiliza su corazón para comunicarse conmigo. Él construye cosas buenas en mi y me deja saber lo que tengo que ajustar. Y lo mejor de todo, me permite vestirme con su nombre.)

  • Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno; porque tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento. (Como adoro Su soberanía, el cuidado de velar por mi. Mi seguridad en Él me hace sentir arropado con su manto. Yo se que desde lo más profundo de mi ser Él y yo juntos, podemos vencer todo lo que se me presente. Sea un oso, un león o un gigante. Los momentos más oscuros; la carga más pesada; el dolor mas fuerte; no temeré a lo malo. Puedo estar muriéndome en Su cara. Cualquier cosa que me toque, Él lo tornara para mí beneficio. Puedo andar sin miedo. Desde el principio y final de Su palabra, El me dice, “Yo estoy contigo”.)

  •  Aderezas mesa delante de mí, en presencia de mis angustiadores; (Tu, mi Dios y mi amigo; creativo, responsable y proveedor me haces pasar por la dificultad más grande en esta vida como si fuera una pluma en tus manos.)

  • unges mi cabeza con aceite; (Tú me has comprado. Tú manera de sanar es fabulosa. Estoy orgulloso de ser tuyo.  Me has bendecido como tu hijo y has llenado mis días con citas y propósitos.)

  • mi copa está rebosando. Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida; y en la casa de Jehová moraré por largos días. (¡Guao, esto es demasiado! Todo lo que tienes en tu gran corazón me lo regalas. Es de pensar que me has aceptado como un hijo. Tú constantemente me dejas saber que me amas. No hay nada malo que yo pueda hacer que te haga cambiar de parecer por mí. No puedo esperar para siempre la morada en tu casa prometida, mi nuevo hogar. ¡Claro que lo mejor esta por venir!)  

David tuvo que arreglar cuentas con el Rey de reyes y Pastor de pastores. Quizás tú y yo tenemos que hacer lo mismo que hizo David para proceder con lo que Él nos ha encomendado.  No te resientas por lo que debes de hacer, Él también escogió a David como siervo. Lo saco de ser un pastor de ovejas a ser el pastor de Israel, Su pueblo. Para que lo pastoreara de acuerdo a su integridad de su corazón y los guiaras con las destrezas de sus manos. Salmos 78:70-72 nos dice; “Y eligió a David su siervo, y lo tomó de las majadas de las ovejas; de tras las paridas lo trajo, para que apacentase a Jacob su pueblo, y a Israel su heredad. Y los apacentó conforme a la integridad de su corazón; y los pastoreó con la pericia de sus manos“.

¿No te gustaría que Dios piense lo mismo de ti? Que él diga; ese mi siervo. Yo lo escogí para que guiara a su esposa, sus hijos, su iglesia, sus compañeros de trabajo. Bueno, El te ha escogido mi amigo. ¡Está bien claro en la Biblia! Vamos a echarle mano, vamos a construir ese siervo pastor “Rey” en nuestro pecho y ser el hombre que Él ha diseñado.

Cuatro Pilares del Corazón de un Hombre Parte 12

Continuando con la enseñanza que David nos deja podemos ver que el ser un líder “Rey” o pastor es mucho más que proveer un hogar y alimento para la familia, es más complicado que esas dos responsabilidades. David aprendió que sus verdaderas necesidades como persona iban más allá que sus necesidades fiscas. David sabía profundamente en su corazón que su padre Celestial le iba a cubrir todas sus necesidades y en abundancia.

Necesidad Física;

Cuando David mencionaba “pastos verdes” y “aguas templadas”, él estaba diciendo, Dios de seguro le iba a suplir comida, de beber y todo lo necesario que un ser humano necesita para vivir. Pastorear, velar por, se considera en suplir, proveer para aquellos que lo necesiten.

Hagámonos algunas preguntas de muchas para ver si nosotros estamos pastoreando como Dios nos pastorea a nosotros;

¿Descansa mi esposa lo suficiente? ¿Y yo?

¿Está mi esposa y mi hijo recibiendo ayuda prenatal?

¿Está mi esposa recibiendo a tiempo su chequeo físico de acuerdo a su edad? ¿Y yo?

¿Se les está dando la oportunidad a los hijos para que desarrollen sus habilidades de su motora básica?

¿Estoy involucrado en las actividades de mis hijos?

¿Saben mis hijos lo que es tener precaución alrededor de extraños?

Necesidad Emocional;

David menciona que Dios lo recostaba en aguas templadas y que le restauraba su alma. David sabía que Dios era y es la raíz de refrescar a la persona y de restaurarlo. Lo reconoció en el Salmos 139:3 “Mi andar y mi acostarme has rodeado, y todos mis caminos te son conocidos.” David reconoce que Dios le daba la oportunidad de tomar aliento de vez en cuando así como lo hace con nosotros.

Algunas preguntas importantes que podemos tomar en consideración para velar por las emociones de nuestras ovejas;

¿Está mi esposa, mis hijos y yo tan ocupado que no hay tiempo para compartir juntos de una mini vacación, ocasionalmente  un fin de semana?

¿Estoy leyendo libros que vayan de acuerdo con la Palabra para que refresquen mi vida espiritual?

¿Estoy ayudando a mi familia a que medite en la palabra de Dios?

¿Le estoy dando la oportunidad a mi familia para que expresen sus emociones?

¿Estoy expresando mis emociones a mi familia; llorar, reír, dolor, o gozo?

¿Necesita ayuda mi esposa con la enseñanza de la Palabra para nuestros hijos?

Necesidad Espiritual;

Dios le suplió a David ayuda física y emocional pero también le suplió necesidad espiritual. David cantaba; “me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre.” Dios guio de cierta manera a David para que viviera la vida. Él le dio a David dirección espiritual a lo largo de su vida. De la misma manera que Dios velo por David así mismo vela por ti y por mí para que nosotros velemos por los que están bajo nuestra responsabilidad.

Pensemos en las siguientes preguntas para ayudar a todos aquellos que están bajo nuestra batuta e inclusive para ti;

¿Estoy sacando tiempo para estar a solas con el Señor?

¿Le estoy abriendo mi corazón en mis oraciones al Señor y escuchándolo con cautela a través de la Palabra?

¿Oramos juntos mi esposa y yo?

¿Estoy ayudando a mis hijos a conocer y a leer la Biblia? ¿Entienden mis hijos la importancia de orar?

¿Me preocupo para que mi familia y yo nos congreguemos para oír la palabra de Dios y los ayudo para que participen de las actividades de la iglesia?

¿Cómo puedo ayudar a mi esposa para que crezca espiritualmente?

Haz notado como en el Salmos 23 se ve la “justicia” y la “misericordia” que le sigue a los que están bajo el cuido del Rey de reyes. De la misma manera para el hombre que Dios ha puesto como sirviente, líder, “Rey” o pastor quien debe de proveer una justicia clara y consistente. Tú debes de ser ese hombre, un hombre honesto y justo cuando estas lidiando con tu esposa, hijos y compañeros.

Un “Rey’, pastor o un líder que sirve no puede tener doble normas. Unas para él y las otras para los demás.

Si tú quieres respeto….Tienes que respetar

Si quiere que te perdonen….Tienes que perdonar

Si quieres consistencia….Tienes que mostrar que eres consistente

Si quieres acción….Tienes que demostrarla

Si quieres amor entusiástico….Tienes que amar entusiásticamente a otros

Meditemos en este pensamiento;

La regla de oro es que trates a los demás como a ti te gustaría que te traten. Podemos quejarnos y decir que mi esposa y mis hijos o mis compañeros no me entienden, pero; ¿qué hago yo para poder entenderlos a ellos?”

 Cuatro Pilares del Corazón de un Hombre Parte 13

Para ser honesto con mi esposa, hijos y compañeros, yo debo de ponerles atención a ellos y dejar mis cosas atrás por un buen tiempo. Debo de proponerme a preguntarles cosas  que me ayuden a comprenderlos mejor para que de esta forma les pueda dar mejor contestas a sus inquietudes. Ser justo y honesto debe de venir de la raíz, ser justo y honesto se debe de empezar con Dios. Cuando yo engaño a Dios, me engaño yo y a otros que están a mí alrededor. Cuando le miento a Él, me miento yo y a los que me rodean. Cuando soy honesto y justo con Él, puedo ser justo y honesto con otros.  

Acordémonos de David, cuando podemos ver su amor apasionado con Dios y luego con un corazón frio donde lo llevo a abusar de su gente. Finalmente Natán lo confronta y lo acribilla dejándole saber que era un egoísta, que su corazón estaba sucio y que era un criminal. Esto fue lo que sacudió a David para reconocer de corazón que había pecado contra Dios, que no había sido justo y honesto con Dios. Que le fallo y que fallo también a los que estaban a su alrededor. Casi un año estuvo andando descuidadamente fuera del amor del Padre de su juventud. Un “Rey” sirviente sirve justicia. El es responsable para establecer, desarrollar y forzar las normas de la familia o pequeña civilización. El “Rey” sirviente solo hace normas para el beneficio de los demás. Moisés es un ejemplo fundamental. El no hizo normas para el si no para los demás.

Las normas son buenas para otros no para el líder. Las normas nunca deben de ser establecidas para que el líder se sienta importante o para que él se vea como el hombre más valioso. Pregúntate como cabecera del hogar; ¿cuántas de las normas en mi hogar realmente son para mí? y ¿Cuántas son para el beneficio de mi familia? Las normas de un hogar deben de ser concisas y macizas. Muchas normas en un hogar pueden traer confusión y pueden causar caos. Un líder debe de saber que normas aceptable darán mejor resultado que cuando se trata de imponer normas inadecuadas o incumplibles.

Un “Rey” sirviente provee misericordia:

 Un benevolente “Rey” sirviente tiene la responsabilidad y la oportunidad para compadecerse de la culpabilidad. Debe de realizar que cada uno de nosotros tenemos la debilidad de pecar. Así como Pablo hace la notación en Romanos 3:23 “por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios;”. El motivo siempre de un “Rey” sirviente es de ayudar y nunca de acusar al culpable. Debe de ser firme pero a la misma vez tener compasión. No debe de estrujarle las cosas en la cara. Nunca debe de buscar la venganza. Debe de ser justo. Debe de entender y saber que cada uno de nosotros cojeamos de alguna manera u otra y que tenemos limitaciones. El tiene la responsabilidad y la oportunidad única para ser misericordioso con los que necesitan.

Un “Rey” sirviente provee honor:

Un benevolente “Rey” sirviente tiene la responsabilidad y la oportunidad para dar honor a todos los que están bajo su responsabilidad. El debe de realizar que bajo el diseño de Dios todos necesitamos ser honrados y a los que se les niega este derecho se pueden revelar en contra o simplemente abandonar el puesto o el hogar. El debe de realizar que está en una posición donde debe de honrar como nadie y que nadie lo puede remplazar con esa responsabilidad. 

Qué pasaría en las familias de esta tierra si los padres como pastores literalmente comienzan hacer o a ejecutar lo que Pablo les ordeno a la iglesia de Efesio; “Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca; sino la que sea buena y sirva para edificación, para que dé gracia a los oyentes.”(Efesios 4:29) Un “Rey” sirviente siempre vela como levantar y guiar aquellos que están bajo su responsabilidad aun cuando lo tiene que hacer públicamente. Burlarse de la esposa o de los hijos no es aceptado aun cuando es pasajero. 

Un “Rey” sirviente nunca abandona sus ovejas:

Cuantas veces se ve que el hombre abandona su esposa. En muchas ocasiones se le explica a los hijos. Desafortunadamente ellos por alguna razón no pueden comprenderlo, no lo pueden entenderlo. Lo trágico es que nunca lo van a entender. Escúcheme cuidadosamente por favor, cuando usted decide divorciarse los hijos nunca se van a recuperar del acto de divorcio. No los ayuda a ser fuertes en la vida ni tampoco los ayuda a construir su carácter. Créame, yo sé lo que le estoy diciendo. Y un hijo que sea abandonado a pequeña edad por causa de divorcio es peor que cuando un pastor abandona su oveja.  El abandono de un hijo a temprana edad es un acto que se podría catalogar como el más cruel en la vida. Hay otro tipo de abandono que un padre ejecuta sin realizar las consecuencias bajo su mismo techo. Este abandono es el padre que llega al hogar todos los días pero no les dedica tiempo a sus hijos. Hay una distancia entre ellos que se le llama “soledad acompañada”.  Eso se le reconoce como la distancia emocional, el padre que está en la casa pero no en el corazón de la familia. Un padre que está presente físicamente pero ausente emocionalmente es igual o peor al padre que abandona su hijo por causa de divorcio. 

Un “Rey” sirviente nunca, nunca abandona sus ovejas. No por un león ni por un oso. No por un dolor, no por un problema, no por una situación cualquiera que sea. El debe de quedarse batallando por su hogar aun cuando el infierno se esté cayendo en pedazos, como lo hizo Moisés, David y como lo hizo nuestro Salvador, Jesucristo.


 Cuatro Pilares del Corazón de un Hombre Parte 14

Hablemos del “Pilar Guerrero”; “Y vi el cielo abierto, y he aquí, un caballo blanco; el que lo montaba se llama Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y hace la guerra. Sus ojos son una llama de fuego, y sobre su cabeza hay muchas diademas, y tiene un nombre escrito que nadie conoce sino El. Y está vestido de un manto empapado en sangre, y su nombre es: El Verbo de Dios. Y los ejércitos que están en los cielos, vestidos de lino fino, blanco y limpio, le seguían sobre caballos blancos.” Apocalipsis 19:11-14

Créalo o no, existe un guerrero en nosotros, lo podemos ver muchas veces cuando perdemos el control y sacamos pecho demostrando que somos guerrero. Desafortunadamente en la mayoría de las ocasiones cuando ofenden a nuestro guerrero “orgullo” sacamos pecho y decimos lo incorrecto o actuamos incorrectamente donde nos lleva a perder la dignidad. Sin embargo si utilizamos a este “Pilar Guerrero” y no lo dejamos que se incline para la izquierda ni para la derecha y lo mantenemos recto y firme, podríamos clasificarnos como verdadero guerreros, guerreros que le hacen frente a lo malo. Verdaderos guerreros protegen cualquier situación aun poniendo la vida de por medio, sin tomar en cuenta el costo, como lo hizo Jesucristo.

Las ultimas paginas de la Escritura da una descripción de cómo Jesucristo va a presentarse en los tiempos finales. El retrato no se ve que es suave y delicado. Los colores no se describen como colores bajos, como el color pastel. No se describe a Jesucristo como un humilde Jesús, gentil o compasionado.  Nuestro Señor viene sentado en un caballo blanco de guerra. Sus ojos son una llama de fuego. Y está vestido de un manto empapado en sangre, su propia sangre. Carga una espada afilada. En Su cadera esta su nombre escrito “REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES”. Él es llamado “Fiel y verdadero y con justicia juzga y hace la guerra” 

Jesús, el Guerrero poderoso, descendió de una larga fila de guerreros. En las primeras páginas del Nuevo Testamento, en el primer verso, Él es llamado como el hijo de David. Yo creo que a Jesucristo le gusto ese título. David desarrollo ese corazón a solas con Dios, combatiendo mano a mano con las fieras en los montes. David tenía un corazón de León. Y de acuerdo con las escrituras él en una ocasión le saco el corazón a un león con sus propias manos. Recuerda lo que David respondió a Saúl: Tu siervo apacentaba las ovejas de su padre, y cuando un león o un oso venía y se llevaba un cordero del rebaño, yo salía tras él, lo atacaba, y lo rescataba de su boca; y cuando se levantaba contra mí, lo tomaba por la quijada, lo hería y lo mataba.” 1 Samuel 17:34-35. Eso lo hacía con sus propias manos, ni tan siquiera usaba su honda para atacar. No hay duda que David era un Guerrero genuino y sencillo. Él se mantuvo firme con sus responsabilidades y las protegió sin importarle lo que le iba a costar. Su familia dependía de él. Y tú y yo debemos de seguir sus pasos y no tan solo a él sino al Gran hijo de David, a Jesucristo.

Piensa en los héroes de la Biblia, una de las cosas que tienen en común es un corazón de Guerrero:

Con 318 hombres de su propia casa, Abraham persiguió a cuatro reyes y cuatro ejércitos. Dividió su ejército, ataco a sus enemigos por la noche, los destruyo y liberaron a los prisioneros.

Josué dirigió su tropa verde en contra de la ciudad  con murallas, habitadas con gigantes.

Caleb, con una edad de 85 años, no se quedo sentado bebiendo batidas de vitaminas sino que el pidió que le dieran la oportunidad para sacar a los enemigos de Dios de la tierra, se lo propuso y lo hizo.

Nehemías, envió a sus hombres a reconstruir la ciudad de Jerusalén utilizando una mano y en la otra mano con la espada por si acaso había un ataque. 

Hay muchos personajes más que estuvieron dispuestos a ser ese guerrero que se necesita ser. Fueron hombres “Guerreros” que andaban con Dios. Hombres que estaban dispuestos a pelear por su familia y por cualquier situación que se les presentaba. Acordémonos que en este mundo en el que vivimos hay muchos leones que quieren devorar a nuestras pequeñas ovejas, Satanás esta todos los días buscando para devorar, engañar y destruir. Y lo va a seguir haciendo porque Él sabe que se le está acabando su tiempo. En esta batalla que tenemos en este mundo, el hombre tiene que conseguir su corazón de “Guerrero”. Las familias de esta cultura, de hoy en día, que no tienen un “Pilar Guerrero” están en un inmenso peligro.

David nos deja ver una explosión en su juventud con una fuerza increíble. ¿Nunca has pensado de escoger a David como un ejemplo para transformar tu propia vida? ¡Deberíamos! Después de todo, David fue un hombre especial. Hasta nuestro señor Jesucristo disfruto ser reconocido como “El hijo de David”.

 Cuatro Pilares del Corazón de un Hombre Parte 15

David fue un guerrero especial. Puedo imaginármelo con un físico no muy corpulento pero macizo, no de alta estatura. Con una personalidad agradable, comunicador, y sin timidez. Con todas las responsabilidades que tenía y las que se echaba encima sin poder hablar con nadie era para que ese joven se volviera loco, pero David tenia a alguien con quien hablar. El hablaba con Dios, el Dios de Israel. Y tocaba su arpa a solas para la audiencia de Uno solamente. Canciones, canciones nuevas del viento tormentoso, de la mañana, de la noche, de las estrellas, del atardecer, de la pasión y todo para los oídos del Señor nuestro Dios.

De esta manera creció su corazón, un corazón de guerrero con dos carburadores, pompeando sangre apasionada con amor para Dios y para el pueblo de Dios. Una combinación perfecta, fue tan extraordinaria que Dios lo vio como si fuera Su propio corazón. Podemos apreciar su corazón cuando se enfrento a lo más grande que existía en aquellos tiempos dentro del ser humano. Ustedes deben de saber la historia y si no la han leído denle un vistazo a 1 Samuel 17.  David probo que tenía un corazón de un “Guerrero” en ese día tan glorioso. El era un hombre que funcionaba bajo presión. ¿Cómo yo funciono bajo presión? ¿Soy ese guerrero especial que Dios espera de mí?

Un guerrero especial, debe de funcionar apropiadamente cuando se encuentra bajo presión, cuando esta sobre cargado con problemas aun cuando surgen de su propia familia. David lo sabía hacer, lo manejaba todo adecuadamente. ¿Cómo lo hacía?  Se lo llevaba todo a su padre, lo dejaba todo en los pies de su padre, Dios. ¿Y tú? Cuando él se encontraba disgustado, él sacaba todo lo que estaba en su carrazón. ¿Y tú? Cuando estaba en peligro o tenía miedo gritaba fuerte para que Dios lo escuchara. ¿Y tú? Cuando notaba que iba cuesta abajo por pecar a causa de sus debilidades, él ponía sus brazos alrededor de la Roca. ¿Y tú? Le dejaba ver a Dios continuamente que él no era el adecuado para el llamado, que creía que no podía cumplir las órdenes como lo esperaba Dios. Pero confiando de la ayuda de Dios lo hacía. ¿Y tú? Él siempre estaba listo aun cuando lloraba delante de la presencia de Dios. ¿Y tú?

David vino a ser un “hombre del medio”.  El siempre marchaba en pos de victoria porque sabía que Dios estaba con él. Meditemos en lo que dice 1 Samuel 17:46-47; “Jehová te entregará hoy en mi mano, y yo te venceré, y te cortaré la cabeza; y daré hoy los cuerpos de los filisteos a las aves del cielo y a las bestias de la tierra: y sabrá toda la tierra que hay Dios en Israel. Y sabrá toda esta congregación que Jehová no salva con espada y lanza; porque de Jehová es la batalla, y Él os entregará en nuestras manos.” Y este guerrero especial fue por la victoria. ¿Y tú?

Mil años más tarde el Gran Hijo de David se enfrento al campeón de lo malo (Satanás) en el monte llamado Gólgota. Como su padre David antes que Él, Su grito de victoria fue sencillo pero preciso; “¡Consumado es!” (Juan 19:30) Termino toda obra que Su Padre le había encomendado realizar, que era, predicar el Evangelio, obrar milagros y obtener la eterna salvación para Su pueblo, todo estaba hecho, terminado y cumplido.  La deuda por el pecado estaba pagada. Él recibió todo el castigo, dolor y abuso que nos pertenecía. ¿Qué hay de ti? ¿Te consideras un hombre del medio como David o Jesús?

¿Te pones en el medio por todos aquellos que amas o que están bajo tu responsabilidad? El Creador ha puesto un “Guerrero” en cada pecho del hombre, uno que está alerta de todo lo que sucede, vigilante y protector.  Un “Guerrero" es aquel que; protege, defiende, se pone en el medio y vigila. Un “Guerrero” no es aquel que le gusta la guerra como tal, que le gusta ver sangre o destrucción. Un verdadero “Guerrero” es uno que posee morales altos, uno que sujeta principios y valores altos. Que está dispuesto a vivir por esos principios y valores, pararse firme en esos principios y valores, emplear tiempo en ellos y hasta morir por ellos si es necesario.

Si utilizamos el corazón de un “Guerrero” adecuadamente podemos llegar a ser energéticos y sacrificadores como el Señor. Podemos ser y estar; alerta, decisivos, valientes, leales y perseverantes para el bien de todos esos  que están cerca y que amamos. Si peleamos la buena batalla este mundo pasa a ser un mejor sitio para vivir.


Cuatro Pilares del Corazón de un Hombre Parte 16

Un guerrero fuera de balance puede ser desastroso. Puede llegar al punto de que tuerza sus habilidades fuertes para la dirección contraria. Tanto la mujer como los niños deben de ser protegidos de un hombre de este calibre.

Cuando en la familia suceden controversias entre el uno con el otro, especialmente el padre con el hijo(a) o la madre con el hijo(a) es cuando el guerrero no puede perder el balance. Es sumamente importante de tomar en cuenta los factores de la situación; la edad del hijo(a), el motivo de la discusión, el lugar donde está sucediendo la situación, etc.  Recordemos que nada vamos a solucionar si no hay un control. Estos tipos de situaciones te van a dejar ver si existe en ti un balance.

Una cosa que yo personalmente admire de mi padre dentro de su imperfección era que su madre (mi abuela) era santa y que mi madre se merecía lo mejor, no me refiero a lo material si no al cuido de la; salud fisica, mental y emocional. Trataba por todos los medios de establecer una comunicación con ella. Nunca acepto de nadie que le mencionaran a su madre de mala forma o de mala gana. Él cómo guerrero la defendió en dos ocasiones porque se la mencionaron de forma inmerecida antes sus ojos, uno de ellos se llevo 19 cantazos con la hebilla de su cincho y el otro estuvo a punto de ser traspasado con un machete de doble filo. Mi padre en esas dos ocasiones fue un guerrero desbalanceado. Creo que pudo confrontar esas situaciones de una manera más efectiva si hubiese mantenido la calma y el control. Se produce  mejor resultado cuando uno mantiene la calma y el control. Esto es lo que nosotros como “Guerrero” tenemos que proponernos, de siempre buscar  en conseguir o tener el “mejor resultados” de las situaciones cuando se nos presente. Ya sea una situación individual o de familia.  Cuando lidiemos con nuestros hijos acordémonos que nosotros hemos pasado por esa edad. Tratemos de regresar a esa edad para poder entenderlos pero mejor aun para pode aportar lo necesario.

No vamos a lograr nada cuando actuamos a la ligera bajo el calor de la situación y con la sangre ardiente , no vamos a edificar. Por el horror de la decisión lo que vamos a lograr es; sentir que perdemos a lo que más amamos, que hemos perdido el tiempo de lo que hemos sembrado, te vas a sentir que ya no calificas como padre/madre, que el amor desapareció, que tu vida se acabo, que todo se ha ido a la ruina, en fracciones de segundos uno siente que ha destruido el amor y la confianza para siempre. No son buenos los sentimientos que se apoderan de uno cuando perdemos el balance como “Guerrero”.

Si algún día te sucede donde pierdes el balance, la única palabra que debes de usar es “perdón”. Si te ha sucedido y todavía tienes ese cargo de conciencia, pide “perdón”. La palabra “perdón” tiene un poder inmenso, el pedir “perdón” te libera. Te quita carga de encima, vas a poder respirar, te vas a sentir rejuvenecido. Aun Jesucristo nos enseña a que debemos de perdonar, no solo 7 veces sino 70 veces 7 “Mateo 18:15-18”. Conociendo el amor que Cristo tiene por nosotros; ¿cuántas veces nos ha perdonado? Y las que faltan mientras tengamos vida y le confesemos de corazón que hemos caído.

Todo el mundo pierde cuando el “Guerrero” del hombre actúa brutal. No hay mejor solución en el mundo como lo dicta la Biblia, la solución bíblicamente es; Confesión, arrepentimiento, y pedir perdón. Es el camino bíblico. Es una divina jornada. El destino no es de este mundo. Es lo más grande que te puede suceder, reconciliación y restauramiento. Alabado sea el Señor, Gloria a Dios!

El ser “Guerrero” es una escuela en esta vida peregrina, es un proceso. Como padre estamos aprendiendo. Tanto los hijos como los padres pasamos juntos por una escuela. Dejémosles saber a nuestros hijos que somos imperfectos, que estamos juntos en esta jornada de la vida. Ellos necesitan saber que tienen a su lado un “Guerrero” fiel. Un padre debe de confesar sus faltas. Un padre debe de hablar con su familia de corazón a corazón. Un padre pide perdón cuando sabe que cometió una falta. Un “Guerrero” con fortaleza sabe que tipo de “Guerrero” debe de llamar para el rescate y debe de ser lo suficientemente sabio para saber que "pilar" debe de usar ante la situación.

Para saber que “pilar” debemos usar en el momento apropiado con nuestra pequeña civilización (hogar), tú y yo tenemos que estar alerta a las circunstancias y situaciones en todo momento.


 Cuatro Pilares del Corazón de un Hombre Parte 17

La calidad de un “Guerrero” se conoce por lo que presenta diariamente y continuamente en su vida cotidiana. El espíritu de un “Guerrero” debe de ser certero, agresivo y disciplinado para poder injertar lo correcto o lo apropiado cuando la situación lo dictamine. Cuando el “Guerrero” se deja disciplinar de lo alto, de Dios, el “Guerrero” puede actuar con cautela y agresivamente bajo la dirección de Él. El corazón de un “Guerrero” debe de estar ensordado a la visión del Rey. Debe de ser un sueño, pero un sueño estable, justo, ordenado y seguro para que esos que están alrededor de él puedan disfrutar a plenitud, especialmente su pequeña civilización (hogar). El “Guerrero” que pueda utilizar su alto temperamento balanceadamente y en control podría conquistar la paz de su familia.

Un “Guerrero” genuino sabe el significado de lo que es una familia. Reconoce el amor que existe mutuamente. Entiende claramente que la riqueza y la fama no se compara con el amor de la familia. Una característica de un verdadero “Guerrero” es negarse a sí mismo. No debe de tener miedo de morir o de pasar dolor. 

Un “Guerrero” debe de ser un destructor, destructor de todo lo malo, en todas las formas habidas y por haber que se le presenten a él y a su familia; deshonestidad, corrupción, tiranía, injusticia, pornografía, abuso infantil o de niño, opresión, racismo, etc. Pablo entendió esta realidad fundamental. Porque vivimos en este mundo no debemos de actuar como lo hace el mundo. Los armamentos que tenemos no son de este mundo. Por lo contrario son armamentos con poder divino para destruir cosas poderosas. Podemos destruir argumentos que están en contra de la palabra de Dios y tomar cautivo todos los pensamientos para llevarlos a la obediencia de Cristo. (2 Corintios 10:3-5) 

Si, el “Guerrero” es un protector.  El hombre debe de pararse firme y en alto cuando está protegiendo y defendiendo. Hoy en día la familia necesita ayuda espiritualmente, necesita protección. Hay un dicho sabio; “Mantén afuera de tu hijo todo aquello que no permita dejar entrar a Cristo Jesús en su corazón”.

Necesitamos pasión, necesitamos retos y riesgos. Necesitamos ser empujados al límite. Esto nos ayuda a vivir cada momento de la vida. Ya sea por la educación, trabajo, matrimonio, criar a una familia o recreación. La verdad es que no tenemos que ir a una guerra para pelear. La vida está llena de situaciones que se nos dispara como si fuera una bala de un rifle y muchas veces no tenemos tiempo de escaparnos del tiro. Lo que desafortunadamente a muchos los lleva a las drogas, desanimo, distracción de los reporteros, a buscar en llenarnos con algo material, a seguir fracasando mientras pasa el tiempo porque no podemos ver o entender lo que realmente necesitamos para triunfar. Dios ha llamado al hombre para que tome el comando en la vida. A pararse firme y proteger a su esposa, a sus hijos y finalmente a su nación. A ser un “Guerrero”, si un “Guerrero” pero un “Guerrero tierno, amoroso pero sobre todo sabio y para esto lo primero debe de ser es; temerle a Él. ¿Por qué? Porque aquí es que empieza la sabiduría del hombre. (Proverbios 9:10)


 Cuatro Pilares del Corazón de un Hombre Parte 18

"Y esto, conociendo el tiempo, que ya es hora de despertarnos del sueño; porque ahora está más cerca nuestra salvación que cuando creímos. La noche está avanzada, y el día está por llegar; desechemos, pues, las obras de las tinieblas, y vistámonos las armas de luz". Romanos 13:11-12

Tenemos que estar disponible para pelear la batalla por los que amamos; por nuestra esposa, hijos y sus principios, por la iglesia, por la comunidad y aun por nuestra nación. Que cuando las vidas, los principios y la libertad de nuestra pequeña civilización (hogar) y otros indefensos sean atacados, que nosotros respondamos como es debido. Esto y mucho más son los riesgos que un "Guerrero" puede enfrentar a un punto dado en su vida. Tenemos que empezar a mirar más hacia el futuro y no solo a lo que está al frente de nuestras narices. No podemos seguir viviendo solamente por los fines de semanas. Hay que vivir por la familia, valores y principios de ellos. De esta forma la vamos apreciar como algo más significante, la vamos a valorizar como la ve Dios.

Cristiano o no cristiano, los problemas siempre van a ser fundamentales, van a existir, van a tocar tu puerta. La Palabra nos enseña que El SEÑOR prueba al justo y al impío, y su alma aborrece al que ama la violencia. La gran diferencia que se debe de ver en un cristiano de una persona no cristiana es que el cristiano debe de tener la paz de Cristo ante cualquier situación. El cristiano debe de poner a Dios a la cabecera y confiar en Él, pero aún más que todo eso, debe de tener fe de que Dios está en control de la situación y que lo sacara a flote. Un "guerrero" que siempre tenga en su pensamiento de morir dando el todo por defender la palabra de Dios, los estatus de Dios y de obedecer a Dios debe de sentirse orgulloso. Morirá, pero, los que se quedan atrás lo verán como un "Guerrero" legado. Y más importante que eso, Dios lo recompensara a un nivel extremadamente alto, a nivel de salvación; "Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; y el que pierda su vida por causa de mí y del evangelio, éste la salvará" (Marcos 8:35).

Ahora tu y yo como "Guerreros" debemos de estar sincronizados con el "Rey de reyes", a este punto deberíamos de saber lo que Dios espera de nosotros. ¿Qué tan lejos está nuestra generación de esta verdad? ¿Qué tan lejos estamos de la raíz de la verdad, justicia, libertad, trabajo y honor? Teniendo el conocimiento que muchos hombres han fallado y han caído, yo espero que tú y yo podamos alcanzar ser mejor "Guerrero" que esos que han fracasado. Que no nos demos por vencido. Y que ni tampoco estemos o caigamos lejos de la raíz de ese árbol. El "Guerrero" interno de un hombre debe de tener autoridad. Un "Guerrero" sin autoridad es oxímoron, mejor definido, simplemente morón. Un hombre donde su "Guerrero" interno no tenga autoridad es simplemente un renegado. Es simplemente uno que busca refugiarse con los que los están a su alrededor. Es el tipo de hombre que abusa de su esposa y de sus hijos como a otros por su propia conveniencia.

Este tipo de persona que busca para su propia conveniencia está en el mundo en que vivimos, muchos de ellos capacitado por su educación pero sin principios o sin autoridad, ellos viven por vivir pero con una motivación real; "Yo hago lo que sea para conseguir lo que quiero". Ellos mueven cielo y tierra para lograr lo que quieren. Como le he mencionado anteriormente estos son clasificados "impostores guerreros". Pelean, pero solo para su beneficio. Este tipo de persona nunca va aceptar que son impostores, sino más bien lo van a justificar para poder continuar viviendo el estilo de vida que llevan.

Para que un "Guerrero" consiga el puesto de Rey tiene que trabarlo desde abajo. Tiene que servir con sacrificio. Nuestro ejemplo perfecto es Jesucristo. Jesucristo fue un "Guerrero" consumido. Él tuvo una causa de valor, la gloria de Su padre, la redención por la gente, y reclamar el reinado de las manos de Satanás. Jesucristo se ofreció voluntariamente para esa tarea. Él se reportó para esa misión, se puso el uniforme de humano, viajo al planeta tierra al campo de batalla y se enfrentó a las fuerzas de demonios y a su campeón, satanás, al adversario como Pablo lo describe.

Él se despojó así mismo convirtiéndose hombre y tomando la posición de sirviente. Se humillo así mismo por obediencia al punto que lo llevo a la muerte y no a cualquier muerte, sino a una muerte crucificada. Por otro lado Dios lo exalto; "sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y hallado en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre; para que al nombre de Jesús, se doble toda rodilla; de los que están en el cielo, y en la tierra, y debajo de la tierra, y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para la gloria de Dios Padre" (Filipenses2:7-11).

Porque Jesús no fue mercenario ni rebelde sino más bien humilde y sacrificado para la tarea, el Padre lo recompenso con la medalla más alta que se puede dar cuando se va a los campos de guerras. Dios le dio; "un nombre que es sobre todo nombre". Jesús recibió órdenes y las cumplió. Nosotros como "Guerreros" de Dios debemos de aceptar las órdenes explícitas y directas como lo hizo Jesucristo. Debemos de aceptarlas sin titubear, sin quejarnos y sin dudar. Y como todo un buen "Guerrero", tú y yo debemos de chequear esas órdenes generales constantemente.

¿Cuáles son esas órdenes generales dadas por nuestro Padre Celestial?

  • Debemos dedicar tiempo para Él. Para que nuestra íntima relación con Él pueda crecer cada día más y más.

  • Debemos de amar a nuestras esposas a como dé lugar, aun perdiendo sueños que querremos alcanzar en nuestra vida. Cuando un hombre abandona su matrimonio se considera que ha abandonado la misión más crítica que le ha dado Dios. Las consecuencias van a ser degollantes por haberle fallado al Señor de señores.

  • Él nos ha dado la orden de criar a nuestros hijos de cierta manera que sepan escuchar a Dios y de seguirlo.
  •  
  • Él nos ha dado órdenes de estar involucrado con la iglesia, usando nuestros dones y habilidades. De compartir el Evangelio anunciando las buenas nuevas. El compromiso con tu iglesia local es sumamente crítico y vital para tu misión como hombre.

   Cuatro Pilares del Corazón de un Hombre Parte 19 


Saquemos un tiempito corto para evaluarnos como líder o como "Guerrero" antes de partir de este mundo y preguntémonos; ¿podrá alguien decir algo que realmente valga la pena de mi? ¿Podrá alguien verme como un héroe? ¿Estará alguien pensando en darme una decoración por algo que yo he hecho? ¿Dejaremos gratos recuerdos y satisfacción a los de nuestra pequeña civilización (hogar)? 

y la pregunta mas importante de todas; ¿Me recibirá el Señor con gratitud y me felicitara por completar la misión que me ha encomendado? Podrán decir de mi, mi familia y mi Señor; "Yo puedo ver y sentir tu influencia cristiana en las decisiones tomadas las cuales han tocado mi vida y solamente por esa seguridad que me has dejado como ejemplo, hoy puedo decir,  que tu nunca has partido, que estas con nosotros" Y ahora puedo oír que el Señor te dice; "Bienvenido, buen y honesto siervo, entra a gozarte de lo que te he preparado". 

Mejor que eso no se da, no hay ni existe medalla, decoración o citas remotas que se comparen con el amor y el respeto de un hijo o hija que te presenten con unas palabras sensibles como esas .  

Ellos saben que no has partido sino mas bien que tu has sido trasladado a un mejor mundo, al mundo prometido que ha sido creado para ti. Y encima de eso, mientras esperas por los que amas, así también ellos sienten que les ha dejado una herencia, una esperanza y fe. A toda persona le gustaría algún día oír palabras como esas.  

Todo esto es la recompensa que puede haber cuando tu como líder o "Guerrero" haces lo que el Señor te ha encomendado;  

  • Guerrear por tu pequeña civilización (hogar) y no estar ausente cuando te necesitan 
  • Ser líder y no soldado raso
  • Estar enfocado  y no ser perezoso mental 
  • Tener la mente en su sitio, disciplinada y no ser un descuidado 

Porque cuando se hace lo contrario todo el mundo pierde. Pierdes respeto, te sientes aplastado, alguien puede perder la vida, alguien puede nacer por adulterio, el hijo(a) se aparta de ti,  se siente un vació en uno ósea simplemente se fracasa. Nadie gana cuando el "Guerrero" baja la guardia o cuando se hace lo contrario a lo que el Señor espera de uno. 

David pudo haber aprendido de Urías. Urías fue un "Guerrero" fiel y con una mente disciplinada. No se sentía conforme de estar en su casa cuando sus compañeros estaban en batalla. Sin embargo David bajo la guardia y no pudo ver que Urías estaba enfocado en la batalla, que sabia cual era su compromiso, su responsabilidad de pelear por el pueblo. ¿A que nivel me puedo comparar con Urías? (Lea 2 Samuel 11:6-10) Y para sorpresa de David Urías le dijo: " El arca, e Israel y Judá, están debajo de tiendas; y mi señor Joab, y los siervos de mi señor, en el campo; ¿y había yo de entrar en mi casa para comer y beber, y a dormir con mi esposa? Por vida tuya, y por vida de tu alma, que yo no haré tal cosa". (2 Samuel 11:11)  Pelear en una batalla no es un trabajo de 9 de la mañana a 5 de la tarde. El corazón de un "Guerrero" siempre debe de estar listo. El "Guerrero" debe de estar listo cuando las circunstancias cambian, ya sea porque el viento lo ha determinado o porque te están probando. Santiago 1:2-4 nos dice; "Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando cayereis en diversas pruebas; sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. Mas tenga la paciencia su obra perfecta, para que seáis perfectos y cabales, y que nada os falte."  

Tenemos que prepararnos cuando nuestra situación cambia porque no sabemos de donde viene. El Señor en ocasiones nos saca del lugar cómodo que nos encontramos, nos dejar ver si hay alguna idolatría, nos humilla ante otra persona para que nuestro orgullo muera, nos mengua para que Él pueda crecer, nos deja sentir lo que no le agrada, lo inadecuado que estamos haciendo o nos deja ver cuando empezamos a desviarnos de su camino, cuando nos revolcamos con el mundo. Debemos de tener los ojos abiertos, la mente despejada y disciplinada, estar alerta y preparados debido a que no sabemos "¿POR QUE?" nos va llegar tribulación. Es aquí que puedes hacer la diferencia, cuando estas alerta de lo que esta sucediendo alrededor de tus seres queridos, de tu pequeña civilización y de tus compañeros. Utilicemos el ejemplo de Urías, Urías permaneció en alerta. El hombre prefirió no disfrutar de placeres personales por la necesidad y la responsabilidad que había en ese tiempo. 

Compañeros, hermanos, tenemos que estar pendiente, recuerda que el diablo anda suelto: "Sed de espíritu sobrio, estad alerta. Vuestro adversario, el diablo, anda al acecho como león rugiente, buscando a quien devorar" (1 Pedro 5:8).  

Velad, Velad, Velad! 




 Cuatro Pilares del Corazón de un Hombre Parte 20 


Te ha pasado por la mente que ser "Guerrero" no es tarea fácil. Hay que mencionarlo, hay que dejarlo saber, el "Guerrero" en un hombre tiene que estar dispuesto a sacrificarse. Los "Gurreros sufrimos, somos heridos hasta el punto que muchas veces alcanzamos la muerte. ¿De donde sale la idea de que no hay un precio que pagar? 

Desafortunadamente vivimos en una vida que queremos ser independiente, de velar por uno, de preocuparse por mejorar, de que lo de uno es lo que sirve, de que mi concepto es el mejor y de estar interesado en uno mismo y para si mismo. Nos enfocamos en nosotros. Lo más valioso para uno es "decidir para uno". Nosotros pensamos que nuestra mayor inversión tiene que ser en uno mismo. Querremos que todo gire para mi deleite, mi placer, mis metas y mi diversión.  ¿Para qué sirve tu vida si solo te enfocas en ti mismo?, ¿para qué te sirve? 

Jesús le dio a sus discípulos instrucciones claras las cuales nos aplican a nosotros;  "Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame. Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; y el que pierda su vida por causa de mí, la hallará" (Mateo 16:24-25). Jesucristo lo ha hecho bien sencillo y claro. Niégate a ti mismo, pasa mas tiempo con Él, ayuda a otros. No te olvides de las órdenes generales que te ha encomendado.  

El "Guerrero" en un hombre a veces tiene que hacer y decir cosas duras, cosas que no son de agrado a los oídos de otros. Que mejor manera de expresar lo que nuestro corazón siente frente a una audiencia. Un método que podemos usar es hacer una oración como esta;  

{Amantísimo Padre Celestial, Dios nuestro, venimos hoy ante ti para que nos perdones y que nos guie y nos de dirección. Sabemos tus palabras, perdona aquellos que llaman lo malo bueno pero eso es exactamente lo que hemos hecho. Hemos perdido nuestro equilibrio espiritual y hemos invertido nuestros valores. Confesamos que hemos puesto en ridículo la verdad de tu Palabra por el nombre de "Moral Plural". Hemos alabado otros dioses y lo llamamos "Multo-culturismo". Hemos aprobado perversión y lo llamamos "alternativa de un estilo de vida".  Hemos explotado a los pobres y lo llamamos "lotería". Hemos abandonado a los necesitados y lo llamamos "prevención para uno". Hemos recompensado a los vagos y lo llamamos "Ayuda Federal". En el nombre de escoger hemos asesinado a los recién nacidos. En el nombre del derecho a la vida hemos asesinados a los que practican el aborto. Hemos fracasado en disciplinar a nuestros hijos y lo llamamos "Seguridad en si mismo". Nosotros hemos abusado del poder y lo llamamos "Política Correcta". Nosotros hemos escondido las posesiones de nuestros vecinos y la llamamos "Impuestos". Hemos desacreditados el honor y los valores de nuestros ancestros y lo llamamos una "Nueva Generación". Hemos contaminado el aire con profanidad y pornografía y la llamamos "Libertad de Expresión".  Revisa nuestro corazón, Dios. Pruébanos, y enséñanos nuestra debilidad en el día de hoy. Límpianos de todo nuestros pecados y darnos libertad. Guía y bendice a todo hombre y mujer que han sido enviados a este mundo. Darle la sabiduría para que puedan ser líderes con un corazón de "guerrero" y que sus decisiones sean puestas ante tus pies para que se haga Tu voluntad. Esto lo pido en el nombre de tu hijo, del Salvador que vive, Jesucristo, Amen}.  

¿Te atreverías hacer una oración como esa ante una multitud ya sea que te conozcan o que no te conozcan? Tenemos que empezar a orar como le agrada a Dios. No nos podemos ocultar tras la cortina de este mundo y tratar de estar en los dos bandos. Si decimos que somos "Guerreros" es mejor clasificarse frio o caliente pero no tibio. A Dios no le agrada los que actúan tibiamente. Y si no me crees léase Apocalipsis 3:14-16; "Y escribe al ángel de la iglesia de los LAODICENSES: Estas cosas dice el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios: Yo conozco tus obras, que ni eres frío, ni caliente. ¡Quisiera que fueses frío o caliente! Mas porque eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca". Como hombres cristianos tenemos que decir la verdad aun cuando la verdad le hieda a otros. 

¿El "Guerrero" que esta en ti se para siempre firme cuando se necesita estar firme? 

¿Defiendes tú la verdad cuando entablas una conversación personal? ¿Con tus hijos? ¿Con tu vecino o amigo(a)? ¿Con tus compañeros de trabajo? ¿Las personas que están alrededor tuyo saben donde tu estas parado? Por favor no me mal interpreten, no quiero que sean arrogantes o rudos. Pero yo creo que es justo que dejemos ver que uniforme tenemos puesto, especialmente en público. Yo entiendo que es mejor usar el uniforme civil y mantenerse callado y anónimo, pero eso no es lo que tu Comandante te ha encomendado hacer en este mundo. Vela por tu puesto. Y di lo que es correcto en el tiempo justo aunque sea lo que no le agraden.  

Para poder actuar con diligencia bajo la bendición del Señor asociémonos con los personajes de la Biblia. Observemos como Amós actuó cuando el rey Amasias trato de echarlo por profetizar contra el rey Jeroboam.  Amós fue escogido por Jehová para profetizar aun siendo un pobre boyero. Era uno que hablaba la palabra de Dios, les gustara o no. Vamos a imaginarnos cómo fue que reacciono o le contesto a Amasias; ESCUCHAME BIEN LO QUE TE VOY A DECIR TE GUSTE O NO TE GUSTE; "Yo no era profeta, ni hijo de profeta, sino que era boyero, y recogía higos silvestres. Y Jehová me tomó de detrás del ganado, y me dijo Jehová: Ve, y profetiza a mi pueblo Israel." (Amós 7:14-16) 


Amós se dio a entender quien era y que paso a ser, quien lo escogió y cual era el mensaje que tenia para Israel y para el rey sin importarle que fueran sensitivos o frágiles. "Guerrero", este tipo de acción es lo que quiere ver nuestro señor Jesucristo de nosotros en el día, hora y lugar apropiado.


 Cuatro Pilares del Corazón de un Hombre Parte 21 

“Mas la sabiduría que es de lo alto, primeramente es pura, luego pacífica, modesta, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, imparcial y sin hipocresía. Y el fruto de justicia se siembra en paz para aquellos que hacen paz.” (Santiago 3:1-18) 


¿Cual es la manera de estar en pura paz? ¿Y que es un Corazón puro? Tener un Corazón que no sea dividido ni desalineado con Dios. ¿Así es como el Príncipe de Paz va a venir? El va a venir diciendo, “Yo traigo mi espada y vengo en pos de ti, a declararte guerra contra las cosas que tu has permitido apagar a Jehová, tu Dios. Jesucristo no va a venir con música, bombas y platillos. Él va a venir con espada y con llama de fuego. Vas a notar que Él no va a ser paz con las cosas malas que hay en tu corazón, en tu pensamiento, en tu salida y entrada y en tus malos hábitos, sencillamente Él no va hacer paz con nada de eso. No le declares guerra a Dios y actúa sabiamente dejándolo que te gane la guerra, permítele ganar. Deja que elimine tu orgullo, tu idolatría y las preocupaciones de tu alma y de tu espíritu. Y veras como vendrá a ti la calma y la paz, la paz pura. La paz que sobre pasa todas las cosas.  


En muchas ocasiones como “Guerrero” nos olvidamos de permanecer en un balance por la sencilla razón de que no hay paz en nuestro corazón. Cuando perdemos el balance no le damos la oportunidad a la victima de expresarse. Creemos que tenemos todas las respuestas en nuestra caja fuerte o peor aun nos creemos que nuestras respuestas son las mejores y las únicas que valen la pena. Se nos olvida ejercitar la eficiencia de la comunicación. Por ese tipo de acción es cuando damos o tomamos malas decisiones las cuales nos traen grandes consecuencias. 


Un “Guerrero” debe de perfeccionar la comunicación. Para poder lograr perfeccionar la comunicación tenemos que saber cual es el método primordial, escuchar. Cuando escuchamos sin interrupción, tenemos la oportunidad de; clarificar, corroborar, aclarar, llorar, callar, abrazar, reír, compadecerse, aconsejar, meditar, aprender, actuar, analizar, evaluar, opinar, evitar de no pedir perdón mas tarde, etc… Hay ocasiones en la vida de la familia que los hijos están gritando internamente a toda voz; (escúchame por favor, dame una oportunidad de expresarme y dejarte saber porque estoy angustiado, porque estoy rebelde, porque siento que este mundo esta sobre mis hombros, escúchame por favor, escúchame). Sin embargo por no tomarnos el tiempo de escuchar atentamente nos encontramos con hijos rebeldes, tomando malas decisiones a propósito, solo por llamar la atención. Buscando la atención en otros y desafortunadamente muchos terminan en drogas, gangas, prostituyéndose, solo por rebeldía, solo porque decidimos no comunicarnos. 


Esto también puede suceder con cualquier miembro de la familia, la esposa, el esposo, hermanos e inclusive con nuestros hermanos en Cristo, compañeros de trabajo, en fin con cualquiera que este a nuestro alrededor. “Guerrero”, utiliza toda clase de recurso que esta a tu alrededor para tu beneficio cuando te enfrentas a una situación. Pon tu corazón dispuesto aprender de cualquier situación que se te enfrente. Pídele al Altísimo por discernimiento y sabiduría especialmente cuando te trates de comunicar con otros. Trata de preguntarte mientras escuchas atentamente; ¿que desea, oración, consejo o solo que escuche?, ¿que quiere de mi?, ¿que ha visto en mi?, ¿como puedo ayudar?  


El “Guerrero en un hombre debe de demostrar misericordia en su corazón. Un “Guerrero” en un hombre debe de prepararse y mantenerse firme en su puesto, contenderse y sacrificarse. Debe de saber cuando soltar los perros. Hay un tiempo preciso de poner presión en la batalla y hay un tiempo donde uno debe aguantarse, escuchar atentamente para que de esta forma podamos tener éxito. Un ejemplo perfecto es Jesús, durante Su gran batalla, cuando pudo haber llamado legiones de ángeles escogió aguantar su espada. El pudo liquidar a todos los cómplices de su muerte y sin embargo escogió tener misericordia, al punto que oro para que el Padre los perdonara porque no sabían lo que estaban haciendo. La misma misericordia tuvo en el jardín de Getsemaní cuando le restauro la oreja al soldado.  


El “Guerreo” sabio sabe cuando debe de tener misericordia, debe de saber como comunicarse efectivamente, prestando atención, escuchando.  


Las grandes sombras por los pilares de un “Guerrero” eficiente son preciosas cuando son sazonadas y mezcladas con comunicación, fuerzas, valor, sacrificio, misericordia y honestidad. 

 

Cierro con este pensamiento: 

 

“Como “Guerreros” debemos de estar mas satisfechos de ver a 20 hombres perdiendo sus vidas en una batalla que ver a una mujer bañada en lagrimas”

 Cuatro pilares del corazón de un hombre Parte 22 

Muchos de nosotros hemos tenido la dicha de tener a otras personas como mentores. Hemos caminado una vida donde hemos aprovechado lo que otros nos han ensenado con su propia acción o con consejos. Consejos que eventualmente hemos utilizados y los hemos catalogados como consejos sabios por el resultado positivo que ha tenido en nuestra vida.  

Aun en el presente, uno siente una victoria y un regocijo cuando miramos atrás cuando nos acordamos de esos consejos sabios dados por nuestros personajes favoritos; padre, abuelo, maestro, pastor, sargento, comandante, amigo fiel o un anciano.  A veces al acordarnos podemos hasta sentir sus voces, ver sus caras y hasta recordar la circunstancia como fue dado, porque fue dado y para que nos podría servir.  

De la misma manera que esos personajes impactaron nuestra vida de la misma manera nosotros debemos de impactar a los que están a nuestro alrededor, especialmente a nuestra pequeña civilización (hogar). Tenemos que ser mentores, dejar saber que ese pilar de mentor que hay en nosotros esta vivo yactivo. Ninguno de nosotros quiere ver a un ser querido ejecutando malas decisiones especialmente cuando ya nosotros hemos pasado por esa circunstancia. Cuando tu actúas dando un consejo eficaz te calificas como mentor.  

Definir a un mentor es un poco difícil pero lo podemos describir de una manera sencilla, es como si tuvieras un tío que se preocupa por ti, por toda la vida y que quiere ver que tu triunfes en la vida. El no debe de ser tu competencia, el debe de estar presente para apoyarte y no para competir ni para desanimarte. Tampoco para criticarte sino para darte aliento. 

Ser un mentor conlleva tener conocimiento de la vida y saber echar afuera ciertas cosas de la vida, saber aplicar la única regla que existe, "estar presente cuando lo necesiten". Cuando nosotros nos deleitamos de nuestros mentores es porque ellos se beneficiaron de los ancestros, es una cadena, y nuestro deber es de ser ese mentor que Dios espera de nosotros. Veamos Salmos 78:6 "para que lo sepa la generación venidera, y los hijos que nacerán; y los que se levantarán, lo cuenten a sus hijos;" Todos necesitamos un mentor o dos o tres, etc. No existe una cantidad de cuantos mentores podemos tener. Lo mas significante es que la mayoría de las veces nuestros mentores no están relacionado con nuestra propia sangre. Es una persona particular donde crea un vinculo de amistad, de una amistad cercana. 

El mentor de un hombre debería de procurar en enseñar a sus seres mas queridos sin tomar en cuenta la situación. La sabiduría de la mente y del corazón siempre se deben de pasar a otros. De alguna manera se supone que el hombre tenga conocimiento acerca de la vida. Por esta razón es que se afirma de que en cada corazón del hombre existe un mentor. Veamos Proverbios 4:1, 3-4 "Oíd, hijos, la instrucción de un padre, y estad atentos, para que conozcáis cordura. Porque yo fui hijo para mi padre, delicado y único a los ojos de mi madre. Y él me enseñaba, y me decía: Retenga tu corazón mis palabras, guarda mis mandamientos, y vivirás." La función de ser un mentor esta por todas parte en la Escritura. El corazón de un mentor tiene que creer en la disciplina, en enseñar y dirigir, comenzando con su familia. El mentor debe de tener un corazón espiritual, un corazón que sea reconocido y deseado para aprender mas cada día por los que lo admiran.  ¿Por qué es que los miembros de la familia le hacen pregunta al hombre del hogar? Porque se supone que el hombre sepa como las cosas de la vida funcionan y que se debe de hacer. También que sepa lo que viene, y cual va ser el plan de ataque. 

La especialidad de un mentor debe de ser, saber algo que no sepan los demás sin importar cual es su titulo en la vida. Saber cuando sembrar, cuando regar y cuando cosechar. Saber predecir el tiempo de la situación, saber la dinámica de la psicología del ser humano. El mentor debe de saber cuando bendecir efectivamente. Debe de saber cuando las cadenas del enemigo se quieren involucrar en la situación. Debe de ser la persona ideal donde otros le hagan preguntas, le traigan sus problemas incluyendo los problemas de enfermedades del cuerpo y de sus mentes. Debe de ser un profeta en el sentido de que pueda ver mas allá de lo superficial.  

Un mentor; 

Construye hombres que entiendan lo que es la vida y que estos hombres puedan pasar esa enseñanza a otros 

Modela mientras esta atravesando por la vida 

Dirige espontáneamente 

Enseña sistemáticamente 

Un mentor, debe de tener sabiduría; "Porque escudo es la sabiduría, y escudo es el dinero; mas la excelencia del conocimiento, es que la sabiduría da vida a los que la poseen." (Eclesiastés 7:12)

 

Cuatro pilares del corazón de un hombre Parte 23


La peor enseñanza en la vida que se le puede dar a un hijo o una hija es, abandonarlo, sin importarle la edad que tengan ellos. No existe razón justa para justificar o tapar el daño que se le hace a los hijos cuando una decisión de separamiento temporal o de divorcio es ejecutada. A Dios no le agrada para nada este acto de rebeldía, enojo, coraje, inmadurez, debilidad, orgullo, falta de conocimiento, falta de comprensión. falta de no perdonar, egoísta, etc... Definitivamente cuando uno toma dicha decisión eventualmente va apagarlo de una manera u otra. Ya sea en este mundo o cuando se nos llegue la hora de reportarnos ante El juez de paz, nuestro padre Celestial. Allí va ser el crujido de dientes como lo describe el libro de Apocalipsis, especialmente si no hemos aceptado a Jesucristo como nuestro salvador y hemos confesado nuestros pecados. Su palabra dice; "Pues no hay nada oculto que no haya de ser manifiesto, ni secreto que no haya de ser conocido y salga a la luz." (Lucas 8:17) Por otro lado; donde esta en nosotros la parte de ser uno un mentor para nuestros hijos? Ser mentor significa dar buenos ejemplos y el abandonar a un hijo(a) no es un buen ejemplo. Hay un porciento altísimo/grande de que nuestros hijos nos imiten ósea que hagan lo mismo que nosotros en el futuro. Por que? Porque eso fue lo que vio de los padres, esa fue la manera de resolver los problemas, dejar todo a un lado y echar un pie.


Yo, viví una experiencia como esa. Yo me separe de la madre de mi hijo y luego vino el divorcio, yo le abrí el camino a él para que haga lo mismo en el futuro, desafortunadamente mi ejemplo como mentor fue ensenarle el camino erróneo y no el camino correcto, un camino de fe, de esperanza y esperar la mano del Señor. El mensaje transmitido por mi parte fue el equivocado, recibió de mi el siguiente mensaje; huye cuando tengas problemas. Problemas que nosotros, los seres humanos creamos. Voy a tomar esta oportunidad para darte un consejo sabio; "NO HAY PROBLEMA EN ESTE MUNDO CREADO POR EL SER HUMNO QUE NO TENGA SU SOLUCION". Este consejo esta diseñado aun para los que no son cristianos. Si tu eres cristiano te va mejor porque si Dios esta con nosotros, quien en contra de nosotros? No le des mal imagen a tu hijo, no es saludable para él/ella. NO es aceptado por Dios padre y Jesucristo hijo el uno divorciarse. “Serán los dos una sola carne. De manera que ya no son dos, sino uno solo. Pues bien, lo que Dios ha unido, no lo separe el hombre ” (Marcos 10:8-9).


En que quedo ese amor que supuestamente había entre los dos. Que hay del voto que hubo ante el Padre Celestial? Fue un voto condicional o incondicional? Me faltaría papel para escribir cantidades de cosas por el cual yo fracase como mentor a mi hijo cuando estaba en esa etapa de mis problemas. Esto nos sucede a muchos porque estamos falto de conocimiento, especialmente de sabiduría de la palabra de Dios." El corazón del prudente adquiere conocimiento, y el oído del sabio busca el conocimiento." (Proverbios 18:15)


La mayoría de las veces oímos la palabra de Dios pero no la procesamos o mejor dicho no querremos procesarla por lo pesada que es, claro, sabemos que es RESPONSABILIDAD, no la tomamos en serio. Otras veces la leemos y no la querremos similar como es debido porque suena ruda y como que sabe amarga, ni mucho menos la querremos aplicar.


Cuando uno se casa bajo la bendición de Dios es para siempre ósea hasta que la muerte haga la separación como lo explica Mateo 10:8-9. Recordemos que Dios diseñó el matrimonio para una finalidad; comunicar vida y comunicar amor. Las dos finalidades del matrimonio. Dios quiere ver al matrimonio tan y tan unidos al punto que la pareja sean inseparables. Por eso Él nos dice; "Serán los dos una sola carne." "Y dijo: Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su esposa, y los dos serán una sola carne. 6Así que no son ya más dos, sino una sola carne. Por tanto, lo que Dios unió, no lo separe el hombre." (Mateo 19:5-6) A esto debemos agregar que Jesús excluyó la posibilidad de divorcio al decir esto sobre la unión entre esposo y esposa: Uno debe de lograr de alcanzar una belleza que sólo es propia por el largo proceso; los jardines, los árboles, el vino, los diamantes, etc. Es el fruto del cuidado, de las adversidades y de los dolores que a lo largo del tiempo van limando las asperezas y las fragilidades que nos hacen tan susceptibles. El matrimonio debe de ser una aventura, madurar juntos, sostenerse el uno del otro y apoyarse para que cada día los dos puedan lograr ser un don de Dios. Cada día encajar mejor, entenderse más, antes que el otro hable ya saber lo que quiere decir. Debe de ser un placer para ambos el estar juntos, como cuando uno desea ponerse esos zapatos viejos que le quedan a uno súper cómodos.


Ser un mentor es pasarle los secretos saludables de la vida a otra persona. Cuales son mis secretos útiles que le puedo pasar a mi pequeña civilización (familia)? Nadie puede hacer eso por ti. Tu eres el único que tiene ese poder y esa oportunidad. Esta de ti si lo ves factible y si lo ejecuta. Deséalo! Esto es solo una muestra de la responsabilidad e importancia que uno tiene para lograr ser un mentor. Luego nos tenemos que preguntar en que otro lugar yo debería de ser un mentor, en el trabajo, en el colegio, en la escuela, en la iglesia, que te parece si te ayudo a llenar los blancos, vamos a decir que debemos de ser mentores en cualquier sitio, en todo lugar y todo el tiempo. Por que? Primeramente, porque la Palabra me dice que todo lo que haga, lo haga como si fuera para el Señor y no para el hombre; "Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres," (Colosenses 3:23) y segundo porque debemos de amar a nuestros hijos y al prójimo para que ellos puedan tener la oportunidad de superarse y sean mejores que nosotros.


Mientras lee todo esto quizás te preguntaras; ¿Mentor? ¿Quien, yo? Hay tanto hombres como mujeres de solo de mencionar la palabra "mentor" salen corriendo. Se descalifican automáticamente para el titulo. Aun cuando reconocen que califican, se preguntan quien va a desear aprender algo de mi. No dejes que el mundo te desvié de la realidad, todos somos mentores de una forma u otra. De la única forma que no podrás exhibir lo de mentor es si habitas en una isla o lugar totalmente desolado. No confundas lo de mentor con ser inteligente o mejor dicho con saberlo todo. No te trepes al palo o mejor dicho en las nubes. Ninguno de nosotros lo sabemos todo pero cada uno de nosotros sabemos algo y somos buenos en ese algo, ¿entonces que? Utiliza ese regalo que Dios te ha dado con otros, compártelo. Déjale saber al mundo que eres importante, importante ante los ojos de Dios. ¿Por qué? Porque te ha dado algo que otros no lo tiene y si lo tienen no es igual al tuyo o no lo enseñan de la manera que tu lo haces. Eso se llama ser "único". A Dios le agrada lo diferente, un canto nuevo todos los días. Mira a tu alrededor. ¿Somos todos de un mismo color, lenguaje, costumbres? ¿Vestimos todos con el mismo color? ¿Nos reímos o actuamos de la misma forma? Aun teniendo la misma imagen, la imagen de Dios, hombres y mujeres individualmente somos "único" ante la presencia de Dios. Y por ultimo, ¿Acaso tenemos todos el mismo ADN?


¿Que espera? Empieza por tu pequeña civilización (familia), pásale tus secretos de mentor para que ellos lo puedan compartir con otros.

  Cuatro pilares del corazón de un hombre Parte 24


El hombre siempre busca la gloria, honra, fama y que todo el mundo sepa quién es. Las riquezas que logra tener es usando su cerebro y sus manos. Al punto que su riqueza le da poder en su territorio. Pero cuando está cerca de la muerte, todo lo anterior desaparece, mira atrás sus años pasados de lucha y se da de cuenta que nada de lo logrado se puede comparar con la felicidad y el amor de una amistad. (Autor Anónimo)

Como me es justo sentir esto de todos vosotros, por cuanto os tengo en mi corazón; y en mis prisiones, como en la defensa y confirmación del evangelio, todos vosotros sois partícipes de mi gracia. Porque Dios me es testigo de cuánto os amo a todos vosotros entrañablemente en Jesucristo. Y esto pido en oración, que vuestro amor abunde aún más y más en conocimiento y en todo discernimiento; Filipenses 1:7-9

Todos hemos pasados por momentos gloriosos, momentos donde hemos experimentado lo máximo por decirlo así. Momentos deliciosos o ricos, momentos profundos en nuestra vida personal, emocionalmente potentes, momentos que se sienten que no le pertenecen a nuestra alma.

Muchos de estos momentos se toman solo un instante en notarlo o sentirlo. Realmente es una belleza cuando lo reconocemos. Son cortos instantes del tiempo que Dios nos ha regalado. Es como si fuera una fotografía instantánea de la vida de uno, demandando a ser saboreada. Un instante puede ser un segundo o un minuto que se rehúsa a morir. Luego de ese o esos segundos instantáneos realizamos que fue un momento donde pudimos ver la belleza alrededor nuestro. Simplemente el saber que tenemos un hogar, es un momento que nos da paz. Reconocer la salud y compararla con la de otro, es un momento que te trae fuerzas para continuar y ver la perspectiva de lo oscuro de la vida.

A todo esto hay que añadirle el momento de una boda, cuando los ojos de todos los invitados se unen, cuando la música entra en acción, cuando sentimos que el tiempo como que hace una pausa y le vienen a uno memorias agradables, cuando sentimos que el espíritu de uno se consuela y todo el mundo se da de cuenta. Todo esto sucede por una sola razón. ¿Por qué sucede esto? Porque existe conexión.

¿Qué me dices en los momentos de la celebración de un cumpleaño de un niño? No hay palabras, solamente caras unidas emocionalmente, a eso se le llama, conexión.

Caminado de la mano con tu pareja en un atardecer, solos, los dos, luego de muchos años de compañía. Donde uno o el otro saque de su corazón y diga; “Te amo”, eso es un momento y se llama conexión.

El momento en que todos luchan por un campeonato. El lograr el trofeo como equipo, juntos, eso se llama conexión.

En un funeral donde callo un gigante porque era una persona que estaba dispuesto a todo, su historia de su vida fue noble. El momento de agradecimiento de su familia con todos los que estan presente, eso se llama conexión.

Una reunión familiar, donde todos pueden disfrutar juntos una cena, donde el abuelo o la abuela abre el acto con una oración y donde la nieta o el nito más pequeño diga “Amen”, ese momento es inigualable y se llama conexión.

Te has podido dar cuenta de lo esencial de esos momentos instantáneos, el hombre (termino general). Si, el hombre usándolo como termino general es el ingrediente esencial y principal para que esos momentos puedan existir. Las personas hacen posible crear lo que se llama "unidad". Las personas unidas traen conexión, ya sea por una boda, un cumpleaño, un funeral, etc. La conexión puede existir cuando existen dos personas. ¿Por qué? Porque Dios nos creó para que nos conectemos unos con los otros. En tu pecho existe los siguientes pilares;

Un Rey...........que provee

Un Guerrero....que protege

Un Mentor.......que enseña

 y que no se te olvide, Un Amigo........que conecta

Pero por alguna razón a nosotros se nos hace difícil el aceptar el último pilar (el pilar de la amistad). La mayoría de nosotros podemos lidiar con la responsabilidad de ser un “Rey” o de ser un “Guerrero”. Quizás se nos haga casi imposible desempeñar el papel de ser un “Mentor” pero por decirlo así, eso también está dentro de nuestro ser. Se espera que el hombre sepa como las cosas funcionan y eso representa poder y autoridad. Pero, ¿qué nos sucede con la cuestión de la amistad? Lo que sucede con nosotros los hombres es que nos aguantamos, hacemos una pausa, ponemos una muralla cuando llega el tiempo de ofrecer la amistad. ¿Nos aguantamos porque el pilar de la amistad viene con un paquete que incluye emociones? ¿Por qué la conexión personal tiene una mediada de vulnerabilidad? ¿Por qué somos sensitivos a resistir? ¿Por qué no nos gusta que nos toquen nuestras emociones y mucho menos que tengamos que compartir esas emociones con otros?

Todas esas preguntas son tendencias de tragarnos las cosas y de tratar de ser autosuficiente. A eso se le llama “enfermedad” y es una enfermedad que mata. Esto es tan común y destructivo en el hombre que se puede comparar con un cáncer en la próstata. La separación, el estar aislado, son un veneno. El hombre no fue creado para estar solo. Génesis 2:18 nos dice; “Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él.” El contexto de este pasaje es el matrimonio pero yo puedo observar y entender que; juntos es mejor. Tú y yo fuimos hechos para ser amigos y para un amigo. 

Hay dos versiones de extrema calidad que identifica el significado de una amistad. Una se encuentra en el Viejo Testamento cuando Dios padre le ofrece la ayuda por primera vez al pueblo de Israel que estaba en desesperación y la otra es en el Nuevo Testamento cuando Jesús comisiona a sus discípulos. Cuando Dios oye el clamor de su pueblo y decide tomar acción por ellos, la Biblia describe este gesto como amistad. En Éxodo 3:8-12 nos dice; “y he descendido para librarlos de mano de los egipcios, y sacarlos de aquella tierra a una tierra buena y ancha, a tierra que fluye leche y miel, a los lugares del cananeo, del heteo, del amorreo, del ferezeo, del heveo, y del jebuseo. El clamor, pues, de los hijos de Israel ha venido delante de mí, y también he visto la opresión con que los egipcios los oprimen. Ven, por tanto, ahora, y te enviaré a Faraón, para que saques de Egipto a mi pueblo, los hijos de Israel. Entonces Moisés respondió a Dios: ¿Quién soy yo, para que vaya a Faraón, y saque de Egipto a los hijos de Israel? Y Él le respondió: Ve, porque yo seré contigo; y esto te será por señal de que yo te he enviado: luego que hubieres sacado este pueblo de Egipto, serviréis a Dios sobre este monte.” Las frases marcadas en rojo nos señala o nos deja ver que ellos, el pueblo de Israel tenían un amigo, Dios.

Por otro lado en el Nuevo Testamento vemos a Jesús en Mateo 28:20 que les dice a sus discípulos en un vocabulario de amistad; “enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.” Ambas versiones, en el Viejo Testamento Y Nuevo Testamento son palabras de conexión, palabras de amor, de compromiso y de promesa. Son palabras que hace desaparecer todo temor. Palabras que llenan el corazón y lo llena de valor. Son palabras de Dios para ti y para mí.

Una vez más, con todo esto que está ocurriendo en este mundo con la política y economía el autor del libro de hebreos deja una nota para todos aquellos que planean tirar la toalla ósea la fe. “Sean vuestras costumbres sin avaricia; contentos con lo que tenéis; porque Él dijo: No te dejaré ni te desampararé.De manera que podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador; y: No temeré lo que me pueda hacer el hombre.” Hebreos 13:5-6

En Su corazón, en lo más profundo de Su ser, en Su eterna esencia, nuestro Dios es un AMIGO. Eso también es lo que espera de ti y de mí. Él nos hizo a Su imagen, para que nos conectemos, para ser amigos.

 Cuatro pilares del corazón de un hombre Parte 25

Y ahora, así dice Jehová Creador tuyo, oh Jacob, y Formador tuyo, oh Israel: No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú. Cuando pasares por las aguas, yo seré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pasares por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti. Porque yo soy Jehová tu Dios, el Santo de Israel, tu Salvador: A Egipto he dado por tu rescate, a Etiopía y a Seba por ti. (Isaías 43:1-3)

Continuando con el tema de la amistad, cada uno de nosotros deseamos conocer a una persona en esta vida que nos sea fiel, una persona que no esté interesado(a) en lo que tenemos o por la posición que tenemos en la vida secular sino más bien una persona que esté dispuesta a escucharnos, que sepa cuando hablar y cuando callar, que sepa cuando abrazar, que llore con nosotros, una persona que nos respete, que nos valoricen por lo que somos, una persona que no nos juzgué por nuestras malas decisiones, una persona incondicional, una persona que se preste a ser un verdadero amigo(a). Por alguna razón no todos nosotros logramos conseguir una persona de tal calibre. ¿Por qué? Hay varias razones, empecemos por nosotros mismos. “¡Hipócrita! Saca primero la viga de tu ojo, y entonces verás con claridad para sacar la mota del ojo de tu hermano.” (Mateo 7:5). Para que uno pueda lograr una amistad de tal calibre hay que empezar por uno mismo. Tenemos que pararnos ante un espejo y juzgarnos justamente; ¿Quién soy? ¿Qué quiero? ¿Soy real o soy plástico? ¿Que necesito cambiar en mí? ¿Qué cosa(s) al Señor no le agrada de mí? ¿Cómo valorizo a otros? Estas y muchas preguntas más nos debemos hacer para que nos ayude a ser primero un amigo(a) de alguien y esperar lo mismo de regreso. Debemos de ser el ejemplo para que las personas puedan ver lo hay en nosotros. De esta forma le estamos brindando una invitación para la amistad. Todos nosotros necesitamos a un amigo(a) de buena calidad. 

A una buena amistad se le puede dar el título de “Amigo(a) Único(a)”. Sin embargo, a esa persona que tanto anhelas, tú la tienes cerca de ti. Lo que sucede es que nos desenfocamos de la verdad y la realidad. Tratamos de buscar donde no se encuentra o donde no se puede. En lo celestial Dios es nuestro amigo PERFECTO. Dios siempre está ahí, a tu lado, Él es el único que tiene todas esas características, como nos los describe el rey David; “¿Quién como Jehová nuestro Dios, que mora en las alturas, que se humilla a mirar lo que hay en el cielo y en la tierra? Él levanta del polvo al pobre, y al menesteroso, alza del muladar, para hacerlos sentar con los príncipes, con los príncipes de su pueblo” (Salmos 113:5-8). 

¿No son estas buenas noticias? ¡Verdad que sí! El penetra hasta lo más profundo de nuestro ser sin importarle si estamos llenos de lodo o si estamos en el fondo de un canasto de basura. Él es capaz de levantarnos, una y otra vez. Él le ha dicho a todos sus escogidos que se encuentran en confusión, en desánimos, con depresión, solos, abatidos en los días de amargura, de batallas o de desesperación, Yo soy tu Dios. Meditemos lo que nos dice  Éxodos 6:6: “Por tanto, di a los hijos de Israel: ``Yo soy el SEÑOR, y os sacaré de debajo de las cargas de los egipcios, y os libraré de su esclavitud, y os redimiré con brazo extendido y con juicios grandes.”

Aun al día de hoy esa promesa está vigente para nosotros, Él está con nosotros. Meditemos en  Mateo 28:20: “enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.” Una amistad se realiza cuando uno da el primer paso, cuando uno se autoevalúa, cuando uno reconoce que hay que respetar a los demás, ser humilde, honesto y sincero. Tenemos que empezar con Dios. Dios desea inmensamente que nosotros busquemos tener una relación íntima con Él.  ¿Puedes creer eso? Tú quizás piensas que por el modo que te has comportado o te comportas que nadie quiere ser tú amigo(a) pero estas equivocado(a), Dios está deseoso por estar involucrado en tu vida. Te toca a ti dar el primer paso. La verdad es que tanto tú como yo necesitamos de Su gracia continuamente (24 horas, 7 días de la semana y los 365 días y medio) por solo nosotros pecar en nuestra vida cotidiana. Él nos sigue persiguiendo. Él es un amigo lleno de gracia y verdad.

 Presta atención, te hablo con el corazón, si tú no tienes esa amistad en tu vida, sea por la razón que sea, no te desanime. Confía en Dios, aun si no eres cristiano. Date la oportunidad de empezar una vida nueva. Él Señor te ama tal como estas. Él es “AMOR”. Tanto tu como yo nos merecemos vivir una vida a plenitud bajo las alas de Dios padre y de Su hijo amado “Jesucristo”. Paremos de mentirnos, diciendo que somos felices cuando aún sabemos que en nuestro interior hay llagas, amarguras, murallas y cadenas. No sigamos pensando en la filosofía de que el dinero lo es todo o más bien la felicidad. Sabemos que hay un vacío bien adentro de nuestro ser, también sabemos que solo Dios puede llenar ese espacio vacío. Ese espacio vacío que existe en tu corazón está reservado para Cristo y solamente para Cristo. Nadie más puede estacionarse en ese espacio aún cuando la muerte te separe totalmente de Él. Para que tu corazón pueda conseguir una amistad de alto calibre tienes que primero ser amigo de Jesucristo. Por medio de Él lograras conseguir y disfrutar de esa amistad que tanto deseas en tu corazón.

Desafortunadamente el nosotros seguir con la terquedad y necedad en esta vida pasajera nos va a llevar a la pérdida de perder Sus promesas:

Promesa Numero 1: Tú vas a tener problemas en este mudo.

Y te preguntaras: ¿Qué hay de bueno con esta promesa? La verdad. No te está mintiendo. No necesitamos una amistad que nos mienta sino a uno que te diga la verdad aunque nos duela. La persona que nos diga la verdad es un(a) verdadero(a) amigo(a). Definitivamente no necesitamos a un “¡Hipócrita!”. Estos se consiguen al doblar la esquina. Cuando los tiempos de tribulaciones llegan a nosotros, Él, es el mejor refugio que podemos tener. “En tiempos amargos necesitamos un Salvador” y esto nos lleva a la segunda promesa que Él nos ha dado.

Promesa numero 2: Yo estoy contigo. Esto no significa que te va a quitar el dolor sino que te va a consolar, significa que va a estar junto a ti pasando el dolor. Tenemos que aprender a pasar por dolor para poder sentir Su placer. Yo estuve en cama por un largo tiempo y el dolor era tan grande que no existía medida para describirlo. Lo único que le pedí al Señor fue; permiteme que yo sea el que tenga el control del dolor, no permitas que el dolor sea el que me descontrole. Alabado sea el Señor que así lo dispuso, Amen!

Promesa numero 3: ¡Sígueme! Seguir los pasos de Cristo Jesús es la mejor inversión que el ser humano puede hacer en esta vida. Sencillamente nos pide que confiemos andar junto a Él. Nos deja ver que la gloria espera por nosotros. Nos deja saber que  no nos va abandonar, especialmente cuando estamos pasando por dolores, tribulación y pruebas. Nos estimula a que perseveremos para lograr conseguir la corona de la vida eterna. “No que lo haya ya alcanzado, ni que ya sea perfecto, mas prosigo para ver si alcanzo aquello para lo cual también fui alcanzado por Cristo Jesús. Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está adelante, prosigo al blanco, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.”  (Filipenses 3:12-14)

En conclusión, si deseamos tener una amistad que llene nuestros requisitos entonces tenemos nosotros que empezar por cumplir dichos requisitos. Si vemos que Jesucristo es el amigo perfecto entonces tenemos que confiar en El, aceptar Sus condiciones y hacer por hecho Sus promesas.

Y para terminar de describir la amistad perfecta de Jesucristo en 2 de Timoteo Pablo nos recuerda que “Si fuéremos infieles, Él permanece fiel; Él no puede negarse a sí mismo.”


He cerrado con el tema de la “Amistad” en la jornada de las “Cuatro pilares del corazón de un hombre”. Hemos hablado de; ¿Qué clase de hombre construye o levanta una civilización grande o pequeña que sea mejor que la de uno? De: ¿Qué clase de hombre tiene hombros grandes y construye sobre ellos?

Hemos hablado de los cuatro pilares de un hombre;

Un hombre con visión y carácter….Un Rey
Un hombre con fuerzas y poder….Un Guerrero
Un hombre con fe y sabiduría….Un Mentor
Un hombre con corazón y amor….Un Amigo

En lo personal creo que el pilar o columna más difícil de lograr la perfección, es el pilar de la “Amistad”. Sin embargo este es el pilar que Dios quiere que nosotros lo perfeccionemos debido a que esta relaccionado con el segundo mandamiento. El segundo mandamiento nos dice; “Y el segundo es semejante a éste: “AMARAS A TU PROJIMO COMO A TI MISMO” (Mateo 22:39) donde claramente especifica que es semejante al primer mandamiento; “AMARAS AL SEÑOR TU DIOS CON TODO TU CORAZON, Y CON TODA TU ALMA, Y CON TODA TU MENTE.” (Mateo 22:37-38) el cual es el grande y el primer mandamiento. En conclusión, todo gira alrededor del amor. Si amamos, logramos conseguir la amistad que deseamos y a la misma vez seremos la amistad que otro desea.

Podrás ahora contestarte honradamente las siguientes preguntas;

¿Seré yo diferente? ¿Qué clase de hombre soy? ¿Qué clase de mujer soy? ¿Qué clase de familia estamos levantando? ¿Algún día, vera alguien el remanente de nuestra pequeña civilización? ¿Qué verán ellos? ¿Qué clase de heredad dejaremos? ¿Qué diferencia hace que nosotros hayamos vivido?


Meditemos en los "Cuatro Pilares Del Corazón De Un Hombre


  • Un hombre con visión y carácter….Un Rey...y un REY...PROVEE 
  • Un hombre con fuerzas y poder….Un Guerrero...y un GUERRERO...PROTEGE 
  • Un hombre con fe y sabiduría….Un Mentor...y un MENTOR...ENSEÑA
  • Un hombre con corazón y amor….Un Amigo...y un AMIGO se CONECTA 

 

Preguntas Claves: 


  • ¿Seré yo diferente?
  • ¿Qué clase de hombre soy?
  • ¿Qué clase de mujer soy?
  • ¿Qué clase de familia estamos levantando?
  • ¿Algún díavera alguien el remanente de nuestra pequeña civilización?
  • ¿Qué verán ellos?
  • ¿Qué clase de heredad dejaremos
  • ¿Qué diferencia hace que nosotros hayamos vivido?