Como limpiamos nuestra alma


Como limpiar nuestra alma..... Parte 1

Con este estudio vamos a poder meditar en nuestro diario vivir. Muchas veces nuestro propio hablar, nuestro propio pensamiento, nuestra propia familia y nuestras amistades de confianza nos hacen caer de una forma que no nos damos cuenta y cuando a veces nos damos cuenta ya es muy tarde para hacer retornar lo que hemos hablado o lo que hemos hecho.

Nuestros pensamientos son muy importantes. El pensamiento realmente cuenta porque lo que uno piensa determina lo que somos. Desgraciadamente, la mayoría de nosotros tendemos a estar más cautivos por nuestros pensamientos tóxicos que estar enfocado en la verdad de Dios. Esta semana leeremos la Palabra de Dios sobre el peligro de los pensamientos tóxicos y como podemos cambiarlos con la verdad de Dios.

No te dejo sin antes preguntarte; ¿Cómo han afectado de manera negativa tus pensamientos tóxicos a tu vida y a tus relaciones? Solo tú puedes contestar.

LEA: Proverbios 4:1-27

1 Oíd, hijos, la instrucción de un padre, y estad atentos, para que conozcáis cordura.
2 Porque os doy buena enseñanza; no desamparéis mi ley.
3 Porque yo fui hijo para mi padre, delicado y único a los ojos de mi madre.
4 Y él me enseñaba, y me decía: Retenga tu corazón mis palabras, guarda mis mandamientos, y vivirás.
5 Adquiere sabiduría, adquiere inteligencia; no te olvides ni te apartes de las palabras de mi boca:
6 No la dejes, y ella te guardará; ámala, y ella te conservará.
7 Sabiduría ante todo; adquiere sabiduría; y con toda tu posesión adquiere inteligencia.
8 Engrandécela, y ella te engrandecerá; ella te honrará, cuando tú la hubieres abrazado.
9 Adorno de gracia dará a tu cabeza; corona de hermosura te entregará.
10 Oye, hijo mío, y recibe mis razones, y se te multiplicarán años de vida.
11 Por el camino de la sabiduría te he encaminado, y por veredas derechas te he hecho andar.
12 Cuando anduvieres no se estrecharán tus pasos; y si corrieres, no tropezarás.
13 Retén la instrucción, no la dejes; guárdala, porque ella es tu vida.
14 No entres en la senda de los impíos, ni vayas por el camino de los malos.
15 Déjala, no pases por ella; apártate de ella, sigue adelante.
16 Porque no duermen ellos, si no han hecho mal, y pierden su sueño, si no han hecho caer a alguno.
17 Porque comen pan de maldad, y beben vino de violencia.
18 Mas la senda de los justos es como la luz de la aurora, que va en aumento hasta que el día es perfecto.
19 El camino de los impíos es como la oscuridad; no saben en qué tropiezan.
20 Hijo mío, está atento a mis palabras; inclina tu oído a mis razones.
21 No se aparten de tus ojos; guárdalas en medio de tu corazón.
22 Porque son vida a los que las hallan, y medicina a todo su cuerpo.
23 Sobre toda cosa guardada guarda tu corazón; porque de él mana la vida.
24 Aparta de ti la perversidad de la boca, y aleja de ti los labios inicuos.
25 Tus ojos miren lo recto, y tus párpados vean derecho delante de ti.
26 Examina la senda de tus pies, y todos tus caminos sean ordenados.
27 No te apartes a derecha, ni a izquierda; aparta tu pie del mal.

Como limpiar nuestra alma..... Parte 2

En esta parte dos del estudio semanal vamos a continuar analizando como los pensamientos tóxicos nos desenfocan de la verdad y sobre todo de la parte espiritual, la cual es la parte que a Dios le interesa y desea que nosotros nos enfoquemos cada día más y más. 

Para luchar contra los pensamientos tóxicos, debemos primeramente identificarlos y luego expulsarlos. Meditemos en el capítulo 10 de 2 de Corintios. En este capítulo nos cuenta que la batalla contra los pensamientos tóxicos no es una batalla física, sino más bien una batalla espiritual que requiere la ayuda de Dios, nos deja ver claramente que no podemos lograr una victoria por nuestra propia cuenta, sino que necesitamos poner a Dios como cabecera.

Te pregunto: ¿Cuáles han sido las causas en tu vida por tus pensamientos tóxicos? 

Solo usted conoce la respuesta, piense. De usted no saber la respuesta entonces pídale a Dios que le ayude a ver que pensamientos tóxicos le han afectado y también por los que le están afectando en estos momentos.


LEA: 2 Corintios 10:1-6 “Y yo, Pablo mismo, os ruego por la mansedumbre y bondad de Cristo; yo que estando presente soy humilde entre vosotros, mas ausente soy osado para con vosotros; ruego, pues, que cuando estuviere presente, no tenga que ser atrevido con la confianza con que pienso ser osado contra algunos, que nos tienen como si anduviésemos según la carne.  Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas; derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y trayendo cautivo todo pensamiento a la obediencia de Cristo; y estando prestos para castigar toda desobediencia, cuando vuestra obediencia fuere perfecta.”

Pablo nos ayuda a que veamos que hay un mal en nosotros y que lo cargamos para todos lados ósea que está en nosotros todo el tiempo. ¿Cuál es ese mal? Ese mal que hay en nosotros es nada más y nada menos que la carne. Y a la misma vez Pablo nos deja ver que, el caminar con la carne no nos da permiso para ser carnales, más bien nos recuerda que tenemos y que debemos dominarla. Nos deja ver algo muy importante, como es que estamos armados y quien está con nosotros para que de esta manera podamos vencer los argumentos, la altivez y estar dispuestos a castigar la desobediencia cuando estemos dispuesto a ser obedientes, asi de simple no los deja saber. 

LEA: Efesios 6:10-20 “Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fortaleza. Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo; porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este mundo, contra malicias espirituales en las alturas. Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos de verdad, y vestidos de la coraza de justicia; y calzados vuestros pies con el apresto del evangelio de paz. Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno; y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios; orando en todo tiempo, con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos; y por mí, para que al abrir mi boca me sea dada palabra para dar a conocer con denuedo el misterio del evangelio; por el cual soy embajador en cadenas; para que en ellas hable osadamente, como debo hablar.”

En este capítulo 6 de Efesios nos da las instrucciones de; que debemos de hacer, como lo debemos hacer, porque lo debemos hacer y para que lo debemos hacer. 

Te pregunto: ¿Sera esto lo que le agrada a Dios?


Como limpiar nuestra alma..... Parte 3

Continuando con el estudio “Alma Limpia” …….

Para luchar contra los pensamientos tóxicos, debemos de identificarlos como también debemos de expulsarlos. El capítulo 10 de 2 de Corintios nos deja ver que hay una batalla. Y que esta batalla afecta nuestros pensamientos. Nos exhorta que demos de llevar esos pensamientos al cautivo, a la obediencia de Cristo. La buena noticia es que tenemos la potestad de entregarle a Dios todo pensamiento que no viene de Dios. El trabajo o responsabilidad de nosotros es; identificar y expulsar todo pensamiento que no viene de Dios.

LEA: 2 Corintios 10:1-6 “Y yo, Pablo mismo, os ruego por la mansedumbre y bondad de Cristo; yo que estando presente soy humilde entre vosotros, mas ausente soy osado para con vosotros; ruego, pues, que cuando estuviere presente, no tenga que ser atrevido con la confianza con que pienso ser osado contra algunos, que nos tienen como si anduviésemos según la carne.  Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas; derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y trayendo cautivo todo pensamiento a la obediencia de Cristo; y estando prestos para castigar toda desobediencia, cuando vuestra obediencia fuere perfecta.”

No es una batalla física, sino más bien una batalla espiritual que requiere la ayuda de Dios.

Preguntémonos; ¿Cuáles son las causas de los pensamientos tóxicos en mi vida?

LEA: Efesios 6:10-20 “Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fortaleza. Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo; porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este mundo, contra malicias espirituales en las alturas. Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos de verdad, y vestidos de la coraza de justicia; y calzados vuestros pies con el apresto del evangelio de paz. Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno; y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios; orando en todo tiempo, con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos; y por mí, para que al abrir mi boca me sea dada palabra para dar a conocer con denuedo el misterio del evangelio; por el cual soy embajador en cadenas; para que en ellas hable osadamente, como debo hablar.”


Como limpiar nuestra alma..... Parte 4

Existen categorías comunes de pensamientos tóxicos. Estos son; negativos, miedosos, de menosprecio y de crítica. Posiblemente estés luchando con una o varias de estas categorías. Lo peor que uno puede hacer es, dejarse controlar por cualquier pensamiento toxico que están bajo una de estas categorías. No permitamos que estos pensamientos tóxicos se agarren de uno y que mucho menos nos consuman. 

Cuanto más profundo permitas que las raíces de estos pensamientos tóxicos penetren en ti, más difícil serán para sacarlos de encima. Nuestro deber es; Identificar esos pensamientos y luego recházalos.

Preguntémonos; ¿Qué tipo de pensamiento toxico experimento con mayor frecuencia? Examínate, escribe y medita en el daño que estos pensamientos tóxicos han hecho, hacen o pueden hacer en tu vida.

LEA Jeremías 12:1-4 “Justo eres tú, oh Jehová, cuando yo contigo disputo; sin embargo hablaré contigo de tus juicios. ¿Por qué es prosperado el camino de los impíos, y tienen bien todos los que se portan deslealmente? Los plantaste, y echaron raíces; progresaron, e hicieron fruto; cercano estás tú en sus bocas, mas lejos de sus riñones. Pero tú, oh Jehová, me conoces; me has visto y has probado mi corazón para contigo; arráncalos como a ovejas para el matadero, y señálalos para el día de la matanza. ¿Hasta cuándo estará de luto la tierra, y marchita la hierba de todo el campo? Por la maldad de los que en ella moran, faltaron los ganados y las aves; porque dijeron: Él no verá nuestro fin.”

Aquí nos deja ver que hay una preocupación cuando pregunta lo siguiente; ¿Por qué es prosperado el camino de los impíos, y tienen bien todos los que se portan deslealmente?

El mundo desea que nosotros veamos y aceptemos que para triunfar no necesitamos de Dios, que la fórmula de alcanzar las metas, es la meta del mundo a como  lugar sin embargo si leemos un poco más adelante de los versículos arriba mencionados, vemos que cuando el impío prospera bajo sus pensamientos tóxicos no significa que están bendecidos por Dios y ni mucho menos cerca de Dios. Al contrario, hace una comparación cuando indica que están bien lejos. Nos da el ejemplo de un miembro importantísimo que tiene nuestros cuerpos, “los riñones” (literalmente hace la comparación de este miembro con Jesús). Sabemos científicamente que cuando nuestros riñones fallan nuestros días están contados, entonces cuando vivimos con pensamientos tóxicos continuamos viviendo en desobediencia y le seguimos fallando a Jesús lo cual nos hace alejar de Su presencia. Cuando Jesús ve que le seguimos fallando constantemente entonces le damos toda la autoridad para que use Su propia Palabra; “Un árbol bueno no puede producir frutos malos, ni un árbol malo producir frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado al fuego. Así que, por sus frutos los conoceréis.” Mateo 7:19-20

Pongamos de nuestra parte y no permitamos que los pensamientos tóxicos que están a las puertas los veinte y cuatro horas del día los siete días de la semana se apoderen de nosotros.

Como limpiar nuestra alma..... Parte 5

La batalla constante y más difícil que tanto tienes tú como yo en nuestro diario vivir es, como reemplazar nuestros pensamientos tóxicos con la verdad de Dios. El mejor método y lugar para ganar la batalla y encontrar la verdad de Dios es, en Su Palabra.

Preguntémonos: ¿Por qué es más fácil tener pensamientos tóxicos que enfocar nuestra mente en la verdad?

LEA: Filipenses 4:6-9 “Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y súplica, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestras mentes en Cristo Jesús. Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre, si hay virtud alguna, si alguna alabanza, en esto pensad. Lo que aprendisteis y recibisteis y oísteis y visteis en mí, esto haced; y el Dios de paz será con vosotros.”

Aquí podemos entender primeramente que no debemos de afanarnos. ¿Por qué? Porque el afán puede traer acciones no favorables, donde nos puede llevar a pensamientos tóxicos. Luego se nos aconseja que no importa en la situación que estemos, que le demos gracias a Dios. ¿Por qué? Porque Dios nos dará Su paz, la paz que sobre pasa todo entendimiento. Los pensamientos tóxicos no van a atacarnos cuando Dios deposita Su paz en nosotros. Luego nos da la verdad de Dios, para que podamos vencer la batalla en contra de los pensamientos tóxicos. Nos aconseja que pensemos en; todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre, si hay virtud alguna, si alguna alabanza en esto pensad.

En resumidas cuentas, Pablo nos aconseja que tratemos de concentrarnos en todo lo bueno todo el tiempo. Nos deja ver que no es cosa de un momento, sino que es una batalla constante pero que tenemos la solución en nosotros, simplemente pensar en lo bueno.